viernes, 2 de diciembre de 2016

El asedio de Roses de 1808. Tres ejércitos y una fortaleza (IV)

Os traemos nuestra cuarta entrega y la cuarta semana del asedio de Rosas de 1808. Los franceses siguen atacando en los dos frentes, tanto el Castillo de la Trinidad como la Ciudadela. Los bombardeos constantes sobre la Ciudadela la situaban en un estado cada vez más precario, incluso habiendo alcanzado los proyectiles enemigos las bóvedas de los almacenes donde se almacenaba la pólvora, que tuvieron que volver a ser guarnecidos apresuradamente.

El día 27 de noviembre, tras una cruenta lucha, los franceses lograron hacerse definitivamente con el control del pueblo, lo que les facilitaba el bombardeo directo con fuego de artillería directamente sobre la Ciudadela y al mismo tiempo sobre los buques ingleses anclados en la bahía que la auxiliaban. El número de heridos en la guarnición comandada por Pedro O'Daly no cesaba de aumentar, teniéndose que mezclar con los combatientes que aún estaban en pié. Al día siguiente, el 28 de noviembre, un parlamentario del General Reille se acercó a la plaza con una propuesta de rendición, que tras la oportuna deliberación de toda la comandancia, fue rechazada ese mismo día.

Desde sus posiciones en el pueblo, los tiradores y artilleros franceses impedían cualquier auxilio de los barcos ingleses o la salida de los sitiados por mar, preferentemente para trasladar los heridos a otros puertos cercanos como la Escala, o para recibir suministros tanto de munición como materiales. Gran parte de los esfuerzos de los sitiados en esta fase del asedio iban encaminados a proteger con parapetos y baterías ligeras el baluarte de Santa María, y la cortina entre éste y el baluarte de San Andrés -que con una construcción más deficiente de piedra seca sin revestir- representaba un verdadero talón de Aquiles para los defensores. El 2 de diciembre se intentó una desesperada y postrera salida de los soldados de la Ciudadela con restos de las tropas de los regimientos de Borbón , Ultonia y migueletes, para intentar desalojar a los franceses de sus baterías y posiciones en la villa. Tras la sorpresa inicial conseguida, y un esperanzador avance, los migueletes situados en la retaguardia de la columna comenzaron a disparar indiscriminadamente sobre los franceses y sobre las tropas propias que tuvieron que ponerse a salvo, frustrando decisivamente la acción.



Grabado francés reproduciendo el asedio de Rosas y Castillo de la Trinidad (a)



https://1drv.ms/w/s!ApHZx2ah7M2Mg0tw0noZEYtXr8H9

DIARIO DEL ASEDIO DE ROSAS nº 4


https://1drv.ms/w/s!ApHZx2ah7M2Mg0qDSatjHtn8Ar0P

ROSES SIEGE'S JOURNAL nº 4




LA DEFENSA DE LORD COCHRANE Y LA CIUDADELA DE ROSAS

Los hombres de Cochrane apenas se habían establecido en el fuerte cuando se realizó un asalto por parte de los sitiadores, en concreto por la brigada italiana de Mazzuchelli. Más parecía un ataque de tanteo que un avance serio real, tratando de recoger información sobre cuán practicable sería la brecha que parecía verse en los muros en la preparación para el asalto principal. De hecho, los hombres de Mazzuchelli ni siquiera intentaron escalar las paredes, probablemente conociendo que el momento decisivo de gloria no tardaría en llegar. Espoleado o no por el descaro de Mazzuchelli, Cochrane resolvió hacer un ataque nocturno sorpresa sobre la batería de Puig Rom. Esperaba que si todo iba según lo planeado, los asaltantes sólo tendrían que hacer rodar los cañones sobre el borde de la colina, para ser despedazados en las rocas inferiores.  Cochrane le dio la idea a Pedro O'Daly quien inmediatamente le prestó 700 hombres de la guarnición de la ciudad. Otros 30 marines tomados del Imperieuse debían conducir el asalto pero todo terminó en fracaso cuando la división italiana que guardaba las alturas, esperando quizás una salida de este tipo, atacó a los asaltantes y les obligó a retroceder por las laderas matando a diez hombres, hiriendo a otros 20 y capturando a más de 200 prisioneros. Muchos otros se desparramaron por el paisaje montañoso hacia el este para nunca volver.


 
El bastión de la derecha o la torre principal apunta hacia el norte. La línea
azul señala el área donde los cañones franceses abrieron una brecha. La
flecha verde es la entrada principal. La línea amarilla es el área destruida por
los franceses cuando abandonaron Rosas en 1814 al final de la guerra. (d)


  
El 29 de noviembre los defensores de la ciudadela en Roses fueron aislados de toda posible ayuda. La infantería francesa había entrado en la ciudad y estaban estableciendo emplazamientos para baterías de cañones, listos para acabar con los maltrechos muros. Para empeorar las cosas, los barcos que comunicaban con Cochrane y la Imperieuse, que se encontraban justo al lado de la costa, fueron expulsados ​​por la presencia de tiradores y el emplazamiento de una batería de morteros apuntando directamente al mar. Con poca esperanza de ser abastecida con los elementos básicos requeridos para su defensa, la guarnición de Pedro O'Daly tenía prácticamente los días contados.(9)



Panorámica de Rosas y alrededores: 1. Ciudadela de Rosas; 2. Población de Rosas; 3. Batería de San Antonio; 4. Castillo de la Trinidad; 5. Puig Rom; 6. Puig de les Aguiles; 7. Primeras paralelas francesas; 8. Segundas paralelas francesas; 9.  Batería francesa de 3 morteros contra la escuadra; 10. Barrio de "Els Grechs"; 11. 2 baterías francesas de 2 cañones contra el Castillo de la Trinidad; 12. 1ª Posición Escuadra inglesa; 13. 2ª posición Escuadra inglesa; 14. Cuartel general francés del general Reille en Palau.


___________________________________________________________________________________

Migueletes y somatenes 

Miguelete de Gerona (b)
El miguelete (miquelet) de la Guerra de Independencia, o Guerra del Francés, fue el soldado de línea reclutado por las juntas corregimentales catalanas. El somatén, por contra, era una de las formas de organización armada más antigua en Cataluña, en definitiva un reservista, un soldado a tiempo parcial, cuya activación dependía de la coyuntura operativa del momento. 

El 20 de junio de 1808, la “Suprema Junta de Gobierno del Principado de Cataluña” dispuso la formación de un ejército activo de 40.000 migueletes, llamando a filas a todos los hombres de entre 16 a 40 años, sin excepción de condición y prefiriendo los solteros de los casados, y los viudos sin hijos. 

El resultado de la llamada fue más bien pobre, ya que sólo se presentaron voluntarios 20.872 hombres, un 52% del total, que se repartieron en 28 tercios(7). Por eso al final fueron una mezcla de voluntarios y conscriptos por sorteo. 

El reclutamiento de estos efectivos fue una seria cortapisa para el reemplazo de regimientos regulares, ya que su cantera era la misma y los mandos del ejército regular en algunos casos veían a sus homólogos de los migueletes ya no como intrusos, sino como unos ineptos, ya que, entre otras medidas para potenciar el reclutamiento, aportando un número determinado de hombres ya se accedía a la suboficialidad, en función del número aportado. 

Ya en mayo de 1809 hubieron proyectos para la “regimentalización” de estos cuerpos que proponían la formación de regimientos de línea y batallones de tropas ligeras a partir de “los naturales del Principado.”(8)

 
Plantilla de un tercio de Migueletes, en total 1154 hombres (c)


Los somatenes eran una fuerza de defensa operativa del territorio que se incorporaba a las unidades regulares en virtud de la necesidad del momento. Una de las implicaciones claras era la defensa del territorio (el hogar) propio, por lo que en las zonas más peligrosas era la elección clara en vez de la incorporación a los migueletes que podía implicar el envío a otros frentes lejos del mismo. Pero en algunos casos su intervención fue tan efectiva que el propio Álvarez de Castro solicitó a la Junta Superior que, debido a su buen rendimiento, su sueldo se equiparara al de los migueletes.(8)



División orgánica del somatén (c)

Tercios y Migueletes que intervinieron en la defensa de Rosas

- Migueletes de Berga: 4 oficiales y 143 soldados
- Migueletes de Figueras: 4 oficiales y 129 soldados
- Voluntarios de Igualada: 6 oficiales y 469 soldados
- Voluntarios de Lérida: 9 oficiales y 260 soldados



"El somaten del Bruc" (1860), de Ramon Martí Alsina.

___________________________________________________________________________________

 REUBICACIÓN DE LA FLOTA INGLESA

El 2 de diciembre, el clima estaba cambiando, con los vientos de tramontana de costa norte-este ganando fuerza, lo que provocaba que el mar estuviera peligrosamente crispado. Esta situación peligrosa obligó a los buques británicos a adentrarse una milla y pico de la costa rocosa, demasiado lejos para un efectivo bombardeo de las líneas francesas; sólo el Imperieuse de Cochrane permanecía en posición a media milla a sotavento del Castillo. Collingwood, en la estación de Toulon, se había enterado de la situación por el Capitán West el 1 de diciembre y despachó refuerzos a Rosas; El Magníficent (74), del Capitán George Eyre, se unió a la escuadra de Bennett el 3 de diciembre y el Lucifer se reunió esa tarde. Sin embargo, las naves británicas no podían arriesgarse a acercarse a la orilla por sotavento, y esta pérdida de poder de fuego naval dio al francés el control completo de la ciudad y sus alrededores hasta la costa.

Barcos británicos durante la acción del asedio de Rosas de noviembre 1808:

La fragata "Imperieuse" (d)
- Excellent (74, 3º) – Capitán John West /
6 - 22 noviembre 1808
Desembarco de Royal Marines y marineros en soporte de la Ciudadela y el Castillo de la Trinidad.

- Fame (74, 3º) – Capitán RHA Bennet, comodoro de escuadrón / 21 noviembre - 6 diciembre 1808
Relevado por el Excellent en la bahía de Rosas. Abandonó la defensa el Castillo de la Trinidad el 23 de noviembre.

- Imperieuse (38, fragata) – Capitán Lord Cochrane /
23 noviembre - 12 diciembre 1808
Llevó a cabo la defensa del Castillo de la Trinidad el 24 de noviembre; capturó un convoy francés en Cadaqués.

- Lucifer (8, bomb.) – Capitán Robert Hall /
Noviembre - 5 diciembre 1808
Bombardeo de las líneas francesas en Rosas y soporte del Imperieuse.

- Magnificent (74, 3º) – Capitán George Eyre / 24 noviembre - 6 diciembre 1808
Apoyo al bombardeo de las líneas francesas en Rosas.

- Meteor (8, bomb.) – Comandante James Collins / 6 noviembre - 6 diciembre 1808
Bombardeo de las líneas francesas en Rosas.

- Spartan (38, fragata) – Capitán Jahleel Brenton / 23 noviembre - 5 diciembre 1808
Bombardeo de las líneas francesas en Rosas.(3)






* Agradecer tanto a Vic Powell como a Colin Jones su amable aportación del texto "Thomas Lord Cochrane. The defence of Fort Trinity, November-December 1808" - Colin Jones, Volume 1 - Bicentennial Collection, Portsmouth Napoleonic Society, fundamental para poder hallar una estampa de la nave Imperieuse de Lord Cochrane y su narración de la defensa del Castillo de la Trinidad.


___________________________________________________________________________________

Fuentes:

(1) – “Diario de un sitiado” – José Benito, La Comarca Impr., Figueras, 1926
(2) – “Journal des operations de l’Armée de Catalogne en 1808 et 1809 sous le commandement du Général Gouvion Saint Cyr”- París, 1821
(3) – “El setge de Rosas de 1808. Tres visions de la Guerra del Francès” – Carlos Díaz Capmany, Robin Pedler y Justin Reay, Fundació Rosas y Ajuntament de Rosas, 2008
(4) – “A place of considerable importance: Lord Cochrane and the siege of Rosas 1808” - Justin Reay, The Mariner’s Mirror, Vol. 95 No. 4 Noviembre 2009
(5) –  “La Ciutadella de Rosas” – C. Díaz, H. Palou i A.M. Puig, Cuaderns de la Revista de Girona núm. 77, Fundació Rosas y Ajuntament de Rosas, 2004
(6) – “Sunyer metges, pare i fill” – August Pi-Sunyer, Ajuntament de Rosas | Cultura, 2008
(7) – “Miquelets a la Guerra del Francès (1808-1814)” - Gustau Adzerias i Causi, Arenys de Munt, juny de 2006
(8) – “Las tropas regulares catalanas de la Guerra del Francés: migueletes y somatenes” – Pablo de la Fuente, Cuadernos del Bicentenario, núm. 7, Diciembre 2009
(9) - "Thomas Lord Cochrane. The defence of Fort Trinity, November-December 1808" - Colin Jones, Volume 1 - Bicentennial Collection, Portsmouth Napoleonic Society

Imágenes:
 
a) - A Paris chez la V.ve Chereau, M.de d'Estampes, Rue S.t-Jacques N° 10, aux deux Colonnes près la Fontaine S.t-Séverin - Bibliothèque nationale de France
b) - "Uniformes españoles de la Guerra de Independencia" - José Mª Bueno Carrera, Aldaba Ediciones, 1989
c) - “Las tropas regulares catalanas de la Guerra del Francés: migueletes y somatenes” – Pablo de la Fuente, Cuadernos del Bicentenario, núm. 7, Diciembre 2009
d) - "Thomas Lord Cochrane. The defence of Fort Trinity, November-December 1808" - Colin Jones, Volume 1 - Bicentennial Collection, Portsmouth Napoleonic Societ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario