viernes, 29 de abril de 2016

La retirada a La Coruña de la expedición de sir John Moore (2).

Finalizamos esta semana las entradas que hemos dedicamos a la retirada del contingente británico de sir John Moore por tierras del norte de España a finales de 1808 y principios de 1809. Hemos tratado de describir gráficamente la ruta de Moore gracias a  Google Maps:

https://drive.google.com/open?id=1Lc7hEQQ96q-k2owt6WCj9SOsfrE&usp=sharing

transcribiendo el relato de Summerville que tratamos la semana pasada y las memorias del Conde de Toreno, éstas últimas en cuanto a completar la ruta de las tropas españolas del ejército de La Romana.  


Ruta de Moore de Lisboa a Coruña, y las evoluciones de las tropas españolas y  las
tropas imperiales francesas.

 

 

CRONOLOGÍA

- 27 octubre de 1808. Moore deja Lisboa con un contingente de unos 20.000 hombres.
- 1 nov. Las tropas británicas cruzan el Rio Tajo.
- 4 nov. El teniente general Baird desembarca en Coruña, con 9.000 infantes y 4.000 jinetes.
- 13 nov. Moore llega a Salamanca
- 19 nov. Baird llega a Astorga. La Junta Central deja Madrid y se traslada a Córdoba
 

Organigrama del OdB (ó OOB) del ejército de sir John Moore,
con los nombres de sus comandantes subordinados.


- 28 nov - Las tropas del teniente general Hope se encuentran a unos 110 km. al sur.
- 5 dic. Hope logra reunirse con Moore.
- 9 dic. Moore se entera de la caída de Madrid.
- 13 dic. Moore deja Salamanca.
- 20 dic. Moore se reúne finalmente con Baird en Mayorga. Combate de caballería en Sahagún.
- 23 dic. Al enterarse de la salida de Napoleón desde centro del pais para cortarle la retirada avanzando a marchas forzadas por la Sierra de Guadarrama, Moore cancela su orden de avance sobre Carrión de los Condes y se retira progresivamente hacia Astorga. El general español Pedro Caro y Sureda, marqués de La Romana, se encuentra en Mansilla, con los restos del ejército de la Izquierda.
- 21 dic. Moore establece su Cuartel General en Sahagún
- 24 dic. Napoleón se halla a 90 km de Moore. Moore ordena que Baird con la 1ª división se dirija  hacia el vado de Valencia de Don Juan para cruzar el Esla. La 2ª y 3ª divisiones (Hope y Fraser) marchan hacia Castrogonzalo. La division de Reserva (Paget) permanece en Sahagun. La 1ª brigada ligera (Craufurd) y la 2ª (Alten) darán cobertura a la división de reserva. Las brigadas ligeras de caballeria se utilizarán de pantalla entre Carrión y Sahagún.
- 25 dic. La caballeria británica en la retaguardia se retira.


Movimientos de las tropas británicas dividiéndose en dos columnas y primeros movimientos de Soult en el Norte y Napoleón más hacia el Sur.

- 26 dic. Las tropas se encaminan hacia Benavente. Baird cruza el Esla en Valencia de Don Juan. La Romana se retira haciaa León. Napoleón, dirige 40.000 hombres desde Tordesillas hacia el Esla. Soult se dirige hacia Astorga por el puente de Mansilla. Paget (futuro Lord Uxbridge) en el rio Cea, hacia Mayorga. Escaramuza de caballería con el 15° de Chasseurs. Al final de la tarde los jinetes se encuentran en Valderas. Por la noche Hope y Fraser llegan a Castrogonzalo.
- 27 dic. Los húsares británicos permanecen en Valderas hasta las 9:00 h de la mañana. La vanguardia de la columna llega a Benavente. Craufurd llega a Castrogonzalo. A las 22h, escaramuza con los franceses. La 2ª y 3ª divisiones dejan Benavente hacia Astorga.
- 28 dic. Las tropas se drigen hacia Astorga por La Bañeza. Hope y Fraser primero, la división de reserva después y las brigadas ligeras y caballerá a un dia de distancia.
- 29 dic. La vanguardia hacia Astorga. Napoleon llega a Valderas. Lefebvre-Desnouettes con la caballeria de la Guardia Imperial persigue a Moore. Combate de caballería en Benavente. Lefebvre-Desnouettes es capturado. Al atardecer los husares abandonan Benavente.
- 30 dic. Napoleón en Benavente. Soult en Mansilla, se retrasa por efecto de las fuertes lluvias. La Romana se dirige hacia Astorga*.
 

El BG Craufurd con el 95º Rifles se dirigirán de camino hacia Vigo.
  
- 29 a 31 dic. Entrada en Astorga de las tropas británicas. Moore con la reserva llega el dia 30. El 31 se deja Astorga y la columna inglesa se dirige hacia las montañas.
- 31 dic. Las Brigadas ligeras se separan del grueso del ejército en Foncebadón. La vanguardia de Moore llega a Bembibre. La Romana se dirige hacia Orense**.


Las tropas ligeras se separan en Foncebadón de la columna principal en dirección a Vigo (Toreno señala dicha separación en Bonillo, cerca de Astorga) y se adelantan a las tropas españolas que ya se dirigían hacia el oeste, hacia Orense.


- 1 enero de 1809. Napoleón está en Astorga. Las tropas de Soul se le reúnen: en total 70.000 hombres y 200 cañones. Napoleón deja a Soult la tarea de perseguir a Moore con el II cuerpo (20.000 hombres) y 16.000 soldados del VI cuerpo de ejército del Mariscal Ney. En vanguardia avanzan la caballeria de Colbert y Lahoussaye. Fuertes ráfagas de viento y nieve obstaculizan seriamente los movimientos de la columna inglesa que se dirige hacia Villafranca del Bierzo.
- 2 enero. Moore sale de Bembibre, llena de borrachos y rezagados. La vanguardia entra en Villafranca. La retaguardia con el 15° husares entra en Cubilos en el camino de Villafranca.
- 3 enero. La división de Reserva llega a Cacabelos. Combate con las tropas de Colbert. Muerte de este ultimo, al parecer por un disparo de un francotirador de las tropas ligeras. Por la noche los británicos llegan a Herrerías.


Ruta de las tropas hacia Coruña. Soult dividió sus tropas en dos columnas para perseguir a los británicos.
   
- 4 enero. Moore opta por dirigirse hacia la Coruña en lugar de Vigo. Retaguardia inglesa llega a Nogales.
- 5 enero. Moore ordena una marcha forzada de 36 horas. Las columnas de vanguardia dejan Constantino hacia Lugo. Combate en Constantino. Se pierden unos 2.000 hombres en la ruta de Astorga hacia Lugo.
- 6 enero. Moore con la Reserva entra en Lugo por la mañana. Se le une la brigada de Leith que Baird había enviado desde Astorga. Los rezagados van llegando a Lugo.
- 7 enero. Escaramuzas en Lugo con Soult.

- 8 enero. Las tropas se preparan en orden de batalla en Lugo. Soult no ataca y Moore finalmente decide retirarse hacia La Coruña.
- 9 enero. El 15º húsares deja Lugo a las 05:00 horas por la ruta de Betanzos; a medio dia llegan a Guitiriz. Durante la noche prosigue la retirada.
- 10 enero. La vanguardia de la columna llega a Betanzos. Moore pierde 1.000 hombres más desde Lugo.  Se destruye el material y la comida para impedir que caiga en manos francesas. Escaramuzas con los franceses.


El tramo final de la expedición con la llegada a Coruña, la batalla y el posterior embarque en los barcos de la Royal Navy.


Batalla de Elviña o Coruña.
- 11 enero. Marcha hacia La Coruña. La reserva llega al puente del Burgo. Llegada a la Coruña.
- 12 enero. Las brigadas ligeras alcanzan Vigo.
- 13 enero. Moore comienza a preparar la previsible batalla.
- 14 enero. 100 buques de transporte aparecen en la bahía escoltados por 12 buques de guerra. Al anochecer comienza el embarque de las tropas, primero artillería y caballería.
- 16 enero. Comienza la batalla de Elviña o de Coruña. Muerte de Moore hacia las 20:00 horas.
- 17 enero. La flota sale del puerto por la tarde.
- 18 enero. Al amanecer se recoge a la brigada de Beresford que había actuado en la retaguardia.
- 21 enero. Embarcan los últimos soldados en Vigo.
- 28 y 31 enero. Tras una dura travesía, los barcos llegan a Inglaterra. 

Se contabilizaron en el total del contingente británico, según Oman, unas 7.000 bajas.






- - - o - - -

(*) En Astorga se produjo la confluencia de británicos y españoles, en un clima de crispación continua, ya que Moore esperaba que La Romana se dirigiera hacia Asturias, movimiento que según Esdaile (6) no fue posible: "Aunque no fuera culpa de los españoles, que tenían todas las demás líneas de retirada cerradas por la nieve o por el enemigo, este encuentro con sus aliados no gustó nada a Moore, que por motivos logísticos pidió a La Romana que se retirase no en dirección oeste hacia Astorga, sino en dirección norte hacia Oviedo".  

(**) Según Toreno (3):  "Aterrada Galicia con la pérdida de sus dos principales plazas, y sobre todo con la retirada de los ingleses, apénas dió por algun tiempo señales de vida. Hubo pocos pueblos que hiciesen demostracion de resistir, y los que lo intentaron fueron luégo entrados por el vencedor. A todas partes cundió el desaliento y la tristeza. Solo en pié y en un rincon quedó Romana con escasos soldados. Los franceses no le habian en un principio molestado; pero posteriormente, yendo en su busca el general Marchand, trató de atacarle en el punto de Bibey. Replegóse á Orense el general español; persiguióle el frances, hasta que continuando aquél hácia Portugal, desistió el último de su intento, pasando poco despues á Santiago, en donde habia entrado el 3 de Febrero el mariscal Soult sin tropiezo y camino de Tuy. El Marqués de la Romana, luégo que salió de Orense, estableció su cuartel general en Villaza, cerca de Monterey, trasladándose despues á Oimbra. En los últimos dias de Enero celebró en el primer pueblo una junta militar para determinar lo más conveniente, hallándose con pocas fuerzas, sin recursos, y los ingleses ya embarcados. Opinaron unos por ir á Ciudad-Rodrigo, otros por encaminarse á Tuy; prevaleciendo el dictámen, que fué más acertado, de no alejarse del país que pisaban, ni de la frontera de Portugal."



_________________________________________________________________________________________
Fuentes:

(1) - "La marcha de la muerte", Christopher Summerville, books4pocket, Inèdita Ed., 2008, con una buena traducción de Pedro Donoso.
(2) - "Nuestros aliados los ingleses" - Carlos Cáceres Espejo - Cuadernos del Bicentenario, núm. 10, FEHME, Diciembre 2010,
(3) - "Historia del levantamiento, guerra y revolución de España", Conde de Toreno (1786- 1843), Madrid, Imprenta de D. Tomás Jordán, 1835, citado en: https://sites.google.com/site/entre18091810/campanas/la-intervencion-de-napoleon-y-la-primera-campana-inglesa/retirada-del-general-moore#TOC-Moore-titubea
(4) - "The Napoleonic Source Book", Philip J. Haythornthwaite, Arms and Armour, 1995, pp. 342.
(5) - "Breve historia de la Guerra de Independencia española", Carlos Canales Torres, Ed.Nowtilus, 2010
(6) - "La guerra de la Independencia. Una nueva historia" - Charles Esdaile, Biblioteca Historia de España, Barcelona, 2006

Imágenes

- http://cdn-7.britishbattles.com/peninsula/images/brigadier-craufurd-600.jpg
- Mapa batalla Coruña - De No machine-readable author provided. E Mosqueira assumed (based on copyright claims). - No machine-readable source provided. Own work assumed (based on copyright claims)., CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=756432

viernes, 22 de abril de 2016

La retirada a La Coruña de la expedición de sir John Moore (1) - La marcha de la muerte, según Christopher Summerville

Las entradas de esta semana y la próxima las dedicaremos a la malograda expedición británica en suelo español (desde octubre de 1808 a enero de 1809), al mando del Teniente General sir John Moore.

Hoy trataremos la singladura del ejército de Moore narrada desde el punto de vista británico en el libro del escritor Christopher Summerville "La marcha de la muerte. La retirada a La Coruña de sir John Moore. 1808-1809", que trata sobre la expedición y el trágico final del mismo Moore. La semana que viene trataremos el recorrido completo de la expedicion de Moore, desde su desembarco en Lisboa hasta su reembarque en La Coruña, de los entresijos de la campaña en si, y lo compararemos con el tratamiento que han dado otros autores como el Conde de Toreno o Charles Esdaile.

Summerville* nos obsequia con un más que ameno recorrido por las vicisitudes del ejército británico que comandó Sir John Moore a finales de 1808 y principios de 1809 durante la Guerra de Independencia. La pluma del autor recorre, una tras otra, las memorias de los participantes británicos -independientemente de su empleo y posición- y nos sumerge en la desenfrenada carrera por la supervivencia de un ejército expedicionario que se encontró de inmediato luchando casi a diario acciones de retaguardia contra los perseguidores franceses capitaneados inicialmente por el propio Emperador, contra las inclemencias del gélido invierno norteño, las múltiples privaciones y finalmente el hambre y las enfermedades.

La misión de Moore se convirtió enseguida un reto muy exigente y complicado. Colaborar con unos ejércitos españoles continuamente derrotados que apenas tenían para ayudarse ellos mismos, le obligó a un súbito cambio en la estrategia que implicó una retirada hacia el noroeste de España para tratar de salvar a su ejército -uno de los más numerosos contingentes británicos** fuera de las Islas- claramente en desventaja numérica frente a las tropas imperiales francesas. Summerville no oculta las críticas que recibe Moore de sus soldados -y subordinados- que no entienden el papel de perseguidos sin presentar batalla cuando habían salido de Inglaterra para luchar contra los franceses. El papel de los españoles no queda tampoco bien parado (a excepción de la etapa final en La Coruña), lo que daria pié sin duda a otro debate así como la figura del general De La Romana, que es tildado de buen hombre pero un general incapaz. Dejo este último punto a la consideración que le quiera otorgar cada uno***.
 

Teniente General Sir John Moore
Otro punto que no se oculta son los continuos episodios de indisciplina de una tropa que de la vanguardia a la retaguardia se dedica a la embriaguez más desenfrenada, al pillaje y robo en la población local, lo que provocó la clara aversión de ésta y que muchos soldados británicos cayeran prisioneros de sus perseguidores o fueran directamente masacrados por la vanguardia de la caballería francesa de la Guardia. 

Con todo, Soult, el encargado de la persecución por Napoleon, no consigue (o no pretende) alcanzar y acabar decididamente con Moore. Tras una persecución que pone al límite a sus propias tropas y provoca retardos de algunas de sus  divisiones, tantea al ejército de Moore en Lugo y sólo cuando alcance la Coruña dará batalla a un ejército que se encuentra ya embarcando en los buques a su artillería y caballería. 

La muerte de Moore en plena batalla, le ahorró de seguro las cruentas críticas a su persona que se dieron a la llegada de la expedición a tierras inglesas, le procuró un lugar en la historia y con el tiempo vió reivindicada su figura como un comandante de amplias virtudes militares, con carisma y humanidad para con sus soldados, innovador en el uso de la infantería ligera y alejado del snobismo clasista de otros comandantes británicos al estilo de Wellington.                 

Os dejamos con unos cuantos fragmentos del libro a modo de ejemplo de cómo vivieron sus participantes los diferentes acontecimientos.


FRAGMENTOS DEL RELATO:

Moore llegó a Salamanca desde Lisboa, donde le esperaba la noticia que el propio Napoleón se había puesto al mando de las tropas francesas y que sólo se encontraba a unos pocos 100 km de su posición, en Valladolid. Al conocer asimismo la derrota de Blake en Espinosa de los Monteros, la incredulidad e inquietud de Moore no dejó de crecer por el signo de los acontecimientos:

"La estulticia del Gobierno español va más allá de lo imaginable ... No tengo comunicación con nadie del Ejército español, como tampoco me han informado de las intenciones del Gobierno español o de sus generales ... Al mismo tiempo, los franceses se hallan a cuatro jornadas de marcha de mí, mientras mi ejército recién comienza a reunirse: no tengo forma de saber cuál es su número ... Si las cosas continúan de esta guisa, la ruina de la causa española y la derrota de sus ejércitos es inevitable, y será entonces mi deber preocuparme solamente de la seguridad del Ejército británico, tomando las medidas necesarias para llevar a cabo una retirada ante una situación en la que, sin posibilidades de llevar a cabo una buena actuación, estamos expuestos a una derrota cierta".
Sir John Moore en carta al embajador Frere.

A pesar de lo presuntamente adverso de la situación, y por unos correos franceses interceptados que daban por hecho su retirada hacia Portugal, Moore siguió hacia el este, hacia Sahagún, buscando cortar las líneas de comunicación francesas y al mismo tiempo facilitar la iniciativa española en el sur del país, al atraer a los franceses hacia él.


Carga del 15º de húsares en las primeras horas del 21 de diciembre de 1808. La caballería británica al mando de Henry Paget dió un más que notable rendimiento durante toda la campaña, primero en misión de pantalla del contingente propio y luego manteniendo sistemáticamente a raya a las tropas imperiales de caballería, en especial a los cazadores de la Guardia. 

 
El cuerpo de Soult esparcido entre Saldaña y Carrión era el objetivo, pero antes de entrar en combate La Romana, que se encontraba en Mansilla, envía un mensajero a Moore advirtiéndole que agentes españoles informaban que Napoleón cruzaba la Sierra de Guadarrama con el objetivo de atacarle por su retaguardia. La ofensiva se convierte en retirada precipitada, lo que provoca las primeras voces discordantes que iniciaron los sentimiento de disgusto y desmoralización entre la tropa y los oficiales por igual:


"Desde el comienzo de la retirada, el desorden y la falta de disciplina y obediencia, comenzaron a hacerse presentes. Esto se debió, en primer lugar, a las marchas forzadas, en segundo lugar, a las deficiencias en el avituallamiento, el mal tiempo y los pésimos caminos, y finalmente al abatimiento y la sensación de ignominia causada por una continua retirada y por la imposibilidad de medirse con el enemigo. Al mismo tiempo, todo ello se veía agravado por el más absoluto secretismo y el silencio sobre los planes de retirada mantenido durante todo este proceso por el general Moore. A él se debe la mayor culpa en todo esto, puesto que no era el momento adecuado para actuar con secretismo y debió haber familiarizado anticipadamente a todos los oficiales y hombres sobre la necesidad de la retirada. Incluso los propios oficiales se tornaron descuidados ya que nadie sabía las razones y la finalidad de todo lo que ocurría. La única creencia compartida por todos era que ya estaba todo perdido". 
August Schaumann, adjunto al Jefe de Intendencia. 



Sargento y soldados de infantería británicos (1808-1809)


Con una tropa desmoralizada, fuera de su país y falta de provisiones y material (paulatinamente destruido para evitar que cayera en manos enemigas), junto con la desidia de algunos oficiales, provocaron que los episodios de pillaje, robo, violencia y embriaguez desmedida no tardaron en aparecer, lo que llevaba a espectáculos como el que describe William Surtees:

"Los... barriles fueron puestos en orden para ser cuarteados y dejar que el contenido se derramase por las calles, antes que verlo caer en manos enemigas. De esta manera, el mismo ron que tanto trabajo costase traer desde La Coruña ahora se perdía para siempre, provocando el encogimiento en los corazones de los numerosos soldados que miraban en esos momentos y que tanto adoraban el licor. Empero, como no se resignaban a perderlo todo, una vez abiertos los barriles y cuando su contenido corría en grandes regueros hacia los desagües, algunos de estos brutos sirviéndose del grasiento chacó que los tocaba, se pusieron a recoger la mezcla de ron y lodo, y comenzaron a beber -o más bien, a masticar- esta infame mixtura".  
William Surtees

Tras una accidentada marcha de casi 300 km desde Astorga en 11 días, por malos caminos de montaña y agravada por las rigurosas temperaturas invernales del norte de España, los británicos perseguidos por las tropas de Soult junto con tropas de Ney, llegaron a La Coruña para ser reembarcados por los buques de transporte de la Royal Navy. Pero Soult llegó frente a la Coruña el 12 de enero y tras unos días de indecisión el 16 de enero comenzó la batalla de La Coruña llamada también de Elviña.


Batalla de Elviña. Highlanders contra tropas francesas.


Los ingleses mantuvieron a raya los ataques franceses, pero Moore al desplazarse a primera línea,  después de arengar a un grupo de sus tropas en retirada recibió el impacto de una bala de artillería que lo derribó del caballo. Murió hacia las 20:00 horas en La Coruña.

"Alrededor de las 4 en punto, entre los numerosos hombres heridos que desfilaban ante nosotros de camino al centro de la ciudad, apareció una partida formada por varios ayudantes de cmapo y oficiales, marchando a paso lento y apesadumbrado, detrás de seis soldados que transportaban a un hombre en una manta manchada de sangre desplegada entre dos largos palos. A cada lado de esta camilla, iba un doctor lanzando constantes miradas de preocupación al herido: era el general Moore."
August Schaumann, adjunto al Jefe de Intendencia.



Grabado de la muerte de sir John Moore en la batalla.

En resumen, las tropas pudieron embarcar finalmente el 17 de enero y el 18 al amanecer embarcaban las últimas unidades de retaguardia al mando de Beresford. A finales de enero, tras una accidentada travesía, la expedición llegó a Inglaterra.



CONCLUSIONES:

:-) : Interesante y bien escrito ensayo para todos aquellos que quieran conocer más en detalle este episodio de nuestra Guerra de Independencia desde la óptica británica, que dejó sinsabores por igual a ingleses y españoles, ambos sintiéndose traicionados por sus aliados e inmersos todos en una empresa que tenía pocas posibilidades de verse coronada por el éxito.
 
:-( : Por ponerle un pequeño gran pero, a tenor de lo leído, repasando la bibliografía en que se basa el autor y si no voy errado, no veo ningún título de autor español, ni pasado ni presente, por lo que las fuentes consultadas son todas británicas y alguna francesa. El año de la salida del libro es el 2003, con lo que entiendo que algún título español actual o pasado podría haber sido consultado y cotejado, más que nada para explicar más objetivamente la tan manida falta de cooperación española o la supuesta incapacidad de sus mandos, en concreto La Romana.  



Nuestra puntuación:






- - - - - - o - - - - - -

* Christopher Summerville, vive en York (Inglaterra), es un editor freelance, escritor e historiador especializado en historia militar. Ha publicado y escrito varios libros, en especial de temática napoleónica, entre ellos: "Napoleon's Polish Gamble: Eylau and Friedland 1807", "Who was Who at Waterloo. A Biography of the Battle", y editado asimismo las memorias del Barón de Marbot y las memorias de Segur de la campaña de 1812 de Rusia.

** Según Carlos Cáceres, el 1 de junio de 1808 unos 151.000 efectivos británicos se encontraban fuera de la metrópoli (61% del total).

*** Las acusaciones o reproches citados en el libro en contra de La Romana vendrán concretamente por no haber impedido el paso por Mansilla de los franceses, el haber confluido en Astorga cuando también acudieron a ella después los británicos y estos habrían querido que en su lugar se hubiera dirigido a Asturias o no haberse hecho fuerte en la ciudad de León. Teniendo en cuenta el pésimo estado de las malnutridas y enfermas tropas españolas en el libro (citado en las memorias de los soldados ingleses) es improbable pensar que hubieran podido representar una eficaz opción de defensa frente a los franceses y más viendo como sus teóricos aliados también estaban en franca retirada de territorio español. Según el relato del Conde de Toreno:

"Algunos historiadores de aquella nacion le han motejado, así como á otros generales nuestros y autoridades, de haber insistido en pedir una cooperacion activa, y de desfigurar los hechos con exageracion, y falsas noticias. En cuanto á lo primero, natural era que, oprimidos por continuadas desgracias, deseasen todos ofrecer al enemigo un obstáculo, que dando respiro, permitiese á la nacion volver en sí y recobrar parte de las perdidas fuerzas; y respecto de lo segundo, las mismas autoridades españolas y los generales eran engañados con los avisos que recibian. Hubo provincias en que más de un mes iba corrido ántes que se hubiese averiguado con certeza la rendicion de Madrid. Los pueblos oian con tal sospecha á los que daban tristes nuevas, que los pocos trajineros y viajantes que circulaban en tan aciagos dias, en vez de descubrir la verdad, la ocultaban, estando así seguros de ser bien tratados y recibidos. Si ademas los generales españoles y su gobierno ponderaban á veces los medios y fuerza que les quedaban, no poco contribuia á ello el desaliento que advertian en el general Moore, el cual era tan grande, que causaba, segun los mismos ingleses, disgusto y murmuraciones en su ejército. Por lo que, sin intentar disculpar los errores y faltas que se cometieron por nuestra parte, y que somos los primeros á publicar, justo es que tampoco se achaquen á nuestros militares y gobernantes los que eran hijos de tiempos tan revueltos, ni se olviden las flaquezas de que otros adolecieron, igualmente reprensibles, aunque por otro extremo."

Curiosamente, Philip J. Haythornthwaite en su extensa obra (ver fuentes)  califica a La Romana como "probably the best of the Spanish commanders during the Napoleonic Wars". Hoy en dia algunos historiadores ingleses dan esa condición a Francisco Ballesteros (la misma opinión tenía al parecer el propio Wellington). Curiosamente Ballesteros fue "reenviado" a Ceuta por negarse a ponerse bajo las ordenes de Wellington como Comandante en Jefe del ejército español.

**** "Los reproches entre los aliados fueron subiendo de tono. La Romana se quejaba amargamente de que los depósitos asaltados por los ingleses [en Astorga] eran suyos y de que Moore no quería defender Astorga, y los británicos acusaban a los españoles de abandonarlos y de no servir para nada. Una parte del ejército británico parecía haber decidido tomar todo aquello que le viniera en gana por la fuerza y, otra parte, aprovechar además para cometer todo tipo de tropelías y rapiñas. Ante tales aliados no es de extrañar que en los pueblos estuviesen deseando la llegada de sus enemigos franceses. En cualquier caso, lo cierto era que Moore había tomado la decisión firme de irse y abandonar a los españoles a su suerte. No confiaba en nuestros compatriotas quienes, por otra parte, no habían dado muestras de capacidad para colaborar, pero nada de eso sirve para justificar las salvajes acciones que los británicos en retirada estaban cometiendo con la indefensa población civil." (5).



___________________________________________________________________________________

Fuentes:

(1) - "La marcha de la muerte", Christopher Summerville, books4pocket, Inèdita Ed., 2008, con una buena traducción de Pedro Donoso.
(2) - "Nuestros aliados los ingleses" - Carlos Cáceres Espejo - Cuadernos del Bicentenario, núm. 10, FEHME, Diciembre 2010,
(3) - "Historia del levantamiento, guerra y revolución de España", Conde de Toreno (1786- 1843), Madrid, Imprenta de D. Tomás Jordán, 1835, citado en: https://sites.google.com/site/entre18091810/campanas/la-intervencion-de-napoleon-y-la-primera-campana-inglesa/retirada-del-general-moore#TOC-Moore-titubea
(4) - "The Napoleonic Source Book", Philip J. Haythornthwaite, Arms and Armour, 1995, pp. 342.
(5) - "Breve historia de la Guerra de Independencia española", Carlos Canales Torres, Ed.Nowtilus, 2010

Imágenes

- http://www.hislibris.com/la-marcha-de-la-muerte-christopher-summerville/
- http://www.turismocoruna.com/media/documentos/FolletoSirJohnMoore.pdf
- Carga del 15º de húsares - http://www.xvld.org/images/15thltdragoonssahagunlarge.jpg
- Soldados británicos - "Uniforms of the Peninsular Wars. 1807-1814", Philip Haythornthwaite y Michael Chappel, Arms & Armour, 1996 
- La muerte de Sir John Moore. - By http://wellcomeimages.org/indexplus/obf_images/88/b0/70cf5541fdbdba971f53d100f264.jpgGallery: http://wellcomeimages.org/index
plus/image/V0006897.html, CC BY 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=36424699
- Mapa batalla Coruña - De No machine-readable author provided. E Mosqueira assumed (based on copyright claims). - No machine-readable source provided. Own work assumed (based on copyright claims)., CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=756432
- De Henry A.Payne (1868-1940) - http://www.britishbattles.com/peninsula/peninsula-coruna.htm, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=20666032

sábado, 16 de abril de 2016

Miniatura. Dotación artillería británica a pie con cañón de 6 libras.

Con la entrada de esta semana volvemos al mundo de la miniatura militar, en este caso con una dotación de artilleros ingleses con oficial, cargando un cañón de 6 libras.





 

HISTORIA

El Real Regimiento de Artillería a pie (RFA) fue creado alrededor del año 1700 para garantizar que una fuerza regular de artilleros estuviera prontamente disponible en tiempo de guerra. El Regimiento creció rapidamente y se vió envuelto en varias campañas. En 1771 había 32 compañías de artillería formadas en cuatro batallones, así como dos compañías de Inválidos empleadas en guarniciones. En 1793 se añadieron cuatro "tropas" de la Real Artillería a caballo (RHA) para proporcionar fuego de apoyo a la caballería. La Real Artillería Irlandesa fue absorbida en 1801.

La artillería británica de las guerras napoleónicas estaba bien entrenada, eficiente y motivada. Los oficiales eran en gran medida profesionales bien educados. Por el contrario no podían comprar sus comisiones o promociones como la infantería. Sin embargo, los efectos de esta formación y escolarización a menudo se veía restringida por el pequeño tamaño del cuerpo de artillería y el hecho de que la promoción fuera por antigüedad y no por mérito.(1)




ORGANIZACIÓN

La artillería a pie (RFA) se organizaba en "brigadas". (El término "batería" fue de creación posterior). La brigada tenía del orden de 6 piezas y se dividía en 3 "divisiones" con 2 cañones cada un. Cada división estaba bajo el control de un oficial subalterno. Se constituía de una compañía de artillería, los conductores de carros, 6 cañones, 6 vagones de municiones, vagones de ruedas de repuesto, una forja móvil, dos carros de herramientas y materiales y 2 vagones de municiones. La artillería a caballo (RHA) se organizaba en "tropas" con una fuerza consistente en 6 piezas.

RFA Brigada en 1799:
- 5 oficiales
- 8 suboficiales o "NCO's"
- 3 tambores
- 105 otros empleos

RFA Brigada en 1808:
- 5 oficiales
- 8 suboficiales o "NCO's"
- 3 tambores
- 125 otros empleos

RHA Tropa:
- 5 oficiales
- 8 suboficiales o "NCO's"
- 1 corneta
- 146 otros empleos

La artillería de la Legión Alemana del Rey (KGLA) fue reclutada de entre los restos del ejército desbandado de Hanover. Aunque la gran mayoría de los artilleros de la KGL eran alemanes, se permitía alistarse a polacos, húngaros y daneses, aunque los franceses y españoles no eran aceptados.
La artillería de la Legión Alemana del Rey consistía en 2 compañías a caballo y 3 compañías a pie. (2)


EL UNIFORME

Antes de 1808, el pelo de los artilleros a pie se recogía en una coleta untada con polvora. Los botones de los uniformes eran de bronce según las regulaciones posteriores a 1803. Cada uno de los hombres se suponía que tenía que tener dos pares de zapatos, que generalmente duraban sólo durante un corto tiempo. Se llevaban polainas negras de de lana sujetadas por encima de la rodilla. Se ataban bajo el zapato y se abotonaban por el lado exterior de la pierna. Se llevaban versiones más cortas de color gris llevadas por debajo de los calzones. Cuando se usaban calzones las polainas se llevaban sujetas por un botón en la parte posterior de la rodilla de los pantalones. En campaña los artilleros usaban pantalones de color blanco o gris. Originalmente se llevaban sobre los calzones y polainas. Más tarde fueron usados ​​propiamente como pantalones y el abotonado lateral fue abandonado.


Detalle de los uniformes de los artilleros en la versión de Victrix.

La chaqueta del uniforme era de color azul, abotonada sólo por el pecho y hasta la cintura. Los jóvenes suboficiales y sargentos vestían galones de hilo color amarillo para denotar su rango. El cuello era de color rojo, de tres pulgadas de anchura (unos 8 cm) y delimitado por por una tira plana de encaje amarillo. Las charreteras de los hombros eran de color rojos con una cinta amarilla e iban cosidas al hombro por la parte más cercana al brazo y con un sujetas con un botón a la parte más cercana al cuello.

La faja de oficial era de seda color carmesí y se usaba alrededor de la cintura, sobre el cinto de la espada. Los oficiales llevaban charreteras con insignias de plata.

Los artillero a pie llevaban shakos. Los artilleros a caballo usaban casco tipo 'Tarleton' y uniforme con dolman a imitación de los dragones ligeros (año 1799).(1)


LA FIGURA

Buscaba un kit de cañón con dotación de artillería inglesa, a escala 1:32 o 1:35, y los pocos que encontré eran de la web Armies in Plastic (https://www.armiesinplastic.com/napoleonic-wars.html).





La referencia concreta es: Item #: 5431: Contents: 5 Man Crew in Red - 1 Cannon in Blue / GreyEl kit recién sacado de la caja, 5 figuras, el cañón (con dos versiones, según el calibre, escogí el más largo). La típica peana redonda, bastante justa para el conjunto, y que tampoco ofrece muchas variaciones si situamos el canón justo enmedio, con lo que toda la composición se centra en repartir las figuras por la peana con mayor o menor acierto.




El cañón y sus partes no estaban nada mal, con un fundido bastante decente. Las figuras era otro cantar, y me recordaban a las figuras de plástico que se vendían antiguamente en bolsas de papel, con un acabado bastante tosco. En su conjunto un kit normal tirando a mediocre, con bastantes imprecisiones y faltas de acabado en el cañón (al menos por las fuentes consultadas) y los uniformes. Hubo que añadir los grabados de la parte superior del cañón y el agujero del oido, las cadenas y algunos grabados de la parte frontal de la cureña.
  


Modelo de cañón de 6 libras ubicado en la Torre de Londres, con el típico color gris en la cureña y ruedas. Para más información:

http://byroncillo.blogspot.com.es/2015/03/vestigios-napoleonicos-en-londres-i.html

Uniforme (4)
Los uniformes de la dotación es la gran duda que me ha quedado (y me queda), ya que mientras los uniformes que he visto y consultado tenían todos la versión con alamares, los del kit tenían sólo botones, por lo que me quedo con la duda si era una versión de uniforme anterior a 1815 o era un simple ahorro de material, lo que confirmaría el acabado tosco descrito anteriormente. 

El conjunto pintado con acrílicos de Vallejo (as usual) pero para el gris del cañón utilice la referencia de Enamel #165, Medium Sea Grey Satin, como la más parecida al ejemplar de la Torre. Quizás no sea exactamente la referencia de la época, pero llega un momento en que el ojo de uno ya no está mucho para los matices en lo que a grises se refiere (o color que fuese). Incluí un cubo de última hora (el kit carecía de él) aprovechando un tubo de pasta dentífrica. En conjunto no es de los kits de los que me haya quedado más satisfecho, ya que falta trabajar más algún detalle en los uniformes, el desgaste de las piezas del cañón y que no hubiera dado tanto la imagen de recién pintado de fábrica o poner alguna elemento de vegetación. Os dejo con las fotos.




Imagen con el tubo del cañón en primer término

Oficial "oteando" las líneas enemigas...

El cubo-tubo.









______________________________________________________________________________

Fuentes:

(1) - www.napolun.com/mirror/napoleonistyka.atspace.com/British_artillery.htm
(2) - http://napoleonistyka.atspace.com/British_artillery.htm
Imágenes:

(1) - http://www.alamy.com/stock-photo-french-napoleonic-artillery-battery-reenactment-of-the-battle-of-austerlitz-86819966.html  (2) - http://www.victrixlimited.com/collections/napoleonics/products/british-napleonic-foot-artillery
(3) - https://www.armiesinplastic.com/napoleonic-wars.html
(4) - https://www.sutlers.co.uk/acatalog/Napuni.html

sábado, 9 de abril de 2016

Adrien Bourgogne en Rusia - 1812. Memorias del Armagedón

Las memorias que nos han llegado de los combatientes de la Grande Armée en la campaña de Rusia de 1812 son un retrato crudo, lleno de privaciones y penalidades sufridas por miles de soldados de decenas de países que se adentraron en la inmensa Rusia siguiendo las águilas napoleónicas y que  regresaron diezmados, marcados por en una fatalidad con tintes "armagedianos". 

El Armagedón es un término bíblico que se emplea para referirse generalmente al fin del mundo mediante una gran catástrofe. Ridley Scott utilizó el término en su primera película, "The Duellists", en boca de su narrador Stacy Keach, que decía prologando la campaña rusa: “The Emperor’s Grand Army regrouped for Armageddon... Russia, 1812″, como preludio de las escenas de la destrucción del ejército de Napoleón, prácticamente exterminado por el hambre, las enfermedades, el acoso enemigo y sobretodo el glacial invierno que envolvía a dantescas columnas de soldados malvestidos y desnutridos, reproducidas con mayor o menor crudeza por varios pintores, básicamente rusos y franceses, del siglo XIX.

Retirada del frente ruso, por Illarion Pryanishnikov. (4)
En sus memorias, Adrien Bourgogne, al igual que Walter Jakob en las suyas, describe sus vivencias de la campaña, desde su acantonamiento en Almeida (Portugal) en marzo de 1812, su periplo por el centro y norte de Europa, la invasión de suelo ruso con el conocido paso del rio Niemen, las primeras escaramuzas con los rusos hasta el asedio de Smolensk, la cruenta batalla de Borodinó y la entrada en Moscú, cuyo fatal incendio durante 36 horas seguidas presagió el funesto desenlace de la expedición. El pertenecer a la Guardia Imperial no libró a Bourgogne de un mísero y penoso regreso, con hambre, enfermedades, cuadros de congelación, el acoso de los cosacos y temperaturas extremas fuera de lo común. Como señala el prefacio de las Memorias, en referencia a otros relatos de participantes en la campaña pero que tuvieron empleos más altos en el escalafón que Bourgogne, como M. de Segur "Seulement, pour nos servir d'une expression courante, elle n'est point vécue, et elle ne pouvait l'être. Attaché à un état major, M. de Segur n'avait point à endurer les souffrances del soldats ni des officiers de troupe, celles qu'on tient, maintenant, à connaître dans leurs petits détails.".

El valor que reside en el relato de Bourgogne es ofrecernos una detallada imagen de cómo circunstancias como procurarse algo que llevarse a un estómago vacío, buscar un techo para resguardarse de la cruda noche invernal o procurarse un sitio alrededor de una fogata repleta de soldados harapientos implicaban una lucha de supervivencia en cada momento, en cada día y noche de un interminable y sobrehumano camino de regreso a casa.     

BIOGRAFÍA

Adrien Bourgogne (1)
Adrien Jean-Baptiste François Bourgogne nació en Condé-sur-l'Escaut, el 12 de noviembre de 1785, hijo de un comerciante de telas. A sus 20 años, su padre le ayudó a entrar entró en el cuerpo de velites* de la Guardia (12 de noviembre de 1805), para lo cual era necesario justificar una suficiente fuente de ingresos. En 1806 comienza la campaña de Alemania, seguida de Polonia (como caporal). Toma parte dos años después en la batalla de Aspern-Essling, donde es herido dos veces. De 1809 a 1811 combate en Austria, España y Portugal; en 1812 toma parte en la campaña de Rusia como sargento. Será uno de los supervivientes del desastre. Cuando regresa a Francia, su regimiento se ha visto reducido a tan sólo 26 hombres.

En marzo de 1813, es nombrado teniente en el 145º Regimiento de infantería de línea, y fue herido en Dessau, antes de ser tomado prisionero en Prusia. Fue durante estos pocos meses de cautiverio que comenzó a escribir sus memorias. Después de su liberación y la abdicación del emperador, Bourgogne se casó en, 1814 en Condé, con Thérèse-Fortunée Demarez, hasta su muerte en 1822. Posteriormente se volvería a casar. Reanudó el negocio de su padre, sin mucho éxito. Después de la revolución de julio, Bourgogne se volvió a alistar en noviembre de 1830 (como citaba: "... à la réapparition du drapeu tricolore, je rentrai au service.") y recibió la Legión de Honor en 1831. Por último, es ascendido a teniente de infantería, antes de ser asignado como ayudante en Brest y Valenciennes. En 1853, Adrien Bourgogne se retiró con una pensión de 1.200 francos y terminó sus memorias dando cuenta de la campaña de Rusia, desde la perspectiva del soldado francés. Adrien Bourgogne murió el 14 de abril de 1867 en Valenciennes, en el departamento de Nord.

De entre las notas de sus Memorias, cabe citar la lista de batallas en las que participó: Jena, Pultusk, Eylau, Eilsberg, Friedland, Essling (Aspern-Essling), Wagram, Somosierra, Benavente, Smolensk, Moskova (Borodinó), Krasnoé, Berezina, Lutzen y Bautzen, aparte de otros combates menores.


LA RUTA

La ruta la describo dia a dia según las memorias de Bourgogne, muy resumidamente, para no hacer un segundo relato del relato original:

Marzo 1812
Marzo.Guarnición en Almeida (Portugal)
Bayonne, Paris, Meaux, Mayence (Maguncia), Frankfurt, Franconia, Saxe, Prusia, Polonia, Marienwerder, Pomerania

Junio 1812
25 junio. Cruce del Río Niemen en Lituania
30 junio. Vilna o Wilna

Julio 1812 
16 julio. Salida hacia Borisow
27-28 julio. Hacia Witebsk (Batalla con los rusos)
29 julio. Llegada a Witebsk

Agosto 1812  
13 agosto. Salida de Witebsk
16 agosto. Llegada a Smolensk (Asedio a la ciudad)
17 agosto. Entrada en Smolensk
21 agosto. Salida de Smolensk pasando por Valoutina
24 agosto. Salida de Dorogobui hasta Viasma

Septiembre 1812
1 sept. Llegada a Ghjat
4 sept. En ruta.
6 sept. Preparados para dar batalla en Borodinó
7 sept. Batalla de Borodinó
9 sept. Llegada a Mojaisk (combate con los rusos)
10 sept. Persecucion de los rusos hasta la noche
14 sept. Entrada en Moscu. Múltiples fuegos en la ciudad
15 sept. Traslado a los alrededores del Kremlin y 36 horas incendio
18 sept. Cambio de lugar acantonamiento en Moscu
19 y 24 sept. Revista del Emperador en el Kremlin


Mapa de la ruta seguida por Bourgogne, en azul el camino de ida y en gris la ruta de regreso, con Google Maps.


Octubre 1812
19 oct. Salida de Moscú avanzando hacia Kaluga
21 oct. Encuentro con cosacos.
22 oct. Mortier deja Moscu con 10000 hombres y vuela el Kremlin
24 oct. No lejos de Kaluga. Batalla de Malo-Jaroslawetz, en la que Bourgogne no participa
25 oct. Ataque de 6000 cosacos de Platov. Marcha dejando Kaluga a la izquierda.
26 y 27 oct. Marcha y llegada a Mojaisk. Por la noche comienza a helar
28 oct. Retorno al campo de batalla de Borodino
29 oct. Cerca de Ghjat.
30 oct. Llegada a Viasma
 

Noviembre 1812
1 nov. Reducidos a comer carne de caballo y se empieza a recrudecer el frio.
2 nov. Cerca de Slawkowo
3 nov. Slawkowo
4 nov. Cerca de Dorogobui
6 nov. Temperatura de - 22 grados. Villa de Mickalowka
En Smolensk durante 3 dias.
14 nov. Napoleon parte de Smolensk. Bourgogne parte detras y por ultimo los cuerpos de Eugene, Davout y Ney. Pasa por Korouitnia, pequeña villa, donde pasan la noche.
15 nov. Hacia Krasnoie


Batalla de Malo Jaroslawetz-1812 (2)

Parte de la ruta descrita por la Grande Armée, en la versión del Atlas de Allison, de 1850 (3)

Noche 15 a 16 nov. Combate con los rusos en Kircova o Malierva.
Los rusos persiguen los restos de la columnas del ejército de Napoleón.
Por la noche en Liadoui
17 nov. Batalla de Krasnoie
18 nov. En marcha hacia ¿. El emperador marchando a pie con un bastón en la mano. Por la noche falta por llegar el cuerpo de ejercito de Ney
19 nov. Llegada a Doubrowna siguiendo hacia Orcha, donde se llega al mediodía. De 35.000 hombres de la Guardia sólo quedan 7-8.000. Por la noche llega el resto del cuerpo de ejercito de Ney.
21 nov. Salida de Orcha. Por la noche en Kokanow.
22 nov. Se forma por Napoleon el Batallon Sagrado y el Escuadrón Sagrado.
23-24 nov. Hacia Berezina en una cabaña con un dueño polaco a unas leguas del ejército; sigue el camino con un guia judio.
25 nov. Contacto con la cabeza de la columna en retirada. Llegada por la noche a Borisow.
26 nov. Llegada a las orillas del Río Berezina.
29 nov. Agrupando a soldados de su unidad en el puente (durante 23 h.).
Pasa el rio y llegada a Ziembin.


Cruce del Río Berezina, por January Suchodolski. (5)
30 nov. Noche cerca de Plechnitzié.
 

Diciembre 1812
1-2 dic. En ruta.
3 dic. Temperatura. -20°C a mas de una legua de la ruta de Wilna. Por la tarde llegada a Molodetschno, con tropas de Italia del virrey Eugenio. En dicha villa,  Napoleón redacta su 29° Bulletin, dando parte de la destrucción del ejército.
5 dic. Partida y llegada a Brénitza.
6 dic. En ruta hacia Smogorny con los restos del Batallon Sagrado. Llegada a Smogorny. Napoleón  pasa el mando de lo que queda de ejército al rey Murat.
7 dic. Partida de Smogorny. Llegada a Joupranouï.
8 dic. Partida de Joupranouï. Llegada a una gran villa a 4 leguas de Wilna.
9 dic. Temperatura -20 o -32°C, en ruta y llegada a Wilna. 10.000 hombres se dirigen hacia Kowno. Encuentro con cosacos, defensa de la retaguardia por el mariscal Ney, con 300 hombres en la montaña de Ponari.
11 dic. En ruta 5 leguas para Zismorg. Encuentro por 4ª vez con hombres de la compañía de Bourgogne, a 15 leguas de Kowno.
13 dic. A 10 leguas de Kowno. Cerca del Niemen. En la orilla, unos 60 y pico hombres de 2000 h. que constituían el regimiento de Bourgogne.
14 dic. En ruta, noche en una granja.
15 dic. 3-4 leguas de Wilbalen. Temperatura de -18 o -20° grados.
16 dic. A una legua de Wilbalen, encuentro con los cosacos. 59° dia de marcha desde Moscú. Llegada a Wilbalen, donde se encuentra el rey Murat con el resto de la Guardia Imperial. Parada para agrupar y dirigir a los restos del ejercito. La unidad de Bourgogne es destinada a Elbing para su reagrupación.
17 dic. Salida a las 5 de la mañana. Llegada a Gumbinnen. 18 dic. Salida en trineo hacia Wehlau.
19 dic. Llegada por la noche a Intersbourg
20 dic. Domingo, llegada a Eylau
21 dic. Llegada a Heilsberg
23 dic. Llegada a Elbing
29-30 dic. Elbing

Enero 1813
1 enero 1813. 9° dia en Elbing
Salida de Elbing hacia el Vistula

   
Retirada del ejército con el acoso de los cosacos. (6)



Para los amantes de los números unas cuantas cifras:

- Distancia recorrida desde Almeida (Portugal) a Moscú: 4.298 Km.
- Distancia recorrida desde el Río Niemen a Moscú: 1.031 Km.
- Distancia recorrida desde Moscú hasta Elbing: 1.382 Km.

- Total distancia recorrida, Almeida-Moscú/Moscú-Elbing: 5.681 Km. 

Obviamente las distancias no son matemáticamente exactas, debido a algunas lagunas en el relato, cambio de la denominación actual de algunas poblaciones y la imposibilidad de saber la ruta exacta que siguió Bourgogne, pero pienso que el ejercicio ha sido una respetable aproximación al relato.


Os adjunto el link para ver la ruta en Google Maps:






- - - o - - -


(*) A finales del período revolucionario, dos cuerpos de velites (800 hombres cada uno) fueron anexados a los granaderos a pie y a caballo de la Guardia Consular, con su nombre basado en los antiguos soldados romanos (velitare) que estaban destinados a entablar escaramuzas con el enemigo. Un decreto del 15 de abril de 1806 ordenó que se enrolaran 2.000 nuevos velites y dos de sus batallones y uno de sus escuadrones fueran anexados a cada una de las armas de las que se componía la Guardia. Los velites recibían formación escolar en disciplinas como  escritura, aritmética, dibujo, gimnasia, y los alumnos más capaces eran promovidos al empleo de subtenientes.

_________________________________________________________________________________

Fuentes:

- "Mémoires du Sergent Bourgogne (1812-1813)" - Adrien-jean-Baptiste-François Bourgogne, Norp-Nop Editions, 2011
- "A circumstancial narrative of The Campaign in Russia" - Eugene Labaume, Samuel Leigh Impr, London, 1815
- https://fr.wikipedia.org/wiki/Adrien_Bourgogne
- https://es.wikipedia.org/wiki/Armaged%C3%B3n
- http://www.ferdyonfilms.com/2006/the-duellists-1977/24/

Imágenes

- (1) http://www.conde59.fr/Tourisme/Les-personnages-celebres/Adrien-Jean-baptiste-Bourgogne
- (2) http://www.ebay.es/itm/1840-Battle-of-Malojaroslawetz-1812-Kaluga-Lithographie-/351694067152?hash=item51e29995d0
- (3) http://maproom.org/00/13/index.php - Atlas to Alison's History of Europe, 1850, by Alex. Keith Johnston, published by William Blackwood and Sons in 1850.
- (4) By Illarion Pryanishnikov - http://www.sgu.ru/rus_hist/?wid=267, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=1595595
- (5) By January Suchodolski - Self-photographed, User:Piotrus, 2008-06, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=5981804
- (6) Retreat of the French Grand Army from Moscow, intercepted by Russian Cossack, 1812. The Inscribed to the Wisdom, Policy & Valour, of the Russian Government & Army. // By Edwd Orme. // London Edwd Orme Bond Street 30 Jan 1813.

viernes, 1 de abril de 2016

Laurent de Gouvion Saint-Cyr, Mariscal del Imperio, Conde y Marqués. (II)

Seguimos con la apasionante cronología del Mariscal St. Cyr:


1803 - Es enviado para mandar el ejército en Faenza, que estaba destinado a ocupar el reino de Nápoles después de la ruptura del tratado de Amiens. Durante los dos años pasados ​​al mando del ejército de ocupación tuvo muchas oportunidades de mostrar su paciencia y habilidades diplomáticas. La corte de Nápoles tenía que ser tratada con honor, pero vigilándola con el mayor cuidado, haciendo todos los esfuerzos para mantener exteriormente una apariencia de gran cordialidad mientras que las demandas de Napoleón tenían que satisfacerse hasta la última letra. La situación se complicaba aún más por la interferencia continua de Murat, que mandaba el ejército de Italia, y que deseaba que el Ejército de Nápoles estuviera bajo su control. La más estricta disciplina tenía que ser mantenida entre las tropas para evitar que los napolitanos tuvieran alguna excusa que utilizar contra el ejército de ocupación. Con tanto éxito St. Cyr a mantuvo a sus tropas en su puño que el ministro napolitano escribió en su despacho a la Reina, "Señora, no podemos sacar nada en ese punto; estos hombres no son soldados, son monjes". 

 

 
A pesar de los muchos momentos de ansiedad estos dos años en Nápoles fueron agradables para el general, que se deleitaba en la compañía afín de los muchos hombres de letras que estaban en su ejército ya que, como Paul Louis Corné escribió sobre él: "es un hombre de mérito, un hombre culto, tal vez el más sabio de los hombres en el noble arte de la matanza, un hombre agradable en la vida privada, un gran amigo mío".

1804 - St. Cyr encontró su nombre excluido de la lista de Mariscales, y el nombramiento de Coronel-General de los coraceros (6 de julio) y el de Gran Águila de la Legión de Honor (2 de febrero de 1805) no provocó ninguna modificación en la gran decepción que tuvo.

1805 - El estallido de la guerra con Austria en el otoño hizo que Napoleón le retirara del ejército de ocupación de Nápoles y St. Cyr fue enviado apresuradamente hacia el norte llegando a tiempo para ayudar a Masséna a expulsar a los austriacos de Estiria y Carintia. Se distinguió en gran medida a sí mismo en Castel Franco, donde con una fuerza más pequeña capturó la totalidad de una columna enemiga bajo el mando del mismo Príncipe de Rohan. Un mes más tarde fue enviado de nuevo a toda prisa con treinta mil hombres para volver a invadir Nápoles, que Napoleón había dado como reino a su hermano José, pero al enterarse de que iba a actuar subordinado a Masséna, renunció a su mando y se retiró a París. Esta conducta desafiante aumentó la aversión de Napoleón para él, y se le ordenó perentoriamente -bajo pena de muerte- volver a Nápoles, donde permaneció hasta agosto de 1806.

1806 – El 15 de diciembre es nombrado Comandante en Jefe del 1er Cuerpo de la Reserva (Campo de Boulogne) en lugar de Brune.

1808 - No fue hasta dos años después de que el emperador empleó una vez más a St. Cyr en el servicio activo. Pero la tarea que le requirió llevar a cabo fue una que haría que cualquier general preocupado por su reputación, dudaría en llevar a cabo. Para Napoleón lo envió con una fuerza abigarrada de unos cuarenta y ocho mil suizos, italianos y alemanes para restaurar el prestigio de Francia en la región montañosa de Cataluña, y terminó sus órdenes con las palabras, "Mantenga Barcelona para mi; si se pierde no podrá volverse a conquistar ni con ochenta mil hombres". En Barcelona permanecía el general francés, Duhesme, que había sido acorralado en la ciudad por tropas regulares y guerrilleros españoles después de la noticia del gran desastre francés en Bailén. Era absolutamente vital para los franceses auxiliar a Duhesme antes que la falta de provisiones y suministros le obligara a rendirse. Pero antes de que se pudiera concretar cualquier avance era necesario conquistar la fortaleza de Rosas, que yacía en el lado derecho de la carretera de Francia a Barcelona; St. Cyr tomó exitosamente por asalto la ciudadela de Rosas (5 de diciembre) que estaba protegida por los cañones de la flota de Lord Dundonald. 


Operaciones de St.Cyr a finales de 1808, entrando por la frontera y liberando Barcelona.

Aún así el problema de liberar Barcelona era una tarea difícil. Había dos líneas alternativas de avance: la primera y más fácil discurría a lo largo de la costa, pero se exponía a los cañones de la flota inglesa; la otra ruta era una simple pista a través de las montañas, y en consecuencia era extremadamente difícil debido a las excelentes oportunidades que le daba a las guerrillas. Pero St. Cyr, manteniendo sus diecisiete mil hombres bien agrupados y tomando todas las precauciones contra emboscadas, rompió con éxito a través de las líneas de regulares y guerrilleros, vence en la batalla de Cardedeu (16 de diciembre), libera Barcelona del bloqueo (17 de diciembre), vence en la batalla de Molins de Rey (21 de diciembre). 

Asedio de Gerona
1809 – Vence en la batalla de Valls (25 de febrero) ​y sigue avanzando por la costa en dirección hacia Tarragona. Ocupa Reus y vence también en la acción de Fornell. Su avance fue detenido por la rápida reorganización de los ejércitos españoles en Cataluña y se hizo evidente que, hasta que Gerona -desde donde se dominaba la carretera por montaña hacia Francia- fuese conquistada, las fuerzas francesas en el sur siempre estarían amenazados en su línea de comunicaciones con Francia. En consecuencia, el emperador le ordenó regresar para asistir general Verdier para capturar esta importante ciudad. Gerona había sido alguna vez una fortaleza, pero ahora simplemente estaba defendida con una débil muralla. Pero el valor de la gente del pueblo y su patriotismo estaba inflamado por el ejemplo de Zaragoza, y su espíritu animado por su gobernador, Alvarez de Castro, cuyo orden: "El que hable de capitulación o derrota será condenado a muerte", fue recibida con gritos de deleite. Debido a las peleas entre St. Cyr y Verdier, a la dureza de la defensa, y sobre todo al éxito constante del general español Blake en la entrada de suministros y ayuda en la ciudad, el estado de sitio, que comenzó mediante el minado y el asalto, se convirtió gradualmente en una mero bloqueo, que se prolongó durante seis meses y medio. Por fin, el emperador, enojado con la disputa constante entre los comandantes y al prolongado asedio, reemplazó al mariscal Augereau por Saint-Cyr. Sin embargo, el Mariscal Augereau esperó para hacerse cargo de su mando hasta que pareciera que había una posibilidad razonable de éxito, y por lo tanto esperó en Perpiñán las noticias de la proximidad del fin del asedio. Por fin St. Cyr, disgustado renunció a su mando, sin esperar a la llegada de Augereau. El emperador marcó este acto de insubordinación enviándolo bajo arresto a su casa de campo y le privó de todos sus títulos (14 de noviembre). Uno de los pocos generales franceses que nunca sufrieron una derrota en España pasó prácticamente los siguientes dos años de su vida en desgracia y sin empleo mientras que, día a día, las armas francesas estaban sufriendo reveses en la Península.

1811 – Reinstituido en el Consejo de Estado.

1812 - No fue hasta 1812 que el Emperador devolvió a St. Cyr al empleo activo y le asignó el mando del 6º Cuerpo (bávaros) de ejército, el cual, junto con el 2º Cuerpo bajo el mando del mariscal Oudinot, se emplearon en la línea de la Dwina para cubrir las comunicaciones de las fuerzas que avanzaban sobre Moscú. La campaña en Rusia mostró que al general en su mejor momento y en su peor momento. En las operaciones alrededor de Polotsk su gran habilidad táctica le permitió a las pequeñas fuerzas bajo su mando desbaratar una y otra vez los esfuerzos del comandante ruso, Wittgenstein, pero debido a su falta de supervisión antes de que el invierno llegara al 6º Cuerpo, que entró en Rusia con 25.000 hombres, se había reducido a 2.700 bayonetas. No fue hasta que su cuerpo casi hubiera desaparecido que se puso a sí mismo y obligó a sus subordinados a cuidar el bienestar y disposiciones de sus hombres. Por otra parte, cuando se le colocó bajo el mando del mariscal Oudinot, mientras llevaba a cabo todas las órdenes que se le transmitían, invariablemente se negó a ayudarle con su consejo, e incluso durante la primera batalla de Polotsk, cuando se le preguntó su opinión, él simplemente se inclinó y dijo: "Mi Señor Mariscal!" y prosiguió diciendo: "Como le han nombrado Mariscal, usted debe saber más sobre el asunto que un simple general, como yo; salga de la situación lo mejor que pueda." Pero tan pronto como una herida causada a Oudinot le obligó a retirarse del campo de batalla tomó las riendas del mando, y tan grande fue la influencia y la confianza que inspiró que en pocas horas el ejército que Oudinot había dejado disperso y deprimido de espaldas a un río, avanzaba victoriosamente y barriendo todo a su paso.

Pero, tan buen soldado como era cuando estaba al mando, por desgracia no quería actuar en cooperación con los demás, y cuando al final del mes de octubre Victor, con veinte y cinco mil soldados, llegó para reforzarlo, aprovechó la oportunidad por una herida de renunciar a su mando y volver a Francia. Como uno de sus críticos dice: "Todo lo que St. Cyr necesitaba para ser un consumado comandante era una parte más pequeña del egoísmo, y el conocimiento para unir a hombres y oficiales a él por la atención a sus necesidades." Aún así, Napoleón reconoció sus servicios contra Wittgenstein nombrándole, al final, Mariscal del Imperio (27 de agosto). Un ataque de tifus y problemas con los vasos sanguíneos ven privado al Emperador de la ayuda de su nuevo Mariscal hasta después del armisticio de Dresde.

1813 - En la campaña de Alemania ambos entraron en contacto más cercano, y Napoleón vio rápidamente que impetuoso y celoso como era St. Cyr, sin duda su claridad de ideas hizo que sus consejos fueran de la mayor importancia, mientras que St. Cyr caía rápidamente bajo el encanto del gran Emperador. En consecuencia a lo largo de la campaña de Napoleón llegó a pedirle consejo, que nunca fue rechazado. Recordando también su gran reputación como un maestro de la guerra de montaña, el emperador le confió la obligación de mantener los pasos de las tierras altas que llevaban por Pirna a Dresde, mientras que él mismo corría hacia Silesia. En la gran batalla alrededor de Dresde, veinte mil reclutas a mando del Mariscal jugaron su papel acertadamente. 


St. Cyr resistiendo en la ciudad de Dresde el acoso de las tropas prusianas, rusas y austriacas.

Napoleón, para cubrir sus propios errores, hizo recaer el desastre de Vandamme en St. Cyr y Marmont, pero en su carta privada al Mariscal colocó la culpa a Vandamme, como escribió, "Que infeliz Vandamme, quien parecía haberse suicidado, no tenía un centinela sobre el monte ni una reserva en ningún lugar". Cuando el emperador regresó de nuevo a Leipzig confió la defensa de Dresde a St. Cyr, dejándole veintidós mil soldados y provisiones para ocho días. Después de un asedio de un mes, el Mariscal fue obligado por la falta de polvora a rendirse con honores de la guerra, pero los aliados, después de la evacuación de la ciudad, se negaron a cumplir con los términos de la rendición, y él y sus tropas fueron retenidos como prisioneros de guerra; en consecuencia, no tomó parte en la campaña de 1814.

1814 – Regresa a Francia en junio. Nombrado Par de Francia el 4 de junio.

1815 - Durante la campaña de los Cien Días permaneció tranquilamente en su casa de campo, aunque es nombrado Miembro del Consejo de Defensa de Paris después de Waterloo. A pesar de sus puntos de vista políticos, St. Cyr no traicionó a sus amigos que se habían pasado al lado de Napoleón. Él trató de ayudar a su amigo el mariscal Ney, acusado de traición por haber ayudado a Napoleón, al tratar de conformar un jurado formado por compañeros del Mariscal, con la esperanza de que iban a absolver a Ney. Sin embargo, St. Cyr fue rechazado por sus colegas, que se negaron incluso a formar parte del jurado, y Ney fue ejecutado como traidor. St. Cyr votó por la deportación. En la segunda Restauración fue llamado para llevar a cabo las funciones de Ministro de la Guerra sustituyendo a Davout (8 de julio al 25 de septiembre), disolviendo el antiguo ejército para organizar las nuevas fuerzas de la Francia; su mandato fue corto, ya que se negó a servir a un ministerio que proponía ceder territorio francés al enemigo.

1816 – Nombrado Gran Cruz de San Luis el 3 de mayo.

1817 - En mayo de 1817, con la llegada al poder de un ministerio liberal, una vez más asumió el cargo, y durante este período se pusieron los cimientos del Estado Mayor General del Ejército, se mejoraron los reglamentos y la burocracia militar. También instituyó medidas para proteger a los veteranos de las Guerras Napoleónicas. Trabajó para transformar un ejército para la nación y no para el uso de un monarca en particular, lo que le vale el título de “Reorganizador del Ejército”. Como recompensa es nombrado Marqués (31 de agosto). Es nombrado Ministro de Marina (del 23 de junio al 12 de septiembre).

1819 - Renuncia a su cargo y se retira de la vida pública en 1824.

1830 - Muere en Hyères el 17 de marzo.


De todos sus dones, sin duda, el más útil fue su frialdad absoluta: no importa lo mal que fuese el combate, no importa si su carruaje saliera corriendo y le llevara directamente a través de una brigada de caballería enemiga, nunca se revolvió, nunca perdió su clara intuición de la situación. Su declarado enemigo, MacDonald, resumió su persona en respuesta a la pregunta de Luis XVIII acerca de si era un perezoso: "No estoy al tanto de ello", dijo el Duque de Tarento. "Él es un hombre de gran capacidad militar, firme, honesto, pero celoso del mérito de otros. En el ejército se le considera como un "mal compañero de viaje". De la manera más fría posible permitió a sus compañeros ser golpeados, sin tratar de ayudarlos, y luego los criticó después. Pero esta opinión, no es poco común entre los soldados, es quizás exagerada, y es admitido que posee una gran calma y grandes capacidades"




________________________________________________________________________________________________

Fuentes:
- Ridley Scott: The Pocket Essential Guide, Bryan J. Robb, Matrix Digital Publishing (April 1, 2005)
- “Napoleon's Marshals”- R. P. Dunn-Pattison, Essex Street W.C., London, 1909
- https://en.wikipedia.org/wiki/Laurent_de_Gouvion_Saint-Cyr
- http://emperornapoleon.com/commanders/St-Cyr/index.html
- http://www.napoleon.org/fr/salle_lecture/biographies/files/gouvion-saint-cyr.asp

Imágenes:
- Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=262617
- http://www.napolun.com/mirror/napoleonistyka.atspace.com/BATTLE_OF_DRESDEN.htm