lunes, 2 de mayo de 2016

Miniatura. La carga de los mamelucos. 2 de mayo de 1808

El 2 de mayo es una fecha mítica en la historia de nuestro pais y los momentos que se dieron  durante aquel cruento y sangriento día han sido fuente de inspiración de variados artistas en diversos ámbitos, tanto en el campo de las letras como en el de la pintura o escultura, y ha pasado a engrosar el imaginario colectivo como símbolo de resistencia desesperada frente al invasor.


La carga de los mamelucos, por Francisco de Goya


Pocos pintores inmortalizaron la carga de los jinetes mamelucos, siendo Goya el más conocido. La unidad de caballería de los jinetes mamelucos fue reclutada por Napoleón de entre los jinetes que lucharon contra él en la famosa campaña de Egipto, los asignó posteriormente a su propia Guardia Imperial -en concreto la Vieja Guardia- y los mantuvo en ella hasta el final de su reinado. Conservaron su atuendo arábigo y sus armas, dándoles una decidida apariencia románticamente oriental. Sus filas estaban compuestas por mamelucos originarios, griegos y coptos de las tierras limítrofes aunque posteriormente se admitieron de otras nacionalidades. Lucharon con gran bravura en Austerlitz, con una carga de caballería que fue uno de los momentos culminantes de la jornada y asimismo en la campaña de Polonia de 1807.

La web de Celtiberia.net nos detalla en un análisis del cuadro algunas de las evoluciones de los mamelucos en aquella jornada:

"Históricamente se conoce la orden  por la que Murat  indica al general Grouchy, jefe de la Caballería de la Guardia, que mueva sus escuadrones desde su acuartelamiento en el Buen Retiro (precisamente la orden que le llevó Marbot) hacia el Palacio Real, donde se había producido el primer brote de rebeldía. Por ello, Grouchy, dirige sus tropas a través de la Carrera de San Jerónimo  y la calle de Alcalá (calles ambas, para los que no conozcan Madrid, que desembocan casi paralelamente en la Puerta del Sol). En cabeza iban los mamelucos, seguidos por los dragones de la Emperatriz, los cazadores a caballo y, por último, la artillería montada. Durante el trayecto las tropas fueron hostigadas desde casas y portales.  Los primeros en llegar a la Puerta del Sol fueron los mamelucos que, al encontrarse enfrente una multitud hostil que les impedía el paso, trataron de girar a la derecha para embocar la calle de Alcalá, mucho más ancha, buscando una posible retirada estratégica o poder desplegarse en espera de la llegada del resto de las tropas,  y justo ahí en la unión de la calle de con la plaza es donde se desarrolla la acción que pintó Goya. Por eso aparece solo un dragón, ya que el resto estaba aún llegando por la Carrera de San Jerónimo." (1)


Lucha en las calles entre madrileños y mamelucos.

Parte de la refriega en la calle de Alcalá.



El inicio de la inmediata represión posterior se presentó en forma de Orden del día, el mismo dia 2, en la que los franceses claramente no querían que de ninguna manera se les fuera la situación de las manos. Como enuncia Gonzalo Serrats en su libro: "Era el comienzo del duro resistir, del sangriento combatir, del triste perder, del insano mal comer, del emocionado adiós, del esperanzado retorno ...". El mismo Serrats nos facilita el draconiano documento, dirigido a los soldados y difundido posteriomente por la capital y el país:   


ORDEN DEL DIA


"Soldados: la población de madrid se ha sublevado, y ha llegado hasta el asesinato. Sé que los buenos españoles han gemido de estos desórdenes; estoy muy lejos de mezclarlos con aquellos miserables que no desean más que el crimen y el pillage, pero la sangre francesa ha sido derramada; clama por la venganza: en conseqüencia, mando lo siguiente:
 

  • Art I: El General Gouchi convocará esta noche la comision militar
  • Art II: todos los que han sido presos en el alboroto y con las armas en la mano, seran arcabuceados*
  • Art III: la junta de estado va a hacer desarmar a los vecinos de madrid. Todos los habitantes y estantes, quienes despues de la ejecucion de esta orden se hallaren armados o conservasen armas sin una permision especial, serán arcabuceados.
  • Art IV: toda reunión de mas de ocho personas será considerada como una junta sediciosa y deshecha por la fusilería.
  • Art V: todo lugar en donde sea asesinado un francés será quemado
  • Art VI: los amos quedarán responsables de sus criados; los gefes de talleres, obradores y demás de sus oficiales, los padres y madres de sus hijos y lo ministros de los conventos religiosos.
  • Art VII: los autores, vendedores y distribuidores de liberlos Impresos o manuscritos, provocando a la sedición serán considerados como unos agentes de la inglaterra y arcabuceados.
Dado en nuestro quartel general de Madrid a 2 de mayo de 1808
Firmado Juachinm [Murat] por mandado de S A I y R

El gefe del estado mayor general Belliard"

"El documento fue impreso por el jefe del Estado Mayor general Belliard, por mandato de su alteza imperial y real (S.A.I y R.), y está firmado por Joachim. ¡El ciudadano Joachim! sin duda una costumbre francesa y revolucionaria, nada al uso en los escritos españoles. Aún así Joaquín, el mariscal Murat, era cuñado de Napoleón y bajo sus aparentes y desordenados rizos se escondía una fulgurante carrera militar (2)".



EL DIORAMA

El núm. 7 de la calle de Alcalá en Google Maps
Lo primero fue buscar una casa de una de las dos vias (Jerónimo o calle de Alcalá) que pudiera servir de fondo a los jinetes. Escogí la fachada del edificio con frente al núm. 7 de la calle de Alcalá, que creo que actualmente es la sede de una entidad bancaria. Ignoro si en la época ya estaba construido pero me pareció con la suficiente antigüedad al menos por el detalle de la forja de las rejas de las ventanas. Lo siguiente fue añadirle una farola anclada a la pared y aunque las busquedas fueron constantes por Internet no encontré ningún modelo apropiado de principios del s. XIX, por lo que la improvisé a partir de grabados de la época.  El suelo de losas o adoquines es inventado, quizás  demasiado regular para lo que teóricamente se construía en la época.

El kit de jinetes mamelucos es de Italeri, una casa italiana que es de las pocas que fabrica figuras en plástico/resina de la época napoleónica, a escala 1:32. La ventaja que tienen es que no son excesivamente caras comparadas con las de otras marcas, aunque por ello también es de notar la calidad media tirando a baja y la poca variedad en las posturas, lo que hace que las figuras salgan repetidas de a dos, tanto en jinetes como en caballos.




En cuanto a los "revoltosos" españoles, patriotas que dirían los escritores del XIX, de hecho lo fueron, no tenía figuras a esta escala y desconozco que alguna marca las produzca o haya producido. Así que cogí unos ingleses del 95th, los míticos Rifles que acompañaron a Moore y lucharon en Waterloo, y los transformé en madrileños con atuendos más o menos de la época, con masilla y más voluntariedad que acierto.


Muestra de algunos de los atuendos de los jinetes mamelucos, por André Jouineau.
 
La escena lo hice hace tiempo y de hecho esperaba la fecha para poder colgarla en el blog, pero lo prolongado de la espera ha provocado la presencia de polvo, inesperadamente revelado por las instantáneas. No es de las escenas para "colgar en la pinacoteca" ya que el fondo no está pulido del todo: el "almohadillado" de la fachada es bastante basto, fruto de la poca experiencia y una deficiente construcción y la composición de las figuras en la base tiene incorrecciones, en parte por la poca variedad de las posiciones de las figuras, aunque vista en perspectiva pueda transmitir el movimiento que quise que reflejara desde el principio. Algún cántaro roto por el suelo y restos de prendas, y bolsas, algo de desorden en la refriega que se hubiera visto aumentado por algún cuerpo inánime en el suelo, aunque quizás hubieran sido demasiadas figuras en una base tan pequeña. Acrílicos de Vallejo, con algún color ocasional de Enamel y Citadel. 




















(*) En el documento Murat emplea la palabra "arcabucear", como vieja herencia del idioma, para denominar el ajusticiamiento con arma de fuego por parte del batallón de ejecución.(2)


___________________________________________________________________________________
Fuentes:

(1) - Comentarios sobre el cuadro "La Carga de los Mamelucos", de Goya, por Alevín, en http://www.celtiberia.net/es/biblioteca/?id=3430
(2) - "El general Álava y Wellington: de Trafalgar a Waterloo", Gonzalo Serrats Urrecha, FEHME, 2015
(3) - "On Guards. Napoleon's Imperial Guard", Andy Nunez, Revista Against the Odds, Vol.1, nº 4, 2003

Imágenes

- De Francisco de Goya - Museo del Prado, Madrid, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=6342190
- "Officers and Soldiers of the French Imperial Guard. 3. Cavalry 1804-1815" - André Jouineau, Histoire&Collections, 2005 

No hay comentarios:

Publicar un comentario