domingo, 24 de mayo de 2015

La última partida o Los inicios de la Campaña de Bélgica de 1815 (y II).

Las disposiciones para aliviar a las tropas de una marcha fatigosa, evitando el cruce de columnas una delante de las demás, y para la comunicación entre cada columna, fueron admirables. Las carretas de suministros y vagones de municiones, excepto los de aquellas unidades que los requerirían para un uso inmediato, marchaban a una distancia de 9 millas (unos 15 km) por detrás del ejército.
Se desplegó una pantalla de scouts (exploradores) para obtener cualquier información de la posición del enemigo para informar directamente al Emperador. Todo fue llevado a cabo para asegurar una rápida marcha de un ejército concentrado en el punto donde se esperaba trabar encuentro con los prusianos.
Pero tres de los comandantes fallaron en llevar a término sus instrucciones: D'Erlon salió de su campo 1,5 horas más tarde de lo previsto, Vandamme no se enteró de la marcha hasta que el Cuerpo de Lobau se colocó detrás del suyo y Gérard, que tenía que marchar a las 3 no llegó hasta Florennes hasta las 7 de la mañana. Consecuentemente, dichos retrasos afectaron los siguientes movimientos de las columnas durante el día 15.


La columna izquierda (D'Erlon y Reille): por Thuin y Marchenne, la columna central (Vandamme, Lobau, Guardia Imperial y Reserva Caballería): Ham-sur-Heure, Jamioux y Marcinelle y la columna derecha (Gérard): Florennes y Gerpinnes. 
En el flanco izquierdo francés los prusianos ubicados en Maladrie, después de mantener una tenaz resistencia fueron finalmente derrotados, pero se retiraron en buen orden hacia Thuin. Aquí se unieron a un batallón de Landwehr de Westfalia, y la resistencia se prolongó hasta las 7 de la tarde, cuando, después de sufrir grandes pérdidas, los prusianos se replegaron hacia Montigny.

Nos desplazamos en éste momento a la columna central, que llevaba al Emperador mismo. En el avance hacia Charleroi, la caballería de Pajol se abrió camino progresivamente. Los puestos de avanzada de Zieten fueron expuldados de todas partes, y cuando entró Pajol en Charleroi al mediodía (del día 15) los prusianos se habían retirado y tomado una posición fuerte en Gilly, a 2 millas al noreste de Charleroi. La columna central se detuvo a la espera de la llegada de Vandamme; Grouchy, al que no le gustaba el aspecto de la posición de los prusianos, no los atacaría hasta que tuvo la caballería de Excelman y la infantería de Vandamme con él. Napoleón, impaciente por la demora, tomó el mando en persona a las 5 de la tarde y desalojó a los prusianos con un ataque vigoroso, retirándose éstos al anochecer hacia Fleurus.


Vandamme y la caballería vivaquearon a 2 millas de los prusianos. La Guardia acampó entre Gilly y Charleroi; el Cuerpo de Lobau al sur del río, cerca de Charleroi; y el Cuerpo de Gerard a la derecha, cruzando el Sambre en Chatelet, acampó en el camino a Fleurus. Por tanto, Napoleón tenía el III, IV y VI Cuerpos, la Guardia Imperial, y la caballería de Grouchy concentrados entre Fleurus y Charleroi, con la intención de atacar a los prusianos con contundencia al día siguiente, ya fuera  en Fleurus o en Sombreffe. El Emperador pasó la noche en Charleroi.

En la izquierda, los acontecimientos no habían, al caer la noche, progresado como Napoleón deseaba. Reille, de acuerdo con sus instrucciones, se había marchado con su II Cuerpo desde Leers a las 3 de la mañana, y avanzó hasta Marchienne, desalojando en todas partes  los puestos avanzados del enemigo. Luego se le ordenó marchar sobre Gosselies, donde se informó de que un cuerpo de prusianos estaban en dicha posición. Por lo tanto, llevó a sus tropas a lo largo de la carretera Charleroi-Bruselas; y la encontrando Jumet ocupado por una retaguardia prusiana, los expulsó y llegó a Gosselies alrededor de las 5 de la tarde. En ese momento el Mariscal Ney llegó a la escena, y, habiendo acabado de ver al emperador, de quien recibió sus órdenes, se hizo cargo del mando del ala  izquierda. Ney progresó hacia Frasnes con la división de infantería de Bachelu y la caballería de Piré; la división de Girard fue enviada a perseguir a los prusianos, que se había retirado de Gosselies hacia Fleurus. 
Las restantes divisiones del Cuerpo de Reille -Jerome y Foy- se quedaron en Gosselies. Ney hizo retroceder a la Brigada de Saxe-Weimar desde Frasnes a las 6:30 horas de la tarde; la brigada se retiró a Quatre-Bras. La división de caballería ligera de la Guardia de Lefebvre-Desnouette había llegado para reforzar a Ney, y se movió en apoyo de su infantería en Frasnes. Así Ney, a las 6:30 horas de la tarde, mientras aún había cerca de tres horas de luz, tuvo con él dos divisiones de caballería ligera, y una división de infantería, en Frasnes. La distancia a Quatre-Bras era de 2,5 millas (unos 4 km.). En menos de una hora podría haber llegado a la encrucijada y atacar a la Brigada de Saxe-Weimar. 
Pero simplemente llevó a su caballería hacia adelante, reconoció la posición, y luego retiró a sus hombres hacia Frasnes, y el mismo volvió a Gosselies alrededor de las 20:30 horas, esperando la llegada del Cuerpo de D'Erlon y noticias del progreso de las otras dos columnas.


Mientras tanto, las tropas de Wellington se mueve rápido en Nivelles y Quatre-Bras. Se ordenó a la división de Clinton y a la caballería de Lord Uxbridge seguir adelante a Braine-le-Comte, y a la división de Steedman con la brigada de Anthing desplazarse de Sotteghem a Enghien al amanecer.  La división de Picton partió de Bruselas hacia Quatre-Bras a las 2 de la mañana. El duque de Brunswick, con 5.000 infantes, partió a las 3 de la mañana. A las 3 de la mañana también Perponcher alcanzó Quatre-Bras con su Brigada de Belga-Holandesa, bajo el mando de Bylandt.


El Príncipe de Orange llegó a Quatre-Bras a las 6 de la mañana. Por lo tanto, a las 7 de la mañana el Príncipe tenía 9 batallones de tropas belga-holandesas y 16 cañones, guardando Quatre-Bras; Ney, en el lado opuesto, con la división de Piré de los lanceros , la división de infantería de Bachelu y la caballería de la Guardia de Lefebvre-Desnouette, con todo 9.700 hombres, y el resto del Cuerpo de Reille en apoyo en Frasnes!.
El propio Wellington llegó a Quatre-Bras a las 11 horas, inspeccionó la posición, vio que los franceses no estaban preparando un ataque inmediato, y felicitó al príncipe de Orange en sus disposiciones. Luego se marchó hacia el molino de Bussy, donde se entrevistó con Blücher.

El resto es historia...

Los desplazamientos de las columnas francesas desde la frontera hasta el preludio de las
dos batallas de Ligny y Quatre-Bras.


_____________________________________________________________________________

Fuentes:

(1) THE BATTLE OF WAVRE AND GROUCHY'S RETREAT. A STUDY OF AN OBSCURE PART OF THE WATERLOO CAMPAIGN - By W. HYDE KELLY, RE. WITH MAPS AND PLANS
LONDON JOHN MURRAY, ALBEMARLE STREET, W. 1905 

(2) Carte de Cabinet de Ferraris: découpage et navigateur de la Bibliothèque Royale de Belgique
http://www.ngi.be/FR/FR1-4-2-3.shtm


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada