sábado, 28 de noviembre de 2015

De cómo Napoleón rescató los símbolos de la antigua Roma (y II)

Acabamos esta semana con la segunda y última entrada que hemos dedicado a las representaciones simbólicas del Imperio napoleónico y de sus ejércitos. Napoleón se adueñó del Águila romana para que fuera al mismo tiempo la imagen del Imperio y de sus "legiones". Todo un orgullo para sus regimientos, las Águilas adquirieron una aura mística y simbólica, al tiempo que fueron veneradas por los soldados, aspectos que fueron hábilmente explotados por el aparato propagandístico del Emperador. Para los ejércitos rivales aliados (los ingleses los denominaban coloquialmente "cucos"), toda una proeza el poder arrebatarlas de manos de sus portaestandartes y alcanzar la gloria que ello conllevaba.  



"La pérdida de un Águila es una afrenta a la reputación de su regimiento para la cual ninguna victoria ni gloria adquirida en cien campos de batalla puede enmendar".

 (Napoleón, en el 55º Boletín de la Grande Armée, 1807).


LAS ÁGUILAS NAPOLEÓNICAS

Tras su adopción del emblema del Águila para el reconocimiento del Imperio en general, Napoleón anunció que el Águila en el futuro sería el estandarte de batalla del Ejército. Tenía, sin embargo, en cuanto al Águila, otro pensamiento en mente. Para sus soldados deseaba que el Águila francesa representara el estandarte militar de la antigua Roma, el emblema histórico de los legionarios de César, con sus resplandecientes tradiciones de victorias conocidas en todo el mundo. Además de esa intención, Napoleón quería destacar significativamente el lugar y el momento que eligió para la promulgación de la Orden del Ejército para nombrar el Águila de los Césares como el estandarte de batalla del Imperio Francés. El rescripto imperial databa del tiempo del "Ejército del Oceano" en Boulogne.

Al mismo tiempo, el diseño de Isabey para una Águila (imperial) sería suficiente como modelo para ("placée au sommet du bâton, telle que la portaient les Romains"). La bandera será "llevada a la misma distancia por debajo del Águila, como lo fue en el Labarum". Así Napoleón lo escribió en sus instrucciones preliminares de Boulogne, al Mariscal Berthier, Jefe del Estado Mayor del "Ejército de Inglaterra", en ese momento de guardia en el Ministerio de la Guerra en París.

Jean-Baptiste Isabey (III)
Él sugirió el modelo. Como Carlomagno: ¿no había conducido su ejército a través de lo Alpes?. Como César: ¿no iba a conducirlo a través del estrecho?. El águila con las alas extendidas, como en el Sello imperial, estará en la cabeza de los estandartes, como era la práctica en el ejército romano. El Águila, Napoleón señaló, constituía por si mismo el estandarte: "Essentiellement constituer l'étendard", fueron sus palabras. 

Napoleón confirió a la bandera una importancia secundaria basada en el hecho que era sobrevolada por el Águila. La bandera para Napoleón no era más que un complemento. Las banderas, por supuesto, vendrían y se irían. Podrían ser renovadas, escribió, cuando fuera necesario, en cualquier momento; cada dos años, o más a menudo.

El Águila, por otro lado, debía representar una permanencia. Iba a ser para siempre el estandarte de su unidad: también, para añadir aún más a su sacrosanta naturaleza y "éclat", cada Águila sería recibida sólo de las manos del propio Emperador.

Antoine Denis Chaudet (IV)
Cada batallón a pie y escuadrón a caballo iba a tener su águila, que, en un desfile y bajo el fuego enemigo, estaría a cargo especial del sargento mayor del batallón o escuadrón, con una escolta de veteranos soldados escogidos: "hombres que se hubieran distinguido en el campo de batalla en al menos dos combates". Un cuidado excepcional, Napoleón estableció, era el que debían adoptar los comandantes de regimiento para que ningún daño pudiera caer sobre el Águila. En caso que un accidente le ocurriera, un informe especial debía ser realizado directamente al Emperador. Si por desgracia el Águila era perdida durante la batalla, el regimiento en cuestión tenía que demostrar -a satisfacción del Emperador- que no había habido ninguna falta predeterminada. Ninguna nueva Águila se concedería en lugar de la perdida hasta que el regimiento en cuestión hubiera expiado el insulto en su carácter ya sea por lograr una "éclatante" distinción en el campo de batalla, por algún excepcional y brillante hecho de armas, o por presentarse ante el Emperador con el estandarte de un enemigo "tomado por su propio valor."

En 1804 el escultor del Emperador, Chaudet, hizo el modelo original a partir de las Águilas romanas, y se fundieron copias en bronce en el taller de Thomire. Cada Águila se hizo en seis partes: el cuerpo y la cabeza en dos partes, uniendo la cara a la parte posterior e incluyendo la garra izquierda; la garra derecha; el huso de Júpiter; la sección hueca del plinto, que fue fijada al Águila mediante tres tornillos; y la parte inferior del plinto, con un zócalo de 6cm al que se fijaba una asta, que se aseguraba al resto del plinto con cuatro tornillos. Cada parte era grabada con marcas de identificación y acabada individualmente con un fino trabajo de cincel.

Finalmente, los números de los regimientos se añadieron a la parte delantera y trasera del zócalo. Éste era de unos 4 cm de alto por 12 cm de largo y el plinto y el Águila juntos tenían en general una altura de 308-310 mm y una anchura máxima de 255 mm. Su peso era de 1850 gramos (casi cuatro libras. El Águila se llevaba con una asta de azul de aproximadamente dos metros de longitud.

El 25 de diciembre 1811 se emitió un decreto oficial en cuyo artículo 11 se indica: "El Águila se  concede únicamente a los cuerpos de infantería con más de 1.200 efectivos, o a los cuerpos de caballería con no menos de 600 caballos". Esto tuvo por efecto el reducir oficialmente todos los regimientos de infantería y caballería con una Águila cada uno, y en abril 1812 se ordenó a todos los regimientos que devolvieran sus Águilas adicionales al Ministerio de la Guerra en París. El hecho fue que algunos regimientos ignoraron la orden.

Águila del 26º Regimiento
Musée Invalides
En algún momento en 1811 Thomire realizó un Águila hueca y cuando en 1812 se distribuyeron los pesados estandartes y banderas existe algún indicio que se produjo un número de estas Águilas "huecas", aunque no se llegaron a entregar. Carecían de la bella factura de las de 1804 pero hubieran hecho la tarea de sus portadores mucho más fácil.

Muchas de estas Águilas fueron destruidas en la restauración monárquica de 1814 y pocas sobrevivieron a la destrucción. Cuando Napoleón regresó de su exilio de Elba, se confeccionaron rápidamente nuevas Águilas y como resultado las nuevas Águilas del año 1815 eran de un estilo más simplificado con menos trabajo de escultor. Básicamente era el modelo de 1804, pero con una posición más agachada y con el pico cerrado. El número del regimiento aparecía ahora sólo en la parte delantera del plinto.


LAS BANDERAS REGIMENTALES NAPOLEÓNICAS

La bandera tricolor de seda, como se ha dicho era, a los ojos de Napoleón, algo complementario. Iba a considerarse simplemente como una compensación al Águila, como meramente "l'ornement de l'Aigle." El Águila, y sólo el Águila, debía ser el objeto de la devoción del soldado. Napoleón prestaba poca importancia a la bandera, más allá de su empleo para visualizar el registro militar de la carrera de un regimiento. Le hubiera gustado de hecho, como así parecía, sustituir completamente la bandera, y se llegaron a esbozar diseños para una bandera regimental verde que le fueron presentados. Sin embargo, la prudencia desaconsejó su introducción, y se emitieron directivas para que el patrón general tricolor estándar en uso bajo el Consulado, debía ser conservado, con las mínimas alteraciones de detalle en el diseño que se consideraran necesarias como consecuencia de la nueva constitución del Estado.

Las banderas de regimiento consistirían en un centro de color blanco en forma de diamante, con las esquinas alternativamente en rojo y azul, conforme al patrón autorizado dos años previamente por Napoleón como Primer Cónsul. Así, los colores nacionales se seguirían representando. Para la infantería, en el centro de cada bandera habría por un lado, las palabras "Empire Français" con la leyenda, inscrita en letras de oro,"L'Empereur des Français au --e Régiment d'Infanterie de Ligne", que tomaría el lugar de la inscripción republicana que hasta ese momento estaba inscrita; el número de cada regimiento seguiría siendo inscrito en el espacio libre dentro de una coronilla de laurel, bordado en cada esquina de la bandera. Para la caballería la inscripción decía: "L'Empereur des Français au --e Cuirassiers", o "Au --e Chasseurs"; y así sucesivamente para los otros cuerpos, artillería, dragones y húsares.

 En el reverso, para los regimientos de todas las armas, con la excepción de la Guardia, se blasonaba el lema "Valeur et Discipline", y debajo el número del batallón o escuadrón de cada regimiento. A continuación de los números se añadió cualquier Inscripción de Honor que se hubiera concedido a la unidad tal como en el caso de un regimiento, "Le 15e est couvert de la Gloire"; en el caso de otro, "Le Terrible 57e rien n'arrête"; con otros, "Le Bon et Brave 28e"; "Le 75e arrive et bât l'Ennemi"; "J'étais tranquille, le brave 32e était là"; "Il n'est pas possible d'être plus brave que le 63e"; "18e Brave, je vous connais. L'Ennemi ne tiendra pas devant vous", etc. Estas eran en su mayoría citas de "menciones en despachos" hechas por Napoleón en lo que respecta a los regimientos de su famoso "Ejército de Italia", autorizado por él, al principio por su propia iniciativa, y más tarde como Primer cónsul, que se registraban como Inscripciones de Honor en los colores de regimiento. Las banderas de otras unidades llevaban nombres de victorias en las cuales los regimientos habían tomado parte, como, por ejemplo: "Rivoli", "Lodi", "Marengo"1.



En 1804 con las nuevas Águilas se diseñaron las nuevas banderas. Cada batallón o escuadrón recibían una bandera, que eran de 80 cm de lado para la infantería, 60 cm para la caballería y guiones de 60x70 cm en forma de "cola de golondrina" para los dragones y artillería.







Izquierda. Guión del 23º Regimiento de dragones, dibujado por por Keith Over, con la característica "cola de golondrina", que también se denomina con puntas o farpas. 


Para las unidades de la Guardia el diseño era sensiblemente diferente, con un águila en el centro del diamante del reverso de la bandera y en las esquinas el emblema en vez de el número del regimiento: una granada para los granaderos, un cuerno de caza para los cazadores a caballo y un ancla para los marines.


1). Modelo 1804 - 2). Modelo 1812 - 3). Modelo 1815 -
4). Regimiento Irlandés (por Guido Rosignoli) (II)


En 1811 debido al incremento de efectivos y unidades de la Guardia se adoptaron nuevas banderas para la misma, en parte por lo gastado de las antiguas y por el cambio de denominación de las nuevas unidades. Se elaboraron planes para reducir el número de Águilas de los regimiento y se diseñó un nuevo modelo de bandera opuesto al de 1804, con los honores de batalla en el reverso de las banderas, y fuera por la pérdida de las Águilas, la bandera no sólo sería de la seda más fina, ricamente bordada con hilo de oro, sino que llevaría cordones de oro, flecos de oro en los cuatro lados y una corbata de terciopelo de 92 cm de largo por 16 cm de ancho, con franjas de oro.

En 1812 se diseñaron nuevas banderas basadas en la bandera tricolor francesa. Cada regimiento recibió una bandera y los honores de batalla se restringieron a las batallas en que había participado personalmente Napoleón.

En julio de 1815 con el regreso de Napoleón se elaboraron nuevas banderas para los regimientos, también con el diseño de la tricolor pero sin el fino bordado del modelo de 1812 debido a la rapidez de la producción. Sólo una línea de hojas de laurel de oro en el borde y la medida de las banderas era mucho más grande: 120 cm de lado para la infantería y 55 cm para la caballería, por lo que estas últimas parecían mejor decoradas. Por primera vez los dragones también llevaban banderas en lugar de guiones.









(1). Todos los ejércitos, como un hecho, deben a Napoleón la introducción de la práctica de inscribir en las banderas (colores) de un regimiento los nombres de las batallas en las que ese regimiento haya ganado el honor; hoy en día es una característica esencial de las banderas de guerra de todas las naciones. Se originó después de la primera campaña de Napoleón como general Bonaparte, como jefe del Ejército de Italia; y, junto con las inscripciones de citas de pasajes de sus despachos, se introdujo por él también como un medio para ayudar en el desarrollo del espíritu militar y el sentido de espíritu de cuerpo entre los soldados. El Directorio censuró de inmediato al joven e innovador general por actuar sin haber remitido el asunto a París. Se enviaron órdenes para que todas estas inscripciones fueran borradas inmediatamente de las banderas. Napoleón, sin embargo, se negó a obedecer; y los regimientos de su Ejército lo apoyaron. Todos y cada uno protestaron en contra de la eliminación de sus títulos, cuya primera aparición en sus banderas había sido aclamada con entusiasmo. Por tanto el Directorio consideró conveniente aceptar la situación; y después de eso, a su vez, las banderas de los regimientos de los otros ejércitos republicanos en otros lugares fueron autorizados a exhibir decoraciones propias similares. La práctica en su momento fue adoptada en los demás ejércitos de Europa (I). 

_______________________________________________________________________________________________

Fuentes:

(I) - "The war drama of the eagles" - by Edward Fraser, Ed. John Murray, Albemarle Street, W, London, 1912   
(II) - Flags of the Napoleonic Wars (1). Colours, standards and guidons of France and her allies - Terence Wise, Guido Rosignoli - Men-at-arms Series núm. 77 - Ed. Osprey, 1978
(III) - https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/8/83/Fran%C3%A7ois_G%C3%A9rard_portrait_d'Isabey_1796.jpg
(IV) - Portrait d'Antoine Denis Chaudet, 1804. Credit: Photo (C) RMN-Grand Palais (musée du Louvre) / Droits réservés. Jean-Baptiste-Jacques Augustin (15th Aug, 1759 - 13th Apr, 1832). http://www.louvre.fr
(V) - Flags and standards of the Napoleonic Wars - Keith Over - Bivouac Books Ltd., 1976

viernes, 20 de noviembre de 2015

El Castillo de San Fernando de Figueres. Años 1802-1814 - Aniversario

Hoy os traemos dos entradas en una: por una parte anunciaros que celebramos con satisfacción nuestro primer año de existencia en Internet (esperemos que no sea el último) y por otra compartir con vosotros nuestra habitual entrada semanal que dedicamos esta vez al Castillo de Figueres, una de las más impresionantes fortalezas fronterizas que subsisten hoy en día en Europa y su papel durante la Guerra de Independencia/Guerra del Francés, y que vió la "Rovirada" uno de los éxitos militares más significativos del Ejército español de la época (desgraciadamente éstos no fueron numerosos) y que tuvo amplia repercusión a nivel de toda la nación.

 

 

El castillo a principios del s. XIX.

El 23 de octubre de 1802 llegaron a Figueres los Reyes acompañados del Príncipe de Asturias y su séquito con el propósito de visitar el castillo. Se decide en ese momento -y provocado por las disputas vecinales- crear un nuevo corregimiento (06/11/1802), con el nombre de la villa, segregando e incorporando los territorios al norte del rio Fluviá, y que el gobernador del castillo fuera también su gobernador político. Se iniciaron grandes obras de reforma en el castillo pero el presupuesto se agotó y los trabajos quedaron interrumpidos.


La fortaleza de S. Fernando: 1. Puerta de entrada; 2. Hornabeque de San Roque; 3. Revellín de San Roque; 4. Contraguardia de San Juan; 5. Baluarte de San Dalmacio; 6. Revellín de San Antonio; 7. Hornabeque de San Zenón; 8. Baluarte de Santa Bárbara; 9. Revellín de San Zenón; 10. Caballero; 11. Revellín de San José; 12. Baluarte de San Felipe; 13. Contraguardia de San Pedro; 14. Revellín de San Miguel; 15. Hornabeque de San Miguel; 16. Baluarte de San Jaime; 17. Revellín de las ánimas; 18. Baluarte de Santa Tecla; 19. Revellín del Rosario; 20. Baluarte de San Narciso. (I)









Como consecuencia de las guerras europeas, en 1806 se presentaron en Figueres un centenar de fugitivos prusianos para ingresar en el ejército español. Permanecieron en el castillo pero al enterarse que irían destinados a las colonias no quisieron ir y permanecieron en el castillo donde muchos murieron durante el verano siguiente. El resto fueron enviados a su país.

                                           Comandantes del Castillo de S. Fernando (1800-1808)
                                           * Mariscal de Campo Francisco Vallejo (1800-1803)
                                           * Brigadier Domingo Viells (1803-1806)
                                           * Brigadier Antonio Casano (1806-1808)


La entrada de tropas francesas en el Principado.

A finales de 1807 y principios de 1808 los franceses reunieron un gran contingente de tropas en el Rosellón. A principios de febrero de 1808 el General Duhesme cruza la frontera entrando en España por la Junquera con 8.000 infantes, 4.000 jinetes y la artillería correspondiente. La división de observación de los Pirineos Orientales (dos brigadas de infantería, un regimiento de coraceros, otro de cazadores y otro de tropas italianas a caballo) siguió camino hacia Barcelona. Una segunda división con tropas italianas al mando del General Chabran entra en España el 2 de abril y un batallón ocupa el castillo con una estratagema parecida a la que se había empleado en la Ciudadela de Barcelona.

La población descontenta con todo lo ocurrido el 13 de junio por la tarde y a las órdenes de Joan Clarós con 120 soldados y 1.500 paisanos puso sitio al castillo, que estaba ocupado por 600 soldados. El castillo efectuó un bombardeo sistemático sobre la población, destruyendo un buen número de edificios. A medida que pasaba el tiempo los sitiados veían su situación cada vez más difícil y reducidas sus raciones. Ya estaban próximos a la rendición cuando el general Reille entró en Figueras el 5 de julio con 7.000 hombres y un importante convoy y levantó el asedio. A partir de entonces se intensificó la actividad guerrillera.

Durante los asedios a Girona el castillo actuó como centro regulador de los convoyes que entraban de Francia, y los suministros de alimentos, armas y municiones pudieron ser trasladados a las tropas gracias a la posesión del castillo, pese a los constantes ataques guerrilleros. Girona capituló el 10/12/1809 y su guarnición durmió en el castillo la noche del 12 al 13. El 22 de enero de 1810 el general Álvarez de Castro, aquejado de graves problemas de salud, moría en sus dependencias, tras un periplo de traslados como prisionero de Perpiñán a Narbona, de Narbona a Perpiñán y finalmente vuelto a Figueras.


La "Rovirada", o la recuperación del castillo el 10 de abril de 1811

Debido al constante flujo de tropas desde Francia y al control férreo de las poblaciones por parte del ejército francés se fue desvaneciendo la idea de un nuevo asedio a la plaza.

A principios de 1810 el Brigadier Rovira que comandaba las tropas que operaban en el Ampurdán recibió en Olot a dos civiles que habían hecho unas copias de unas llaves de las dependencias del almacén que daba al foso del castillo, gracias a un familiar que trabajaba como dependiente del guarda del mismo.

Mossen Rovira
Rovira los envió a Tarragona para ver al general O'Donnell, capitán general del Ejército del Principado, que creyó en la viabilidad del plan. tras algunas intentonas previas el 27 de agosto de 1810 se decidió dar el golpe al castillo, pero al amanecer las tropas estaban lejos del castillo y los franceses fueron puestos sobre aviso aumentando las medidas de seguridad. Los intentos fueron repetidos ya que la guarnición había cambiado, en noviembre y diciembre, los dos con resultado infructuoso. Al cabo de tres meses el Marqués de Campo Verde toma el mando del Ejército de Cataluña, recupera el plan y decide llevarlo a cabo. Ordenó a los brigadieres Antonio Martínez y Francesc Rovira que lo llevaran a cabo.

Salió una columna de unos 1.000 hombres cerca de Olot y llegó el día 9 a la población de Llerona y siguió hacia Vilarig escondiéndose en el bosque. llegada la noche la tropa se puso en marcha hacia el castillo en una vanguardia que mandaba el coronel Llovera y un grueso al mando de Martínez y Rovira, que se dirigió a la zona del acueducto esperando el desarrollo de la acción. La vanguardia, articulada en cuatro secciones se dirigió a entrar por la poterna de los almacenes del recinto principal para comenzar el ataque. 


Trayecto aproximado que siguió el contingente español, en total unos 70 km. de recorrido. "El 6 de abril, según relación acreditada, sábado de Ramos, salieron Martínez y Rovira del pueblo del Esquirol, cerca de Olot, con 500 hombres, y pasaron á Ridaura. Aquí se les incorporaron otros 500, y llegaron el 7 todos á Oix, fingiendo que iban á penetrar en Francia. Prosiguieron el 8 su camino, y por Sárdenas se enderezaron á Llerona, en donde permanecieron hasta el mediodía del 9. Lo próximos que estaban á la frontera hizo creer á los franceses que iban á invadirla. Los nuestros partieron diluviando, y torciendo la ruta fueron á Vílaritg, pueblo distante tres leguas de Fígueras, y situado en una altura, término entre el Ampurdán y el país montañoso. Ocultos en un barranco aguardaron la noche, y entonces habló Rovira á los suyos, noticiándoles el objeto de su marcha." (III)


La guardia fue pasada a la bayoneta, se detuvo al gobernador y los sucesivos cuerpos de guardia fueron reducidos. Las tropas de caballería y tren habían quedado encerradas en las cuadras sin poder salir. Si bien la guarnición francesa era escasa no lo era el parque que custodiaban: más de 800 piezas de artillería y grandes depósitos de proyectiles, fusiles, pólvora y alimentos.


Descripción de la "Rovirada" (10-11/04/1811): a. Punto de entrada; b. Lugar de formación de las secciones; c. entrada por la poterna de los almacenes del recinto principal; d. Salida del mismo; e. Se dirigen a la guardia del principal. Dividida la fuerza en 4 secciones se dirigen a: 1ª Plaza de armas (A) - Pavellón del gobernador, (B) Alojamiento de la tropa de artillería; 2ª Alojamiento de la guarnición de infantería; 3ª En apoyo de la 1ª (por encima de las murallas); 4ª En apoyo de la 2ª (por encima de las murallas). (II)


A las seis de la mañana los españoles se hicieron amos de la fortaleza y fue izado el pabellón español, con una salva triple, en el baluarte de San Narciso. Las pérdidas fueron de un muerto y dos heridos por parte española y por parte francesa treinta y un muertos, veinticinco heridos y mil seiscientos prisioneros.


La plaza de armas de la fortaleza (marcada como A en el plano anterior), en la actualidad.

La acción fue conocida en aquellas tierras como la "Rovirada" y gozó de una fuerte difusión mediática* en el ámbito nacional que se hizo patente en el buen recibimiento que tuvo Rovira durante su visita a Cádiz y otras ciudades españolasV


Las tropas españolas

El Doctor Francesc Rovira (beneficiario -un cargo secular- de una iglesia de Girona) creó el Tercio del Ampurdán núm. 1, el 5 de mayo de 1808. La Junta Suprema del Principado organizó las llamadas legiones catalanas y el Tercio del Ampurdán constituyó la 2ª sección de la 1ª legión de infantería.


Cuadro para la exposición “La Guerra de mossén Rovira”, por Ferrer Dalmau. (IV)


La toma del Castillo era digna de perdurar en el recuerdo por lo que el Consejo de Regencia del Reino (15/07/1811) le dio la denominación de Regimiento de San Fernando de infantería de línea, con el que continuó actuando en la Guerra de Independencia.

Bandera coronela del Regimiento San Fernando con la divisa:
"Perpetua memoria de los hombres. Conquista de S.Fernando"
El uniforme de la unidad era una chaqueta o dolman similar a los usados por la infantería ligera entre 1802 y 1805, pero de paño pardo con divisa celeste y con galones y cordones, de plata para la oficialidad y blancos para la tropa. Es de destacar la forma peculiar de sus vueltas, largas, apuntadas y ligeramente curvadas hacia la espalda, según costumbre de esos años y que vemos documentada en algún otro retrato.IV

 

 

La posterior reacción francesa y nuevo bloqueo en 1811.

Como era más que previsible, la reacción francesa no se hizo esperar y el general Baraguey d'Illiers ordenó reunir tropas de toda Catalunya para asediar el castillo. Por su parte el Barón de Eroles también acudió a reforzar a las fuerzas del castillo el día 17 y batiéndose con las fuerzas francesas del exterior pudo entrar en la plaza. Los franceses iban aumentando en número y los españoles quedaron reducidos al interior de la fortaleza. El general Campo Verde llegó en auxilio el 2 de mayo, pero se encontró con que los franceses ya disponían de 10.000 hombres, 600 de ellos de caballería. Tras sucesivos ataques se pudieron hacer entrar en el castillo una parte del convoy y una fuerza destinada a la guarnición. Campo Verde tuvo que volver precipitadamente a Tarragona por la presencia de las fuerzas de Suchet en las cercanías de aquella plaza.

El mariscal McDonald, comandante francés, al reconocer la fortaleza y no poseer consigo un tren de asedio en condiciones, ni posibilidades de proporcionárselo desde Francia pese a sus reclamaciones, ordenó el bloqueo de la plaza y someter a la guarnición por el hambre.


Plano de la fortaleza de Figueres. Operación de bloqueo realitzada por el ejército francés en 1811. Con una línea marrón se indican las obras de circunvalación para evitar la salida de los sitiados, así como la disposición de las tropas y caballería, puestos de guardia y reductos de defensa (circulos azules). (II)

Los asediados hicieron varias salidas exitosas, el 14 y 15 de mayo y el 24 de mayo, ese día consiguiendo quemar parte del campamento francés y destruyendo parte de los reductos. El 16 de agosto por la noche se hizo una última salida para abrirse paso por los baluartes de San Narciso y Santa Tecla en el que participaron los 4.000 hombres de la guarnición, pero que fue respondida por los sitiadores con nutrido fuego de fusilería y que no dejó más opción que la retirada al castillo, con la pérdida de cuatrocientos hombres. Sin posibilidad de ser auxiliado desde el exterior y agotados sus suministros, el general Martínez, jefe de la guarnición se rindió el 19 de agosto*.



El final de la ocupación.

Al comenzar el año 1814 una orden del gobierno imperial obligaba a Suchet a negociar con el jefe del ejército en el Principado, el general Copons, la rendición de las plazas fuertes de Cataluña, excepto Figueres, que había de conservar. Suchet cuenta aún con 28.000 hombres, 8.000 de los cuales continúan en Barcelona. A primeros de marzo recibe la orden de enviar a Lyon una división de 10.000 hombres, y el 10 de marzo el propio Suchet llega a Figueras con los restos de su ejército tras haber evacuado las poblaciones y haber destruido los puntos fortificados.

Fernando VII salió de Valençay el 13 de marzo, llegando a Perpinán el dia 19, donde le esperaba Suchet, que lo acompañó hasta Figueres, donde fue recibido el dia 23 con honores por las tropas francesas. El 24 de marzo al mediodía, el monarca recibía el primer homenaje del General Copons, con sus tropas desplegadas en el margen derecho del Fluvià, mientras que las francesas permanecían en el margen izquierdo.


- - - - - - o o o - - - - - -



Para celebrar el primer aniversario del Rincón de Byron, inauguramos una nueva sección en el blog -encima mismo de éste texto (Home) donde explicamos el porqué del blog y nuestras ideas a corto plazo- que esperamos ampliar con otras secciones que diversifiquen el abanico de temas que tratamos, en especial todas aquellas referencias al período napoleónico salidas en medios audiovisuales y la confección de un pequeño "diccionario" de referencias del léxico militar. Por ahora tan solo:
Agradeceros la confianza prestada semana a semana e invitaros que nos sigais acompañando en esta apasionante singladura por la época napoleónica.


Estampa alegórica napoleónica en "The Triumph of Napoleon. Austerlitz, 1805", por Sergey Nicolaievich Prisekin. (0)


- - - - - - o o o - - - - - -

(*) En uno de los papeles que se imprimieron con este motivo, se leian los siguientes versos en idioma catalán de la época:

"Quant vos dignian que Rovíra que sas líneas son groseras:      
may ha sigut militar: que no ha portat xarreteras:
que no sab de guerrejar: que ten principis de san,
que es un capellá de fira: y altres burlas que de ell fan:
que al atacar no te mira: responéulos: ¿y Figueras?"

 

(Trad.) "Cuando os digan de Rovira que sus maneras son burdas:
nunca ha sido militar: que no ha llevado charreteras:
que no sabe guerrear: que tiene principios de santo,
que es un capellán de feria; y otras burlas que hacen de él:
que al atacar no tiene juicio: respondedles: ¿Y Figueras?

Otro ejemplo:

"Figueras ha parit,            
Hostalrich la comare,
Rosas será l'compare

y á Barcelona l'convit."

(Trad.) "Figueras ha parido
Hostalric la madrina,
Rosas será el padrino,
y en Barcelona el convite" (III)


(**) Transcribimos parte del despacho del general Martínez que redactó ya prisionero en Pont de Molins, como testimonio de todas las vicisitudes pasadas:

"Después de cuatro meses de obstinado bloqueo que he sufrido, sin auxilio alguno del parte del Ejército, me he visto precisado a entregar el fuerte de San Fernando de Figueres por falta de subsistencias, agotado hasta el último recurso. Habiendo comido desde los caballos hasta el último insecto. En fin la noche del dia 16 intenté la salida de la guarnición a la bayoneta, a pesar de los grandes obstáculos que me presentaba la línea de circunvalación, a la que llegué yo mismo hasta las abatidas o talas de árboles, que impedían la facilidad del paso que no pudo franquearse por lo fuerte e impenetrable de ella..." (I) 


_____________________________________________________________________________________________

Fuentes:

(0) - http://www.gallery-worldwide.com/cnMax.jsp?path=1077563381243&file=1123964774483_1075X389.jpg&size=600
(I) - "Dos horas en...el Castillo de San Fernando de Figueres" - Juan Manuel Alfaro Guixot, Les Fortaleses Catalanes Ediciones, 2010
(II) - "El Castell de Sant Ferran de Figueres. La seva història" - Carlos Díaz Capmany, Generalitat de Catalunya, Barcelona, 1982
(III) - HISTORIA DE LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA EN El ANTIGUO PRINCIPADO. Tomo II", por Adolfo Blanch, Imprenta y Librería Politécnica de Tomás Gorchs, Barcelona, 1861
(IV) - http://cuadrosultimos.blogspot.com.es/2011/01/rovira.html - Luis Sorando
(V) - Tríptico de la exposición "La guerra de mossèn Rovira: La sorpresa de Figueres (1811)" - Castillo de San Fernando de Figueres. Sala Martín Zermeño, 8 abril - 12 junio 2011

domingo, 15 de noviembre de 2015

Catherine Hubscher ó Madame Sans-Gêne, la Mariscala Lefebvre y Duquesa de Dantzig.


Entre los personajes femeninos con nombre propio de la época napoleónica encontramos aquellos que formaron parte de la nobleza -o la realeza- y aquellos nombres comunes que formaban parte de la vida militar, tanto acompañándo a los ejércitos (cantineras, vivandières, etc), como integrados en sus filas y, pese a todos los convencionalismos de la época, luchando a la altura de sus homónimos masculinos.

El personaje del que trataremos a continuación poseyó "lo mejor de ambos mundos" ya que, pese a su origen humilde, llegó a ostentar un título nobiliario por su matrimonio con un mariscal del Imperio francés. Con sus maneras y lenguaje llano -algunos dirían a menudo vulgar-, directo y sobretodo mordaz, llegó a encontrar la complicidad de la Emperatriz Josefina, el rechazo y la simpatía por igual de Napoleón y fue objeto de las habladurias de los corrillos del Paris de la época.


Retrato de Catherine Hubscher,
Duquesa de Dantzig (I)

 

NOTAS BIOGRÁFICAS

Catherine Hubscher, nació en Alsacia, en Neuhausen, aldea dependiente de la comuna de Goldbach, en el valle de Saint-Amarin (Alta Alsacia). A muy temprana edad y huérfana de padre leñador, empezó a trabajar para una familia de tintoreros que se habían atrevido a lanzar pinturas de la India, industria que obtendría un rápido desarrollo en Alsacia. Posteriomente trabajó a los 11 años en una industria algodonera, en Willer, golpeando la ropa blanca. El trabajo la robustece, pero hace que su carácter y modales dejen que desear. Por mediación de un hermano, a los 26 años se traslada a Paris para trabajar como planchadora y lavandera en el bulevar Poissonnière.

Conoce a François Joseph Lefebvre, un cabo-primero de Alsacia como ella quien después de haber sido agente rural entró en el ejército. Se casaron el 1 de marzo 1783, mientras Lefebvre era ascendido a sargento. Iletrada en el momento de su matrimonio (no supo firmar en el Acta de matrimonio), con el tiempo y la ayuda de su marido (antiguo profesor de lenguas), acabaría escribiendo en francés y alemán. El hecho de aprender a escribir a los 30 años denota una enérgica voluntad y una gran firmeza de carácter, al mismo tiempo que muestra la unión entre los dos: «J’oublie que je suis duchesse, mais jamais je n’oublierai que je suis la femme de Lefebvre», diría en el momento de la llegada de los títulos nobiliarios1.

La carrera militar de Lefebvre va rápidamente de ascenso en ascenso al igual que la de varios de sus contemporáneos en el ejército. General de Brigada en 1793, senador en 1800 y Mariscal del Imperio en 1804. Durante la guerra de la Cuarta Coalición , en 1807, Napoleón le ordena que tome Danzig, importante punto estratégico y logístico en el flanco izquierdo del ejército francés.

Se inició un férreo asedio de cincuenta y dos días a trinchera abierta y, cuando Kalkreuth (comandante prusiano de la plaza) capituló y dió su palabra de honor para si y los suyos de no llevar armas en un año completo, no pudo presentar más que ocho mil combatientes. Dos meses antes se había encerrado en la ciudad con diez y ocho mil soldados. El ejército francés capturó ochocientos cañones y almacenes inmensos. Los resultados del sitio fueron también considerables: quedaron cubiertos el flanco izquierdo y la retaguardia franceses y a Prusia ya no le quedó más puerto en el Báltico que Pillau4.  

Carta manuscrita de la Duquesa (II).
Como recompensa, Napoleón le otorga el título de Duque de Danzig, por lo tanto Catherine pasa a ser también Duquesa. La corte napoleónica se burla abiertamente de ella y de su manera de hablar, pero no le importa en absoluto. Como señaló Sir Thomas Wyse: «La duquesa no fue tan afortunada como muchos de sus semejantes, en la eliminación de las huellas de su origen y la "blanchisseuse" ocasionalmente nadaba como aceite en la superficie de las conversaciones de salon.9».

Según las Memorias de la Duquesa de Abrantes (esposa de Junot): «En cuanto a la mariscala Lefebvre o la duquesa de Dantzig, como se quiera llamarla, estaba muy bien todavía cuando hicieron duque a su marido, un año antes que a todos los demás. M. de Cramayel, gobernador de palacio, compuso unos versos satirizando cierta aventura de un diamante robado que la duquesa encontró en un sitio en donde a nadie se le ocurriría ir a buscarlo**, aventura que ella contaba llamando a cada cosa por su nombre propio ... y hasta impropio, a todo el que quería oírla. Y a decir verdad, todos quisimos oírla4».

Apoya en cuerpo y el alma a su marido y no deja de criticar al emperador abiertamente estando él presente... tiene el don de divertir o hacer enfadar a Napoleón al mismo tiempo y, especialmente, las bromas que provocan la ira de Talleyrand, que desarman por completo a uno de los diplomáticos más inteligentes. Nadie se atrevía a hablar en contra de Talleyrand, excepto Catherine Hubscher, la "blanchisseuse" (la lavandera).

Después de la caída del Imperio, se negó a aparecer en público, diciendo con humor: «J'allais aux Tuileries quand c'était chez nous, maintenant que c'est chez eux, je ne m'y sentirais plus chez moi».

Castillo de Combault (III)
Lefebvre muere en 1820 y su cuerpo fue trasladado al cementerio de Père Lachaise. Catherine murió en 1835 a los 84 años. Propietaria del castillo de Combault (población de la que Lefevbre fue alcalde de 1813 a 1820), lo revende 3 años antes de su muerte. Un día que la mujer del prefecto se encontraba de visita en su castillo -el actual hotel de la villa de Pontault-Combault- abrió un armario en el que se organizaban diferentes trajes que ella y su marido habían usado desde su juventud: «Aquí, dijo, una galería de ropa aunque de variada condición. Éramos cuidadosos en mantener todo esto... esta es la forma de no olvidar». La pieza de teatro de Sardou y Moreau inmortalizará para la posteridad a Madame Sans-Gêne en 1893**. 
Hoy en día sigue siendo un personaje icónico, representando la sencillez, la humanidad, el valor y la fidelidad a toda prueba5.

 

ANÉCDOTAS Y CHASCARRILLOS VARIOS

  Un día, cuando la mariscala Lefebvre fue a ver a la Emperatriz Josefina con la señora de Lannes, futura duquesa de Montebello, el chambelán de la entrada le dijo a en la puerta que Su Majestad no recibía a ninguna persona. 
— «¿Cómo, cómo, nadie?», gritó la mariscala. «Dile que son la mujer de Lefebvre y la de Lannes».
El chambelán, que no fue nada discreto repitió los detalles del encuentro y la anécdota provocó las risotadas de todo Paris2

  La esposa del mariscal salió un día para ver hoteles, deseando comprar uno. Entró en una sala, alrededor de la cual habían unos armarios enrejados y guarnecidos con tafetán verde.
— «¿Qué es lo que es esto?» preguntó al conserje.
— «Señora mariscala, es una biblioteca».
— «¿Y que es lo que tiene de bueno?».
— «Es para guardar los libros, señora».
— «Bah. ¡Esto es una tontería!. Mi marido no es un lector, ni yo soy una lectora, así que me haré mi frutero, esto valdrá más».
En efecto, esa sala tuvo ése destino lo que le daba a todo el piso un olor poco agradable3.

  Se presentó a la Emperatriz para darle las gracias por la merced que el Emperador acababa de hacerle [el título de duquesa]. La Emperatriz estaba en las Tullenas, en el gran salon amarillo. Llegó la mariscala Lefebvre. El ujier, acostumbrado a anunciarla por este nombre, entra para recibir órdenes del chambelán de servicio, pues la mariscala no había solicitado audiencia.
Sale el ujier y le dice como de costumbre :
— «La señora mariscala puede entrar».
La mariscala le mira de reojo pero no dice una palabra. Entra en el salón, la Emperatriz se levanta del sofá en que usualmente se sentaba, junto a la chimenea y da algunos pasos hacia ella, diciéndole con aquella gracia encantadora que, cuando quería, ponía en todo:
— «¿Cómo está la señora duquesa de Dantzig?».
La mariscala, en vez de responderle, le hace un guiño de inteligencia y volviéndose en seguida hacia el ujier, que en aquel instante cerraba la puerta, le dice:
— «¡Anda, hijo mío, chúpate ésa!4».

   Una vez, en la época en que los cinco reyezuelos*** cambiaban sus coronas directoriales por oro a puñados y algunas veces por un terrible destierro más allá de los mares, se les ocurrió a algunos de los que quedaban, buscar un colega de inteligencia leve y mano pesada, para defender el Luxemburgo en caso de que lo atacase aquel pueblo-rey que se había convertido en esclavo. Escribieron, pues, a Lefebvre, que estaba en el ejército del Sambre-et-Meuse****, proponiéndole la corona directorial. El buen hombre consultó a su mujer. Ella era sensata y en aquella ocasión le hizo ver claro:
— «Tienes que contestar que "no". ¿Qué irías tú a hacer en medio de todo eso? Quédate aquí. Muy mal deben andar por allá abajo, cuando quieren hacer rey a un imbécil como tú4».



Catherine Hubscher ó Madame Sans-Gêne (IV)




---------- O ----------



NOTA / UNE NOTE / A NOTE:




---------- O ----------


(*)  - "Elle arriva un jour pour déjeuner avec l'Impératrice qui était aux Tuileries, entourée de toutes ses dames. Sa Majesté trouve à la maréchale un air effaré qui ne lui etait pas ordinaire; et avec sa grâce habituelle, lui demande avec intérêt ce qui lui donnait de l'inquiétude ou du chagrin.
— Oh! madame, c'est une longue histoire que je veux bien raconter à Votre Majesté; mais pour cela il faut qu'elle fasse en aller ces pisseuses (les dames du palais) qui ricanent là en me regardant.
— Veuillez bien, mesdames, passer dans le salon de service, leur dit Joséphine, persuadée qu'il s'agissait d'un secret de famille.
— Eh bien, maintenant, madame la duchesse, contez-moi vos peines.
— Je n'en ai plus, madame; mais voyez-vous, j'suis encore tout émue d'un malheur qui m'a menacé ce matin.
— Oh ! mon Dieu, votre fils s'est-il battu ?
— Pas si bête.
— Le maréchal?...
— Il n'est pas question de lui : j'ai cru avoir perdu mon gros diamant ; j'étais sûre de l'avoir laissé dans ma chambre; en y rentrant je ne le trouve plus. Je questionne sur les personnes qui y sont été; on m'dit comme ça qu'y gnia que mon frotteur. Il était dans le salon qu'il finissait; je le fais entrer chez moi, et je lui dit : Coquin, t'as mon gros diamant, j'veux l'ravoir parce que j'y tiens; c'est l'premier que Lefebvre m'a donné ; rends-moi-le et je ne te ferai rien. Mon gaillard me répond qu'il ne l'a pas. Il était nègre, je ne vois pas s'il rougit ; mais je continue à y dire que je veux mon gros diamant, et lui ordonne de se fouiller. Rien dans les mains, rien dans les poches, qu'il me dit; eh bien, guerdin, déshabille-toi. II veut faire des difficultés; mais on ne me fait pas aller comme ça; déshabille-toi, gueux; nu que j'te dis, ou je te ferai tuer par mes domestiques. Enfin, il se met nu comme un ver, et j'ai trouvé mon gros diamant. Le v'là. Une mijaurée l'aurait perdu tout de même
3".

(**) - En realidad el nombre de Madame Sans-Gêne se atribuyó por los soldados a Thérèse Figueur, dragón de caballería de 1793 à 1815, nunca a Catherine Hubscher; el talento de M. Sardou fue el que creó la leyenda3. Aparte de la famosa pieza de teatro, también ha sido llevada al cine en varias ocasiones con el mismo argumento: en 1909, por el danés Viggo, por la artista Réjane (1911, realización de André Calmettes), por Gloria Swanson (1925, Léonce Perret), d'Arletty (1941, Roger Richebé), Sofía Loren (1961, Christian-Jaque), etc.

(***) - Los cinco miembros del Directorio de la Francia Revolucionaria. Los miembros originales (con el tiempo hubieron variaciones en sus miembros) fueron Jean-François Reubell, Paul Barras, Louis-Marie de La Révellière-Lépeaux, Étienne-François Le Tourneur y Lazare Carnot6.

(****) - El Ejército del Sambre y el Mosa (Armée de Sambre-et-Meuse) era uno de los dos ejércitos en la época revolucionaria junto con el Ejército del Rin y Mosela (Armée de Rhin-et-Moselle) que se encontraban más allá de las fronteras del este de Francia. Posteriormente los dos ejércitos se unirían para crear el Ejército de Alemania (Armée d'Allemagne). Originariamente el Ejército del Sambre y el Mosa, se creó a partir del flanco derecho del Ejército del Norte, del flanco izquierdo del Ejército del Rin y del Ejército de las Ardenas (que fue disuelto)7.
 


____________________________________________________________________________________

Fuentes:

(1) - Le Maréchal Lefèbvre Duc de Dantzig (1755-1820), Joseph Wirth, Perrin Éditeurs, Paris, 1904
(2) - Le bouchin des méchancetés: Et autres traits d’esprit – F.X. Testu, Ed. Robert Laffont SA, Paris, 2014
(3) - Mémoires sur l'Impératrice Joséphine. La Cour de Navarre & Malmaison, Georgette Ducrest, Arthème Fayard Ed., Paris, 1829
(4) - "Memorias sobre la vida de Napoleón" - Duquesa de Abrantes, Editorial Surco, Barcelona, 1945
(5) - http://www.aquadesign.be/actu/article-5855.php. Contributions de Catherine. Date de création : 14/01/2007 16:24
(6) - https://es.wikipedia.org/wiki/Directorio_%28Francia%29
(7) - https://fr.wikipedia.org/wiki/Arm%C3%A9e_de_Sambre-et-Meuse
(8) - Mémoires de Mlle. Avrillon" – Tome II – Chez L’advocat, Paris, 1833
(9) - "The continental traveller's oracle; or, Maxims for foreign locomotion, Volumen 2" - Sir Thomas Wyse, H. Colburn, 1828
(10) - http://www.lalibre.be/culture/musique/une-blanchisseuse-passee-de-l-histoire-a-la-legende-51b879b2e4b0de6db9a76959
(11) - "Textiles d'Amérique et de France" - Jocelyne Mathieu, Christine Turgeon, Presses Université Laval, 2002


Imágenes:

(I) - Portrait de Catherine Hubscher, Maréchale Lefèbvre Duchesse de Dantzig, dite "Madame Sans-Gène" (1753-1835). https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/9/97/Madame_Sans-G%C3%AAne.jpg. Anónimo [Public domain], via la Wikimedia Commons
(II) - http://www.the-saleroom.com/en-gb/auction-catalogues/ader-sarl/catalogue-id-srade10008/lot-c740f5c9-9359-468f-9694-a3f60117ad28. Lettre signée « Duchesse de Dantzig », Courbault 9 juin 1825, à son neveu M. Annequin ; 1 page in-4, adresse (petits trous par corrosion d'encre, qqs fentes aux plis). La lettre du baron Pluvinel n'est pas parvenue à Courbault. « Mais comme cette pièce ne t'es pas absolument nécessaire, j'espère qu'elle ne retardera pas ton départ. Ainsi donc je te souhaite un bon voyage et beaucoup de prospérité dans ton nouvel état »... Très rare. Librairie Les Autographes, 2007. (por Ader Nordmann)
(III) - http://archives.seine-et-marne.fr/catherine-hubscher-dite-madame-sans-gene-1753-1835
(IV) - Por A. Meyer (Bibliothèque nationale de France). Biographies alsaciennes avec portraits en photographie, série 3 [Public domain], via la Wikimedia Commons. https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/6/6b/Mar%C3%A9chale_Lefebvre.jpg

domingo, 8 de noviembre de 2015

La Armée des Côtes de l'Océan, o la invasión que nunca existió. 1795-1805. (y III)


Con esta tercera y última entrega finalizamos este monográfico sobre las tentativas francesas de invadir Inglaterra durante el período revolucionario y las guerras napoleónicas. Los preparativos para una flotilla de invasión para llevar a las tropas francesas a través del Canal desde varios puertos habían sido previstos desde finales de la década de 1790, pero se había abandonado el proyecto temporalmente por la Paz de Amiens. Con el ascenso al poder de Napoleón, el viejo proyecto volvió a tomar importancia y no se reparó en medios para poder crear la infraestructura y medios necesarios para que la empresa fuese coronada por el éxito.


Napoleón en Cap Blanc Nez viendo la costa inglesa frente a Dover (I).


LOS ANTECEDENTES PREVIOS

En octubre de 1797, el Directorio había ordenado la creación del ejército de Inglaterra para ser comandado por Napoleón Bonaparte, con un presupuesto de ochenta millones de francos, asignados en enero de 1798.

Latouche-Tréville (II)
Finalmente el 8 de febrero de 1798, Bonaparte inició una rápida inspección de la costa, desde Etaples a la isla de Walcheren. Napoleón empezó a dictar las primeras órdenes para el general Caffarelli, para reparar el puerto de Boulogne y que pudiera alojar el número requerido de embarcaciones, así como la inspección de las baterías de la costa y directrices para espiar las defensas de la costa inglesa. Con el inicio de la expedición de Egipto el proyecto fue dejado de lado.

En 1801 el Primer Cónsul retomó el proyecto y se comenzaron los preparativos bajo la dirección de ingenieros navales y militares. La flotilla estaba mandada por el vicealmirante Latouche-Tréville que al llegar a Boulogne había instalado sus cuarteles en Tour d'Odre.

Pero la flota está constantemente amenazada por la Royal Navy. Ese mismo año, el 5 y el 15 de agosto, repelió dos ataques dirigidos por Nelson destinados a destruir la flotilla. En Brest, el vicealmirante Ganteume sufre la amenaza del bloqueo por parte de lord Cornwallis. Debido a ello Napoleón pronto piensa en maniobras de diversión en Egipto o en Irlanda.


LOS PREPARATIVOS PARA LA INVASIÓN DEFINITIVA

Tras la declaración de guerra el 18 de mayo de 1803, aparte de invadir Hanover y algunos territorios italianos (los ingleses bloquearon Toulon y recapturaron algunas colonias de ultramar), el Ejército de las costas del Océano (Armée des Côtes de l'Océan o Armée d'Angleterre) es revivido por Napoleón Bonaparte y concentrado en la zona de Boulogne y sus inmediaciones, con el objetivo del desembarco e invasión de Inglaterra.

Distribución de los regimientos de infantería en los campamentos
durante el período consignado.
En junio Napoleón encargó la construcción de 5 grandes campos para la invasión en Brest, Boulogne, Montreuil (Etaples), Brujas y Utrecht. El campo de Brujas fue más tarde transferido a Ambleteuse, cerca de Boulogne, y pronto el campo principal discurrió a lo largo de 9 millas de la costa, completado con jardines24.

Los regimientos, compuestos por dos tercios de reclutas dejaron sus guarniciones y fueron a formar los campos de instrucción que se extendían desde Utrecht hasta la desembocadura del Somme. El campo de Utrecht estaba al mando del general Marmont, que fue sustituido en la Inspección General de la  Artillería por el general Songis . Se extendía hasta Flushing, y tenía el número 2, porque el cuerpo de Hannover, que luego fue mandado por el general Bernadotte, tomó el número 1. El número 3 al mando del general Davout, tenía su centro en Ostende, y se extendía hasta Dunkerque inclusive. El general Soult mandaba el número 4 que se estableció en Boulogne, y se extendía desde Gravelines hasta la izquierda de Boulogne. El número 5, al mando del general Ney, comprendía Montreuil y Étaples. Tomó más tarde el número 6, porque se formó un nuevo cuerpo en Boulogne al que se le dio ese número. Fue puesto bajo el mando del general Lannes, que volvía de su puesto de embajador en Portugal. Una reserva compuesta de doce batallones de granaderos se reunieron en Arras, bajo el mando del general Junot, que dejó su puesto de gobernador de Paris para tomar el mando de dicha división.

Todos los regimientos de dragones que estaban en Francia fueron agrupados en divisiones de cuatro regimientos cada una. Fueron acantonados después de la desembocadura del Escalda a orillas del Oise y del Aisne. Los cazadores a caballo y húsares fueron agrupados en Saint-Omer y Ardres31.

Junto a la construcción de grandes campamentos militares se iniciaron las obras de refuerzo y acondicionamiento de los puertos cercanos para albergar a la flotilla de invasión, transformando asimismo la economía de la región por la presencia del numeroso ejército.

Napoleón había señalado el puerto del canal de Boulogne (a pesar de sus mareas hacían inadecuada esa función) como uno de los principales puntos de embarque para su Armée de l'Angleterre. No en vano Julio César -y posteriormente Claudio- también había utilizado los puertos de la zona para su invasión de Inglaterra.


El sitio del campo de Boulogne, a partir de una pintura de H.W.B. Davis, R.A. (III)

En septiembre de 1803, 36.000 hombres al mando del General Soult acamparon en las mesetas de Odre y Outreau. Este cuerpo estaba compuesto de infantería ligera y veinte compañías de artilleros. El sitio elegido por Napoleón como campamento de las tropas era un tramo de cuatro kilómetros de tierra a lo largo de la costa.

El pabellón del Emperador.
Estas grandes preparaciones fueron financiadas en gran medida por la compra de Luisiana en 1803, por el que Francia cedió sus enormes territorios de América del Norte a Estados Unidos a cambio de un pago de 60 millones de francos franceses ($ 11.250.000). El importe total se gastó en la invasión proyectada.

Aparte también hubieron "contribuciones" de otros territorios ocupados como los comerciantes y la ciudad de Gante que aportaron en su momento 1,5 millones de francos para la construcción de buques de guerra en el Escalda26.

Para su invasión secundaria prevista en Irlanda, Napoleón había formado una legión irlandesa en 1803 como una parte autóctona de su previsto Cuerpo de Irlanda, de 20.000 hombres.


 
Distribución de un campo según el empleo de sus ocupantes y sus dependencias. (IV)


Vista aérea de los restos de las barracas del campo. (V)


Situación del campo entre Ambleteuse, Raventhun y Wimereux. (VI)

El mismo emplazamiento del campo anterior en la actualidad, con Google Maps.

 

EL CONTINGENTE MILITAR DE TIERRA

En junio de 1804 todos los cuerpos que habían sido elegidos para formar parte de la invasión habían sido ya conformados. El ejército fue organizado en siete cuerpos: Bernadotte al este, Augereau al oeste, y cinco campos en el centro: Utrecht, Ostende, Boulogne, Arras y Montreuil. Napoleón había dividido previamente el Ejército para la invasión en tres grandes divisiones: la del centro a sus órdenes, Desaix mandaría la división de la derecha y Bernadotte la división de la izquierda. A continuación detallamos la composición del Estado Mayor del Ejército:


ESTADO MAYOR GENERAL24

Alexandre Berthier, Ministro de Guerra.
Marescot, General de Cuerpo de Ejército, Primer Inspector de Ingenieros.
Reille, General de División.
Pannetier, General de División.
Hanicque, General de División, Jefe de Estado Mayor.
Kirgener, Coronel, Jefe del Estado Mayor General de Ingenieros.

Aides-de-Camp (edecanes):
Arrighi, Coronel.
Bruyere, Jefe de Batallón.
Girardin, Capitán.
Ornano, Capitán.
Malivoire, Jefe de Batallón.
Martin, Jefe de Batallón.
Perrin-Brichambeau, Capitán, etc.

Estado Mayor de la Flotilla:
Bruix, Almirante.
Bonnefoux, Prefecto Marítimo.
Lacrosse, Contra almirante.
Magon, Contra almirante.
Lafond, Capitán, Jefe de Estado Mayor.
Moras, Comandante adjunto.
Lostange, Capitán de fragata (diputado).
Sgansin, Ingeniero Jefe.
Lair, Ingeniero Naval Jefe.
Grandelas, Ingeniero Naval.
Even, Jefe de la Administración Naval.
Thirion, Jefe del Parque de Artillería Naval.
Grandpre, Comisionado Jefe de la Flotilla Imperial.
Monnet, Jefe de Batallón, Artillería Naval.
Gauthier, Inspector.
Delimeux, Director de Aprovisionamientos.

Comandantes de Cuerpo:
Savary, Contra almirante, al mando del Centro Izquierda de Boulogne.
Le Rey, Capitán, al mando del Centro derecha de Boulogne.
Courraud, Contra almirante, al mando de la Izquierda en Etaples.
Combis, General, al mando de la Derecha, y los transportes de la flotilla en Etaples.
Daugier, Capitán, al mando de la Guardia Marina Imperial y la Reserva.

Estado Mayor del Puerto :
Le Coat Saint-Haouen, Jefe Militar.
Amand Leduc, Capitán de Fragata, Ayudante.
Carpentier, Señales.
Csesar Carpentier, Señales.
Leduc, Señales.
Jouannin, Señales.



Castillo de Pont-de-Briques (1907)
Napoleón situó su cuartel general en Pont-de-Briques. Campos auxiliares para la caballería y la reserva fueron situados en Saint-Omer, Compiègne, Arras, Étaples, Vimereux, Paris y Amiens. El Ejército de Inglaterra absorbió los hombres del Ejército del Oeste en la región de Vendée y fue renombrado Ejército de las Costas del Océano.

En junio de 1804 constaba de 70.000 hombres y en marzo unos 120.000 hombres. Se realizaron trabajos para ensanchar los canales para mantener una comunicación interior entre Nantes, Holanda, Amberes, Cherburgo, Brest y Rochefort. y la expansión de los muelles en Flushing para permitir a la armada holandesa hacerse a la mar en 24 horas. El 23 de diciembre de 1803 Berthier confeccionó la lista de fuerzas del llamado Ejército de la Expedición de Inglaterra: 79.000 hombres de infantería, 17.600 de caballería con 15.000 caballos, 4.700 artilleros, 4.600 carreteros y 7.800 civiles. En su momento más álgido, la flotilla contaba con 1.831 transportes de todas clases y 167.000 hombres.


El Castillo de Pont-de-Briques en la actualidad (VII)
Cuatro posiciones principales fueron elegidas para los campamentos, en un radio de 10 kilómetros de Boulogne. Los dos más importantes se ubicaron a derecha e izquierda del puerto y eran conocidos respectivamente como Campo de la Derecha y Campo de la Izquierda.

El primero se extendía de Tour d'Odre a Wimille y el otro de Outreau a Portel. Se erigieron chozas para los soldados para acomodar 15 hombres cada una y el bosque de Boulogne procuró la madera necesaria. Los campos se dividieron a distancias iguales por encrucijadas de caminos pavimentados formando una especie de mosaico para diferenciar unos batallones de otros. Se señalizaron los caminos con los nombres de victorias célebres o eventos memorables, como Jemappes o Zurich23.


Cuarteles de Napoleón (5) y Berthier (6), cerca de Boulogne.
Los soldados pasaban el tiempo  ejercitándose en el tiro y haciendo maniobras. Se les enseñaba  marchar como fusileros, a formar en cuadro, a agruparse en columnas de asalto. No faltaban los suboficiales, que enseñaban los conocimientos básicos del manejo del fusil de baqueta, y sobretodo el de la bayoneta, tan útil contra los sables de los dragones.  Incluso los granaderos se ejercitaban. Se les entrenaba para disparar los cañones desde las barcazas de fondo plano y para maniobrar en el mar28.


El lógico descontento y el aburrimiento que a menudo amenazaban el estado de ánimo de las tropas en espera se disiparon por  las visitas de compañías teatrales incluso desplazadas desde Paris (la compañía de teatro Vaudeville) y las frecuentes inspecciones y visitas ceremoniales  por el propio Napoleón.


Inspeccionando las tropas en Boulogne e imposición de medallas el 15 de agosto de1804. (VIII)


También se comenzó a publicar un periódico en Paris, el "Journal des Côtes d'Angleterre", que trataba en general temas políticos y militares del momento. Se acuñaron medallas para celebrar el pretendido éxito de la invasión y se erigió una columna de triunfo en Boulogne.




Medallas diseñadas por Vivan Denont. A la izquierda, medalla conmemorando la planeada invasión de Inglaterra, con la cabeza del Emperador Napoleón I coronado de laureles, con la leyenda "NAPOLEON EMP . ET . ROI.". En el reverso está escrita la leyenda "'DESCENTE EN ANGLETERRE.". A la derecha, medalla conmemorativa del campamento de Boulogne en 1804. En el anverso el Emperador Napoleón I, sentado en el trono con dos asistentes permaneciendo detrás de él,entrega una medalla a un soldado en uniforme, con otras tres personas , una que lleva un bastón con el águila napoleónica y corona, con la leyenda "HONNEUR LÉGIONAIRE AUX BRAVES DE L'ARMÉE". (IX)



Columna de la Grande Armée, en el valle de Denacre.

Caminando por el valle de Denacre, se descubre la columna de triunfo erigida. Su lugar de emplazamiento estaba entre los cuarteles generales de Tour d'Odre y el campo de la 1ª Division, a la vista del continente, frente al Canal e Inglaterra. Fue votada por el Ejército en 1804 y tras varias vicisitudes fue definitivamente inaugurada el 15 de agosto de 1841. Victor Hugo solía decir de este lugar que "el camino que discurre a través de él es de uno de los lugares más bellos del mundo".23

"El monumento el cual erige el ejército en el campo de Boulogne se mantendrá como una época para los eventos militares, que los seguirá y la gloria de los cuales sobrevivirá a los peligros y las fatigas". (Carta de Napoleón al Mariscal Soult)30.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LAS DEFENSAS COSTERAS FRANCESAS EN LA COSTA DE BOULOGNE

En primer lugar, al sur del puerto de Boulogne había tres baterías en estrecha proximidad a lo largo de la playa Capecure, más allá del punto del antiguo muelle llamado Le Musoir. Éstas defendían la entrada del canal. Dos baterías se colocaron en el comienzo del acantilado de Portel, una en la base y  otra en la cumbre; a lo largo de la meseta que se extiende hasta el pueblo pesquero de Portel habían  cuatro baterías más. Unos cientos de metros tierra adentro desde Portel, en la dirección de Outreau, habían una serie paralela de baterías en la línea de acantilados, entre el paraje denominado Ave María y la pedanía de La Salle . Esta zona fue ocupada por el Campo de la Izquierda .

La gran fortaleza de L'Heurt, situada delante de Portel, fue construida sobre un arrecife de roca, y artillada con varios artefactos de gran alcance. Más adelante, el Cabo d'Alprech estaba defendido por tres baterías para el fuego concentrado.

Un poco más al norte del puerto , una batería se colocó a mitad de camino por la ladera, muy cerca del lugar que en 1907 ocupaba el Hotel Imperial; una segunda batería coronaba la parte de más alcance en el Tour d' Odre. La formidable batería de Tour d' Odre consistía en seis morteros, y doce de 24 libras. Estos seis morteros que eran del mayor calibre jamás construido eran de 16 pulgadas de espesor; disparaban una carga de 45 libras, y podían llevar un proyectil de 6oo libras a legua y media. Cada proyectil disparado costaba 325 francos de la época. Estas armas formidables fueron apodadas "monstruo" y "mignonette" por los artilleros navales y militares respectivamente. Se utilizaba con la pieza un botafuego de 12 pies de largo. 
El artillero experimentado se agachaba, protegiendo su oreja con el hombro, y no se levantaba hasta unos momentos después de la descarga. Napoleón, deseando "bautizar" esta batería mediante el disparo de la primera "carga monstruo", disparó el mortero, pero de inmediato la sangre comenzó a brotar de sus orejas y estuvo completamente sordo durante dos días durante los cuales su temperamento, se dice, fue insoportable .

Otra batería se colocó cerca del Molino Wibert, y más adelante siguiendo hacia el norte se emplazó la "Batería de la República" frente a la cual se extiende sobre un promontorio que guardaba todos los accesos al puerto de Boulogne. Este promontorio, ya desaparecido totalmente por la acción de las olas, se encontraba justo enfrente del pequeño monumento de la Legión de Honor que ahora existe. Frente a la Punta de La Creche, una fortaleza avanzada construida en la roca en el mar; que estaba protegida por una batería en tierra. El mar la destruyó poco a poco, y como sus ruinas se estaban convirtiendo en peligrosa para la navegación, tuvo que ser retirada por completo.


Cerca de la entrada del puerto estaba el "Fuerte de madera", un enorme edificio de madera, erigido por el Primer Cónsul, porque la arena en la que fue construido hacía imposible poner una estructura de piedra. Esta fortaleza , que se inició el 1º de Fructidor, del año 15 (19 de agosto de 1806), estaba armado con ocho cañones de 24 libras y dos obuses de largo alcance; Tenía provisiones para mantener a su dotación de 50 hombres durante seis días con raciones de galletas, agua potable, brandy y queso (informe de Soult). Apoyaba a la flotilla enérgicamente en muchas ocasiones, e infligía tanto daño a los ingleses, que éstos estipularon su destrucción en 1814, y se insertó una cláusula especial a tal efecto en el tratado de paz.


Plano de las costas de Boulogne, Ambleteuse y Wimereux, describiendo las defensas y destacamentos militares. (X)



Durante el período 1803 a 1805, había también una muralla bien armada al norte del Tour d'Odre, cerca de la granja de Honvault , y en un islote en el Tour de Croy.

En cuanto al puerto de Wimereux,  estaba protegida por dos obras militares, a derecha e izquierda de las empalizadas. Y continuaba con sucesivas baterías de costa en cada punto estratégico de ésta entr Etaples y el cabo Gris-Nez, un punto estratégico de la mayor importancia. Tan importante que Napoleón le dió la máxima importancia, y ordenó que las piezas más poderosas de la artillería de la costa fueran colocadas en la batería de Gris-Nez23.


LOS MEDIOS NAVALES


Un gran "Flotilla Nacional" de barcazas de invasión fue construyéndose también en los puertos del canal a lo largo de las costas de Francia y de los Países Bajos (entonces bajo dominación francesa como República de Batavia), desde Étaples a Flushing, para reunirse finalmente en Boulogne.  

El almirante Bruix
Esta flotilla fue puesta al mando de Eustache Bruix, pero pronto tuvo que regresar a París, donde murió de tuberculosis en 1805. En el puerto de Boulogne, el ingeniero Sganzin y el ministro de la marina, Pierre Forfait, encargado éste último de la construcción de la flotilla, supervisan la creación de una serie de embarcaciones especialmente creadas para la invasión: barcazas, chalupas cañoneras y corbetas armadas denominadas prames.

Estos buques están equipados con quillas de fondo plano para poder atracar mejor en la arena. Fuertemente manejables, pueden ser propulsados a vela o con remos con el mar en calma. Sin embargo, no están libres de defectos, ni mucho menos. Su poco calado, y la estrechez de sus velas los hacen particularmente inestables. A veces, su estructura no puede soportar el peso de la artillería a bordo.
Por otra parte, debido al régimen de mareas de esta parte de la costa francesa, no se pueden enviar en cada marea más que un centenar de estas pequeñas embarcaciones25.






Grabado que representa “Una correcta visión de los barcos franceses de fondo plano destinados a transportar sus tropas, para la invasión de Inglaterra, como se ve flotando en la bahía de Charante en agosto de 1803”. Este grabado, publicado sólo unos meses después de la reanudación de la guerra entre Gran Bretaña y Francia, y como respuesta al gran temor de invasión en Gran Bretaña, recapitula imágenes similares producidas durante la temida invasión de 1798. A diferencia de grabados anteriores, con sus monstruosas y extrañas "balsas" para el transporte de un gran número de tropas, este muestra embarcaciones mucho más factibles y parece basarse en informaciones más fundadas. La leyenda afirma que podían llevar a 500 hombres cada uno. Si el título es fiable al afirmar que los barcos fueron vistos en agosto de 1803, su publicación el 17 de agosto muestra una respuesta muy rápida en la difusión de esta información.(XI)


Como prueba de su fragilidad, cuando Napoleón ordenó una prueba a gran escala de la invasión a pesar del mal tiempo y en contra del consejo de sus comandantes navales, como Charles René Magón de Médine (comandante del ala derecha de la flotilla), se mostraron como mal diseñadas para su tarea y, aunque Napoleón dirigió los esfuerzos de rescate en persona, finalmente un buen número de hombres perecieron.

Noticia sobre los ataques de los corsarios
en el "Journal des Côtes d'Angleterre" **
La guerra de corsario también fue utilizada por los franceses en sus acciones contra los barcos ingleses en el canal. Los corsarios eran particulares y aventureros que cuando se producían las guerras obtenían patentes de corso de los gobiernos a los que servían.
Estas funcionaban como contratos y autorizaciones para operar contra las naves y objetivos de la nación contra la que se luchaba. En general establecían que el armado de los buques quedaba a cuenta y riesgo de los particulares que debían conseguir la nave, equiparla y reclutar la tripulación. Las naves enemigas capturadas, llamadas presas, generaban ganancias que eran repartidas entre el armador, la tripulación y el gobierno. Este último habitualmente se quedaba con el armamento de los buques capturados y a su vez generaba un daño al enemigo al destruir o capturar naves de guerra y mercantes. Los porcentajes y condiciones de los acuerdos dependían de los arreglos de los corsarios con los gobiernos27.



OTROS MEDIOS

Napoleón también consideró el uso de una flota de globos de transporte de tropas como parte de su fuerza de invasión y nombró a Marie Madeline Sophie Blanchard como jefe del servicio aéreo, aunque ella dijo que la invasión aérea propuesta fracasaría debido a los vientos. (el primer globo militar francés se había utilizado en 1794 por Jean-Marie Coutelle).
Aunque una invasión aérea resultaba ser un callejón sin salida, la perspectiva de su realización capturó las mentes de los medios de comunicación británicos y su público.




 

 

EPILOGO DE LA INVASIÓN

Napoleón visitó Boulogne el 15 y 16 de agosto 1804 para pasar revista a las tropas y presidir la multitudinaria ceremonia de imposición de las nuevas medallas de la Legión de Honor*. Durante la misma, los soldados elevaban sus fusiles al cielo mientras gritaban: "Viva el emperador Napoleón". Banquetes, baile, fuegos artificiales. Doble ración de pan, de carne, de vino y de aguardiente. Desde El Havre llegó una flota de cincuenta veleros. Todos esperaban embarcar. Ningún soldado podía saber, este soleado día que ya se habían cursado las órdenes para que el Gran Ejército se pusiese en marcha hacia el Este. De modo que la ceremonia de Boulogne era una especie de adiós al mar. Se esperaba a las tropas en otra parte para entablar batalla. La campaña de Austerlitz había comenzado28.






(*) Hoy en día existe una estela conmemorativa para recordar el sitio donde estaba enclavado el trono desde el que Napoleón presidió la ceremonia, según se dice habiendo pertenecido al rey Dagoberto.

(**) "Un moyen très-ancien et très-connu de vaincre les Anglais, moyen sans doute plus sûr que toutes les inventions modernes, est celui que mettent chaque jour en pratique nos braves marins. Une lettre officielle, écrite en Boulogne, qu'on avec satisfaction, nous fournit des preuves de cette assertion.

"Les corsaires de ce port l'Espiègle, capitaine Duchesne, et le Rusé, capitaine Fournentin, eurent connaissance, le 30 frimaire dans la nuit, d'un convoi qui filait le long de la côte d'Angleterre. Ils donnèrent aussitôt sur le premier bâtiment à leur portée. C'était une canonnière armée de 10 canons de 18 et 2 de 36, montée de 40 hommes, dont douze soldats. Les deux corsaires ses trouvant sous le vent de ce bâtiment, le combat s'engagée bord à bord avec l'Espiègle; le Rusé ne put se servir que de sa mousqueterie. Après trois quarts d'heure de combat et du feu le plus vil, L'Espiègle parvint à mettre à bord de la canonnière, 14 hommes de son équipage. Dans ce moment le citoyen Tack, de Dunkerque, capitaine en second de l'Espiègle, reçut un coup de sabre au coté, qui ne l'empeigna pas de faire face a plusieurs ennemis; mais une balle en l'atteignent au cou, le força de quitter le combat. Les 14 français rendus sur le pont de la canonnière, en eurent bientôt fait la conquête. L'ennemie compte un matelot tue, et quatre grièvement blessés; le second a reçu un coup de sabre à l'épaule, et le capitaine a eu les deux…"


(Trad.) Un medio muy antiguo y muy conocido de derrotar a los Ingleses, medio sin duda más seguro que todos los inventos modernos, es el que ponen en práctica todos los días nuestros valientes marineros. Una carta oficial escrita en Boulogne, nos aporta pruebas de esta afirmación.
"Los corsarios de este puerto, el  Espiègle (El Travieso), capitán Duchesne y el Rusé (El Astuto), capitán Fournentin tuvieron conocimiento, el 30 de Frimario por la noche, de un convoy bordeando la costa de Inglaterra. De inmediato dieron la orden de partida. Era una cañonera militar de 10 cañones de 18 y 2 de 36, y una dotación de 40 hombres, de los cuales doce eran soldados. Los dos corsarios navegaron con el viento a favor y se entabló un combate cuerpo a cuerpo en la borda del Espiègle; El Rusé sólo podía hacer fuego con su  fusilería. Después de tres cuartos de hora de combate y de temible fuego, el Espiègle logró traer a bordo de la cañonera, a 14 de sus tripulantes. En ese momento el ciudadano Tack, de Dunkerque, segundo capitán del Espiègle recibió un golpe de sable en la mano, que ya no le permitió hacer frente a varios enemigos, pero una bala le impactó en la rótula, obligándolo a abandonar el combate. Los 14 franceses estaban agotados sobre el puente de la cañonera, que habían conquistado. El enemigo tiene un marinero muerto y cuatro heridos graves; el segundo (oficial) recibió un golpe de sable en el hombro, y el capitán tenía los dos... ".

_________________________________________________________________________________

Fuentes:


(1) - http://www.bl.uk/collection-items/defence-against-foreign-invasion
(2) - http://www.bl.uk/romantics-and-victorians/articles/the-impact-of-the-napoleonic-wars-in-britain#.
(3) - Diccionario militar – J. D’W. M., Imprenta Luis Palacios, Madrid, 1863
(4) - http://www.royalmilitarycanal.com/pages/history.asp
(5) - http://www.bbc.co.uk/history/british/empire_seapower/french_threat_01.shtml
(6) - https://en.wikipedia.org /wiki/Raid_on_Boulogne#Boulogne_and_the_Arm.C3.A9e_de_l.27Angleterre
(7) - https://en.wikipedia.org/wiki/Napoleon%27s_planned_invasion_of_the_United_Kingdom
(8) - https://fr.wikipedia.org/wiki/Arm%C3%A9e_des_c%C3%B4tes_de_l%27Oc%C3%A9an
(9) - https://fr.wikipedia.org/wiki/Arm%C3%A9e_d%27Angleterre#
(10) - https://fr.wikipedia.org/wiki/R%C3%A9organisation_des_corps_d%27infanterie_fran%C3%A7ais_(1803)
(11) - https://en.wikipedia.org/wiki/British_Army_during_the_Napoleonic_Wars
(12) - https://en.wikipedia.org/wiki/Fencibles
(13) - https://en.wikipedia.org/wiki/Yeomanry
(14) - http://www.geograph.org.uk/article/Martello-Towers
(15) - "Les Archives de la Revolution Française", Maxwell, Oxford
(16) - https://en.wikipedia.org/wiki/Royal_Staff_Corps
(17) - "Guerres des vendéens et des chouans contre la République Française, ou annales des Départements de l'Ouest", Tome Sixième, Inconnu, Baoudin Frères, Paris, 1827
(18) - Biographies Nationales / LAZARE HOCHE, Général en Chef des Armées de la Moselle, d'Italie, des Côtes de Cherbourg, de Brest et de l'Océan, de Sambre-et-Meuse et du Rhin sous la Convention et le Directoire. 1793 - 1797, por Émile de Bonnechose, Paris, Librairie de L.Hachette et Cie, 1868
(19) - https://es.wikipedia.org/wiki/Rebeli%C3%B3n_irlandesa_de_1798
(20) - http://longstreet.typepad.com/thesciencebookstore/2010/12/jf-ptak-this-map-pretty-well-tells-the-story-of-the-perilous-situation-of-europe-and-england-at-the-beginning-of-june-19.html
(21) - http://www.telegraph.co.uk/culture/books/bookreviews/11182317/In-These-Times-Living-in-Britain-through-Napoleons-Wars-1793-1815-by-Jenny-Uglow.html
(22) - https://en.wikipedia.org/wiki/Royal_Navy#Development_of_Britain.27s_navy
(23) - "Napoleon at the Boulogne camp. Based on numerous hitherto unpublished documents" - Fernand Nicolay, Cassell&Co, 1907
(24) - "Napoleon. A life" - Andrew Roberts, Viking Press, 2014
(25) - "Napoleon Bonaparte" - D. Casali, A. Auger, J. Garnier y V. Rollin, Ed. Larousse, 2008
(26) - Gaceta de Madrid, Volumen 2
(27) - "Los corsarios franceses en la primera invasión inglesa", por Sebastián Miranda.  https://revuejeanmermoz.files.wordpress.com/2014/11/sebastic3a1n-miranda-corsarios-franceses-en-la-primera-invasic3b3n-inglesa.pdf
(28) - "Austerlitz. La Batalla de los tres emperadores" - Pierre Miquel, Ed. Ariel, Barcelona, 2008
(29) - "Sur les pas de Napoléon. Le Boulonnais" - Kanga - Aplicación Android de libre descarga - contact@kanga.fr
(30) - "Napoleon's column. An historical relation..." - Joachim Ambert, Print. H. Delahodde, Boulogne-sur-mer, 1845
(31) - "Memoires du duc de Rovigo, pour servir à l'histoire de l'empereur Napoléon". Tome II - Anne-Jean Marie René Savary, A. Bossange, Paris, 1828

Gráficos:

(I) - "Austerlitz - La victoire en marchant" - Jean-François Delassus, Ed. Montparnasse, 2006
(II) - « Rouget - Louis-René-Madeleine Levassor de La Touche-Tréville, vice-amiral en 1803 (1745-1804) » par Georges Rouget — Catalogue Joconde : entrée 000PE004882www.photo.rmn.fr. Sous licence Domaine public via Wikimedia Commons - https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Rouget_-_Louis-Ren%C3%A9-Madeleine_Levassor_de_La_Touche-Tr%C3%A9ville,_vice-amiral_en_1803_(1745-1804).jpg#/media/File:Rouget_-_Louis-Ren%C3%A9-Madeleine_Levassor_de_La_Touche-Tr%C3%A9ville,_vice-amiral_en_1803_(1745-1804).jpg
(III) - "Napoleon at the Boulogne camp. Based on numerous hitherto unpublished documents" - Fernand Nicolay, Cassell&Co, 1907
(IV) - "Les traces cachées. Les guerriers de Napoleon". RMC Découverte HD24 & Docland Yard - Gedeon Programmes, Marianne Cramer y Guilain Depardieu, 2015.
(V) - "Les traces cachées. Les guerriers de Napoleon". RMC Découverte HD24 & Docland Yard - Gedeon Programmes, Marianne Cramer yGuilain Depardieu, 2015.
(VI) - http://www.archivespasdecalais.fr/Activites-culturelles/Carrousels/L-album-du-camp-d-Ambleteuse. Aquarelle. Archives départementales du Pas-de-Calais, 3 Fi 655.
(VII) - http://static.skynetblogs.be/media/113073/1975226872.JPG
(VIII) - "Inspecting the Troops at Boulogne, 15 August 1804" by Anonymous - http://www.bridgemanartondemand.com/art/109648/Inspecting_the_Troops_at_Boulogne_15_August_1804. Licensed under Public Domain via Commons - https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Inspecting_the_Troops_at_Boulogne,_15_August_1804.png#/media/File:Inspecting_the_Troops_at_Boulogne,_15_August_1804.png
(IX) - http://collections.rmg.co.uk/collections/objects/40345.html y http://collections.rmg.co.uk/collections/objects/38270.html
(X) - Plan des Côtes de Boulogne d'Ambleteuse et de Wimereux. - http://www.oshermaps.org/search/zoom.php?no=12020#img0 - University of Southern Maine.Osher Map Smith Center for cartographic education Library. This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.
(XI) - http://collections.rmg.co.uk/collections/objects/147384.html