viernes, 14 de diciembre de 2018

Obras maestras de la época napoleónica - Museo del Louvre (y II)


Acabamos hoy nuestro pequeño mini-reportaje que hemos dedicado a las obras maestras pictóricas de la época napoleónica que se hallan actualmente en el Museo del Louvre con esta segunda entrega que trata de dos de las imágenes de referencia del imaginario napoleónico por diferentes motivos: "Oficial de cazadores a caballo de la Guardia cargando", de Théodore Géricault, y la no menos famosa "La consagración del emperador Napoleón y la coronación de la emperatriz Josefina el 2 de diciembre de 1804",  de Jacques Louis David. En el primero, Géricault "congela" por un instante una imagen de un cazador a caballo de la Guardia, al comienzo de una carga, y que representa toda una reinterpretación del género de la pintura de caballería. En la Consagración, David acomete un encargo totalmente diferente, que consiste en reproducir toda la pompa y exuberancia de la ceremonia, una "foto" propagandística para la posteridad, que nos transmite toda la fuerza y solemnidad del momento, pero que también denota toda la escala de importancia y presencia que Napoleón concedía a los que le rodeaban.  

La mayoría de las descripciones son de la misma página web en inglés del Museo del Louvre, ya que aparte de la descripción del cuadro o del motivo siempre es interesante conocer el momento histórico o las condiciones de realización de dichas obras, que nos dan un enfoque complementario de la función de dichos artistas dentro del esquema de la sociedad y la esfera del poder napoleónicos.


"Officier de chasseurs à cheval de la garde impériale chargeant" (1812)



OBRAS SELECCIONADAS


※ Théodore Géricault (Rouen, 1791 - Paris, 1824) se hizo un nombre por sí mismo a la edad de veinte años con este retrato ecuestre de un oficial anónimo, una expresión de la pasión del artista por los caballos y por el heroísmo militar. Inspirado por el enérgico estilo de del pintor Peter Paul Rubens (1577-1640), el trabajo de Géricault rivalizaba así con el de Antoine Jean Gros (1771-1835), el retratista oficial del Primer Imperio francés.


"Oficial de cazadores a caballo de la Guardia cargando", óleo sobre lienzo, 3,49 m x 2,66 m

Una composición original

Un poderoso caballo gris moteado se levanta frente a un obstáculo, lleno de sudor, con los ojos llenos de miedo, las fosas nasales dilatadas por la emoción. Para el jinete, que permanece firme en la silla, impasible, Géricault le había pedido a uno de sus amigos el teniente de los cazadores a caballo, Alexandre Dieudonné.

El encuadre de la composición es muy estrecho: el caballo dibuja una diagonal ascendente hacia la derecha y ocupa todo el ancho de la pintura. El cielo se divide en dos: atardecer y fuego, siguiendo el mismo oblicuo. La línea del horizonte, colocada muy baja, refuerza el efecto de relieve y proyecta el sujeto hacia el espectador. A la izquierda, un jinete hace sonar la carga, mientras que el cazador completa la señal bajando su espada en un violento movimiento de torsión. Parece dirigirse a sus tropas y, sin embargo, su mirada se pierde en un punto invisible.

Una renovación de los géneros.

Hay una dicotomía entre dos energías: la del caballo, que está en acción, y la del jinete que está interiorizado. La originalidad del sujeto reside en este "hiato", la figura del jinete vuelto que constituye un cliché del sujeto ecuestre. Géricault copió los antiguos sarcófagos y recuerda el estoicismo de los héroes en la impasibilidad de la cara del oficial. Michelet, quien expresa su admiración por el pintor varias veces en su Cours y su Journal, lo percibe bien: "se vuelve hacia nosotros y piensa (...). Esta vez es probable que muera. Porque no? No hay ostentación ni renuncia. (...) »

El uniforme, usado como un atributo heroico, se convierte en un accesorio del símbolo del sujeto moderno. Géricault entrega una versión subjetiva de la historia: no representa una batalla precisa sino una visión sintética del combate donde un soldado es suficiente para resumir la guerra, renovando tanto el género del retrato ecuestre como el de la pintura histórica.

El triunfo del toque.

Géricault hizo su primera aparición en el Salón de 1812 con esta obra. En ausencia de un triunfo, sin embargo se destaca por su originalidad y su poder de ejecución y recompensado con una medalla de oro, pero se siente decepcionado porque la mesa no encuentra al adquirente.

David nota la novedad: "¿De dónde viene esto? No reconozco este toque". De hecho, la clave es impulsiva, amplia, colorida, lo opuesto al glacis sin material practicado por los neoclásicos David y Guérin. Es la expresión de una visión personal que revive la inspiración encontrada en Rubens, Guérin y Gros.

Este último, muy admirado por Géricault, presenta en el Salón de 1812 el Retrato ecuestre de Murat, lejos del cazador. El caballo y el uniforme siguen siendo los actores principales, pero la composición está arreglada de manera uniforme y el horizonte azul es el de la victoria y los honores.


- - - o - - - 

※ Jacques Louis David fue encargado por Napoleón I para pintar este enorme lienzo que representa el esplendor de la coronación del emperador al tiempo que transmite su mensaje político y simbólico. El propio pintor estuvo presente en la ceremonia, y una vez más en su estudio retrató a la colorida congregación con realismo, combinando precisión y cumpliendo con las instrucciones del Emperador. Por lo tanto, se enfrenta al desafío de producir una obra monumental que glorifique el evento y ocupe un lugar único en la historia de la pintura.


"La consagración del emperador Napoleón y la coronación de la emperatriz Josefina el 2 de diciembre de 1804" (1806-07), óleo sobre lienzo, 6,21 x 9,79 m


Doble coronación

Habiendo ganado prestigio militar con sus victoriosas campañas en Italia y Egipto, Napoleón tomó el poder como Primer Cónsul después del golpe de estado de 18 Brumaire. En mayo de 1804 fue proclamado emperador, y se celebró una ceremonia de coronación en la catedral de Notre Dame en París para asegurar su legitimidad imperial y enraizar su autoridad en la tradición monárquica y católica francesa. Además, como Carlomagno unos 1000 años antes, fue consagrado emperador por un papa. Sin embargo, Napoleón se coronó a sí mismo, frente a la congregación en lugar del altar mayor para marcar su independencia de la Iglesia. Aunque el boceto inicial de David representó al Emperador en el acto de coronarse, la pintura final le muestra a la Emperatriz, un gesto que presenta al autor, la imagen autoritaria, descrita por el propio Napoleón como la de un "caballero francés".




Napoleón, erguido, vestido a la manera de los emperadores romanos, en una postura que difiere del boceto original en el que se coronaba a si mismo. Josefina, de rodillas, recibe su corona de manos de su esposo, no del Papa. La madre de Napoleón, Mme. Mère, es retratada en el palco, a la izquierda de la imagen con una tiara, a pesar que no asistió a la ceremonia debido a las fricciones entre Napoleón y su hermano José. Murat, cuñado de Napoleón y mariscal del Imperio aparece sosteniendo un almohadón, de pié, a la altura de Josefina. Detrás de Napoleón el Papa Pío VII (cuyo retrato vimos en la entrada de la semana pasada), que parece asentir con la escena. Al papa se lo representó originalmente con las manos en el regazo, pero Napoleón, supuestamente afirmando que el Papa no estaba presente para no hacer nada, dio instrucciones de que la pintura lo describiera ungiendo los procedimientos. En cuanto al gesto de Napoleón coronándose a sí mismo y luego a su mujer, parece que no fue tan espontáneo como algunas historias cuentan, y que habría sido pactado como multitud de detalles de la ceremonia, incluyendo el casamiento católico anterior a la ceremonia instigado por Josefina (su matrimonio de hecho sólo era civil), que fue oficiado "in extremis" por el cardenal Fesch, familiar de Napoleón, ya que Pío VII no quería ser parte de la ceremonia mientras la pareja no estuviera casada por el rito católico.


Una mezcla de arte e historia.

David se inspiró para el diseño de su pintura de la Coronación de María de Rubens de Medici (en el Louvre). Fue testigo de la ceremonia, ante todo, de los participantes que posan para él, y también reconstruyó la escena en su estudio especialmente diseñado con modelos de cartón y figuras de cera. Destacó a los protagonistas colocándolos en el centro e iluminándolos con un rayo de luz. La arcada proporciona un marco imponente para la pareja imperial, también puesta en marcha por la colorida congregación circundante. El papa se sienta a la derecha entre cardenales y obispos. Los grandes dignatarios del Imperio se muestran en el primer plano de la derecha, con los símbolos del poder imperial: el cetro con la cabeza de un águila, el globo y la mano de la Justicia. Los dos hermanos del Emperador y las dos hermanas están representados a la izquierda, mientras que la madre de Napoleón mira la galería de ilustres. Todos los ojos están orientados hacia la corona, que el pintor enfoca en una sección de las pilastras. El perfil de la arrodillada Josefina, hecho para verse más joven para la ocasión, se destaca contra el adorable ocre amarillo de la cofia del portador de la cruz, justo frente al mariscal Murat, quien está representado sosteniendo el cojín de coronación. David usó una paleta de colores excepcionalmente rica para los terciopelos, pieles, satenes y lamés de los trajes y muebles.





A continuación una relación de algunos de los personajes que aparecen en el lienzo: 

1.- José Bonaparte, hermano de Napoleón, rey de Nápoles y posteriormente de España, en 1808, pero que al igual que su madre no estuvo en la ceremonia por una disputa con su hermano (que ya recogimos en la entrada que le dedicamos en "José Estratega", hace unas semanas.
2.- Luis Bonaparte, que a principio del Imperio recibió el título de Gran Condestable. Sería rey de Holanda en 1806 y se casaría con Hortensia de Beauharnais, hija de Josefina.
3.- Las hermanas de Napoleón, la primera por la izquierda es Carolina y la sigue Paulina. Hubieron fuertes disputas entre Napoleón y sus hermanas, ya que estas no querían llevar la cola del vestido de Josefina, a la que le tenían, como es conocido, un gran desprecio.
4.- El joven Napoleón Carlos Bonaparte, hijo de Luis y de Hortensia, que moriría a muy corta edad, hecho que disgustó profundamente a Napoleón, por la estima que le tenía y a quien quizás se le pasó por la cabeza como futuro sucesor. 
5.- Duroc, Gran mariscal de palacio y uno de los mejores amigos de Napoleón. Murió en la batalla de Bautzen en 1813.
6.- El general Junot, "La Tormenta", de los primeros seguidores de Napoleón desde Toulon. Napoleón le confirió el título de Duque de Abrantes por la campaña portuguesa, pero con los años se verá aquejado por una gran inestabilidad mental, lo que hará que Napoleón le aparte de los puestos de relevancia.
7.- Hortensia de Beauharnais, esposa de Luis Bonaparte y hermana de Eugenio de Beauharnais.
8.- El cardenal de Belloy, arzobispo de París.
9.- Charles-Francois Lebrun (1739-1824), el tercer cónsul junto a Napoleón y Cambacérès. Él sostiene el cetro.
10.- Jean Jacques Regis de Cambacérès (1753-1824), príncipe archicanciller del imperio. Él sostiene la mano de la justicia.
11.- Louis-Alexandre Berthier (1753-1815), ministro de guerra bajo el Consulado. Mariscal del Imperio en 1805 y prototipo del mejor general de estado mayor, indispensable en la época dorada de las campañas napoleónicas. Sostiene el globo coronado por una cruz.
12.- Talleyrand (1754-1836), gran chambelán desde el 11 de julio de 1804. Ministro de Exteriores, con el tiempo traicionaría a Bonaparte pactando secretamente con Alejandro y los aliados desde Erfurt a espaldas de su señor. 
13.- El Cardenal Fesch, tío de Napoleón.
14.- Eugenio de Beauharnais, hermano de Hortensia y virrey de Italia. Se casaría con la princesa Augusta de Baviera y con el tiempo sería uno de los generales más fiables de Napoleón.
15.- El cardenal legado Caprara, legado papal en Francia.
16.- El duque de Gravina, embajador español en París.
17.- Halet Efendi con turbante otomano, embajador del sultán turco en París.


"Uno camina en esta imagen"

Este cuadro, que también es un retrato de la familia imperial, la corte y el clero vestido con un traje ceremonial, tiene una apariencia totalmente realista. Sin embargo, David se tomó algunas libertades con la historia y el protocolo: redujo la estructura de la catedral de Notre Dame para dar mayor impacto a las figuras; por orden de Napoleón, incluyó a Letizia Bonaparte ("Madame Mere") en su pintura, pero ella no asistió a la ceremonia de coronación, con la cual ella no estaba de acuerdo; nuevamente siguiendo las instrucciones del Emperador, retrató al Papa haciendo un gesto de bendición, habiéndolo representado inicialmente con las manos en las rodillas; y las hermanas del Emperador permanecen inmóviles, aunque portaron el vestido de la Emperatriz en la ceremonia misma.

Estas diversas soluciones artísticas, diseñadas para seguir esta pintura monumental y su fascinante héroe, dejaron satisfecho completamente al Emperador: "¡Qué alivio, qué veracidad! Esto no es una pintura; uno camina en esta imagen". David se dio cuenta de la importancia de este trabajo para el futuro y para su fama personal, y dijo: "Me deslizaré hacia la posteridad a la sombra de mi héroe".


Otra perspectiva desde el lateral del cuadro, que nos hace también partícipes de la escena.


Firma del cuadro de Jacques Louis David.




_______________________________________________________________

Fuentes:

https://www.louvre.fr/en/oeuvre-notices/officer-chasseurs-commanding-charge
- https://www.louvre.fr/en/oeuvre-notices/consecration-emperor-napoleon-and-coronation-empress-josephine-december-2-1804
- https://en.wikipedia.org/wiki/The_Coronation_of_Napoleon
- https://historiacuartoeso.wordpress.com/2009/11/14/personajes-que-aparecen-en-el-cuadro-la-coronacion-de-napoleon-de-j-l-david/

Imágenes:

- Fotos propias del autor.

martes, 11 de diciembre de 2018

Obras maestras de la época napoleónica - Museo del Louvre (I)


Esta semana y volviendo al terreno de la pintura os traemos un reportaje en dos partes de grandes obras pictóricas del periodo napoleónico que se exhiben en el Museo del Louvre, y más concretamente en las salas que agrupa el pabellón Denon, llamado así en en honor de Vivant Denon, primer director del Louvre bajo el reinado de Napoleón. La mayoría de las obras que os presentamos se hallan en el mismo Salón Denon, que fue creado en 1863 como museo imperial, y decorado en los colores imperiales, rojo y oro, por el pintor Alexandre Dominique Denuelle. 

En esta primera entrega os mostramos al comienzo dos obras de referencia del pintor Antoine-Jean Gros y repetidas hasta la saciedad en multitud de publicaciones: "Bonaparte visitando las víctimas de la plaga en Jaffa" y "Napoleón en el campo de batalla de Eylau", seguidas por otras obras de referencia suyas o de su maestro, Jacques Louis David, o de otros como Prud'hon, y varios retratos que denotan las tendencias artísticas de la época o en el caso de Napoleón, toda la carga propagandística ensalzando la figura del líder y de sus campañas.

La mayoría de las descripciones son de la misma página web en inglés del Museo del Louvre, ya que aparte de la descripción del cuadro o del motivo siempre es interesante conocer el momento histórico o las condiciones de realización de dichas obras, que nos dan un enfoque complementario de la función de dichos artistas dentro del esquema de la sociedad y la esfera del poder napoleónicos.  


OBRAS SELECCIONADAS


※ El pintor Antoine-Jean Gros describe el coraje del general Bonaparte al visitar a los soldados afectados por la plaga en Jaffa, Siria, en 1799. Napoleón está tocando a una de las víctimas de la plaga, como Cristo hizo con un leproso. Este enorme lienzo, muy aclamado en el Salón de 1804, fue la primera obra maestra de la pintura napoleónica. Aunque los heroicos desnudos  recuerdan la obra de David, el maestro de Gros, los colores cálidos, el claroscuro y la decoración oriental presagian la pintura romántica.


"Bonaparte visitando las víctimas de la plaga en Jaffa, 11 de marzo de 1799" (1804), óleo sobre lienzo, 5,23 x 7,15 m. 


El coraje del general en jefe.

La imagen muestra al general Bonaparte visitando a las tropas francesas golpeadas por la plaga en el patio de una mezquita de Jaffa que se está utilizando como un hospital militar. La escena tuvo lugar en marzo de 1799 durante la campaña de Siria. Bonaparte, en un rayo de luz del día, ignorando al médico que intenta disuadirlo, toca la pústula de una de las víctimas de la plaga con la mano desnuda. Uno de los oficiales mirando la escena con un pañuelo sobre su boca. A la izquierda, dos árabes están repartiendo pan a los enfermos. A la derecha, un soldado ciego está tratando de acercarse al general en jefe. En el primer plano, en las sombras, los moribundos son demasiado débiles para volverse hacia su líder. El pintor da a entender que la virtud y el coraje de Bonaparte justifican los horrores de la guerra. Gros le ha dado el aura luminosa y los gestos de Cristo sanando a los leprosos como en las pinturas religiosas.

La primera obra maestra de la pintura de la historia napoleónica.


Cuando encargó esta pintura, Bonaparte, quien se había convertido en Primer Cónsul, quiso aclarar las acusaciones de la prensa británica, quien había dicho que quería ejecutar a los afectados por la plaga durante su retiro a El Cairo. La pintura, presentada en el Salón de 1804 poco antes de su coronación, un momento especialmente oportuno para Bonaparte, es la primera obra maestra de la pintura de la historia napoleónica. Bonaparte y luego Napoleón el emperador, alejaron a los pintores de la época del mundo clásico y en su lugar pintaron las batallas del momento y la pompa imperiales. Más tarde, Gros pintó a Napoleón en el campo de batalla de Eylau (1808, Louvre), una obra muy similar a ésta. La pintura tuvo una gran influencia en los pintores de la próxima generación, Géricault y Delacroix, especialmente cuando este último pintó La masacre en Chios (1824, Louvre).

En el umbral del romanticismo.


El cuadro es neoclásico en su tema, la representación de un ejemplo de virtud, y ciertos aspectos formales. La escena está representada en un escenario como los escenarios de arcadas reminiscentes de El juramento de los Horacios, de David (1784, Louvre). El pintor ha dado gran importancia al centro de la pintura, donde ha colocado a Bonaparte, y también ha incluido varios heroicos desnudos. Pero algunos aspectos de este tratamiento han roto con el arte de su maestro David y anuncian el próximo romanticismo. El pintor enfatiza el sufrimiento de los afectados por la plaga, inculcando un sentimiento de horror y de lo sublime en el espectador. La composición se divide en áreas contrastantes de luz y sombra. La luz y los colores son cálidos y recuerdan las de los maestros venecianos y Rubens. Gros, un precursor de los orientalistas, también se tomó la molestia de representar los tipos de cara, vestimenta y arquitectura orientales.

- - - o - - - 


※ Antoine-Jean Gros celebra la compasión de Napoleón I cuando visitó el campo de batalla de Eylau el día después de la carnicería que tuvo lugar allí en febrero de 1807. Aunque cumple con las instrucciones oficiales, Gros describe la escena con un grado de realismo nunca conseguido en otra pintura de la historia napoleónica. El ojo se siente inmediatamente atraído hacia los enormes cuerpos en primer plano. Aquí, rompe con el neoclasicismo de su maestro David.


"Napoleón en el campo de batalla de Eylau, 9 de febrero de 1807) (1808), óleo sobre lienzo, 5,21 x 7,84 m.



El compasivo emperador

La imagen muestra a Napoleón I visitando el campo de batalla de Eylau en Prusia oriental el 9 de febrero de 1807, el día después de la sangrienta victoria del ejército francés sobre los rusos y prusianos. El Emperador, en un caballo de color claro y rodeado de médicos y mariscales, observa la escena con gran compasión, con el brazo extendido como si lastimara a los heridos. Un soldado lituano, apoyado en el cirujano de Percy, "César, si quieres que viva, cúrame. Te serviré fielmente como lo hice con Alejandro". Otro soldado enemigo abraza la pierna del emperador. El mariscal Murat en su caballo cabalgando al lado de Napoleón parece una personificación de la guerra. En el primer plano hay un montón de soldados muertos medio cubiertos de nieve y uno de los heridos, que se había vuelto loco, luchando. El horror de la escena se ve acentuado por el paisaje nevado bañado por una luz tenue.

La guerra hecha impopular

Large pintó este lienzo durante el invierno de 1807-08, después de ganar el concurso para la comisión. Vivant Denon, el director del Museo Napoleón, estipuló la mayor parte del contenido de la pintura: el momento a representar, el número de "extras", los cadáveres en primer plano y el formato de gran tamaño. El realismo de las figuras en primer plano, sin embargo, sin duda superó sus recomendaciones. Gros expuso la imagen en el Salón 1808. Los espías de la policía presentes en el Salón sospecharon de la pintura, que hacía la guerra impopular. Sin embargo, Napoleón apreció el trabajo y en la ceremonia de premios decoró al pintor con su propia cruz de la Legión de Honor.

Un realismo sin igual en la pintura de la historia napoleónica.


La composición del lienzo recuerda a una de sus pinturas anteriores, Napoleón Bonaparte visitando a la plaga en Jaffa (1804, Louvre). Pero su realismo tiene mayor brutalidad aquí, y no sería igualado por ninguna otra pintura de la historia napoleónica. El primer plano lleno de cadáveres adquiere más importancia que la pintura de Jaffa y fija la atención. La sensación de horror y lo sublime en la vista del tamaño del mundo. Algunas de las figuras están cortadas por el borde de la imagen, como si el lienzo fuera un fragmento de una escena de la vida real. 

  - - - o - - -

※ En esta pintura presentada en el del Salón de 1814, el pintor y litógrafo romántico francés Théodore Géricault (1791–1824) decidió representar una visión de la batalla diferente a las vistas generalmente realizadas de enteras batallas campales o de generales famosos que luchaban valientemente.


"Cuirassier blessé quittant le feu" (1814), oleo sobre lienzo, 3,58 x 2,94 m. 

Una pintura diferente

El coracero herido (en francés: Le Cuirassier blessé quittant le feu) es una pintura al óleo de un solitario soldado anónimo que desciende herido con su caballo. Exhibida la obra apenas unos meses después de la caída del poder de Napoleón, esta pintura de tamaño natural simboliza las derrotas francesas y el fracaso de Napoleón. Aunque la pintura se llama El coracero herido, no hay heridas visibles en el soldado. Además, aunque Géricault generalmente creó varios borradores antes de decidirse por un diseño final, no parece haber ninguna pintura suya que pueda considerarse precursora de esta pintura. Las dos copias conocidas de la pintura están en el Museo del Louvre y en el Museo de Brooklyn.

- - - o - - - 

El retrato de Goya de Ferdinand Guillemardet, embajador de Francia en España de 1798 a 1800, refleja la confianza en sí misma de la joven República que representaba el modelo. Los colores de Francia, que aparecen en la bufanda y el sombrero de caballero del embajador, permitieron al artista utilizar una paleta brillante.


Ferdinand Guillemardet (1799), oleo sobre lienzo, 1,86 x 1,24 m


El embajador de una república poderosa.

El embajador de Francia en España, Ferdinand Guillemardet (1765-1809), está sentado en una postura relajada. Volviendo la cara hacia el espectador, luce ojos vivos e inteligentes. Los colores de Francia destacan sobre la mesa y su pluma sobre la mesa, acostada en la mesa detrás de él. La figura encarna una república poderosa, segura de sí misma. Talleyrand, el ex obispo de Francia, nombró a Ferdinand Guillemardet embajador de Francia en España en 1798. Guillemardet también llegó de Autun, donde fue médico y alcalde, y luego eligió para representar a la ciudad en la Convención. En 1800, fue llamado a Francia y se convirtió en prefecto. Pero un destino trágico le sucedió al embajador: se volvió loco y murió en 1809.

La obra favorita de Goya.

Las circunstancias que rodearon la puesta en escena de este retrato de un francés por parte de Goya solo pueden ser supuestas. El embajador estaba cerca de un ministro, Urquijo, y un político, Jovellanos, que eran francófilos ilustrados y jefes del pintor. Debieron haber persuadido a Ferdinand Guillemardet para que Goya, el pintor de la corte, hiciera su retrato desde 1788. Esta obra se exhibió en julio de 1799 en la Academia de San Fernando antes de que Guillemardet regresara a Francia. Su hijo, quien, por cierto, era amigo íntimo de Delacroix, lo legó al Louvre. Se dice que Goya comentó que era el mejor trabajo que había hecho. Sin embargo, pintó muchos retratos entre 1794 y 1808, incluidas varias obras maestras que revivieron la tradición fundada por Velázquez, en particular La familia de Carlos IV (Madrid, Prado). Goya fue un pintor religioso e histórico, y un brillante ilustrador, especialmente en estos años, cuando realizó los grabados en la serie Caprichos.

- - - o - - - 

※ Presentado en el Salón de 1812, este retrato ecuestre de Antoine-Jean Gros recuerda a otro encargo anterior de Joachim Murat, en 1806: La Batalla de Aboukir, 25 de julio de 1799, pintura monumental (5.78 m x 9, 68 m, Palacio de Versalles), que sigue siendo una de las más grandes obras maestras del orientalismo en el Imperio.


"Retrato ecuestre de Joachim Murat" (1811), oleo sobre lienzo, 3,43 x 2,38 m.


El antecedente de Aboukir

La escena de La batalla de Aboukir destaca un glorioso episodio en el pasado militar del Rey de Nápoles, cuando Murat lanzó su carga contra la caballería otomana que protegía el fuerte del istmo de la Bahía de Aboukir. El propio Gros describe la escena como una operación de salvación, en su descripción de la pintura para el Salón de 1806: Murat se lanza contra los otomanos que habían venido "a cortar las cabezas de los franceses que habían permanecido muertos o heridos en el campo de batalla". La pintura no tenía buena prensa, pero parece que a Murat le gustó lo suficiente como para preguntarle a Gros, cuando ordenó cinco años después un retrato oficial como Rey de Nápoles, para recordar el brillante episodio de su carrera como general, hace doce años. La piel de un tigre (con ojos de rubí, según las palabras de un sajón en 1813) en la que monta "a lo mameluco", su adopción de la espada turca, la postura de su caballo listo para saltar, el polvo debajo. Sus cascos atestiguan su impaciencia, en una cabalgata que hizo que la reputación de Murat se hiciera eco de Aboukir.

El cuñado, duque y rey.

Murat ha experimentado una evolución impresionante desde esta batalla: se convirtió en el cuñado de Napoleón por su matrimonio con Caroline Bonaparte unos meses después de Aboukir (18 de enero de 1800), el hijo de posadero de Lot (Occitania, Francia) pudo escalar la jerarquía imperial, a fuerza de valentía en los campos de batalla. Gros ilustra esta cualidad varias veces en composiciones imponentes como La batalla de las pirámides o Napoleón en el campo de batalla de Eylau (Murat hizo su famosa carga durante la batalla, a pesar de la fiebre que le golpeó en ese momento), ambos conservados hoy en el Louvre. Gros nunca se olvida de representar a uno de sus más grandes mecenas en estos encargos de Bonaparte y luego el Emperador, que pretende edificar a los franceses sobre los logros del Imperio y el ilustre ejército  también está inmortalizado.

Cuando Murat le ordenó este retrato a Gros en 1811, estaba en el apogeo de su gloria. Su progreso fue mucho más allá de la escala militar: fue el Gran Duque de Cleves y Berg y ahora era el rey de Nápoles desde agosto de 1808. Así, el pintor decide representarlo en el proceso de supervisión de maniobras militares cerca de Nápoles; la presencia en el fondo de la pintura del Vesubio certifica el lugar geográfico, mientras que el cambio de uniforme entre los eventos de Aboukir y los de 1811 confirma las nuevas funciones de Murat: el uniforme relativamente sobrio de Aboukir (Murat se autoriza ya las fantasías y dorados) dio paso a un segundo uniforme de coronel de caballería ligera de la Guardia Imperial. A partir de ahora, el rey de Nápoles se permite la exuberancia: su sombrero ha sido personalizado (carece de un visor frontal) y los ajustados pantalones de invierno que lleva son los de un ayudante de campo. Un retrato de 1808 del rey de Nápoles encargado por el barón Gérard muestra una notable diferencia con la de 1811 de Gros: la Legión de Honor precede, aquí, la gran placa de la orden napolitana: la decoración francesa encuentra el primer lugar en la jerarquía de las medallas ... Si el contexto de esta pintura es menos violento que el de Aboukir, sigue siendo guerrero y los colores brillantes del uniforme vienen a despertar la estatura más bien clásica del rey ecuestre.

- - - o - - -

※ El general François Fournier-Sarloveze (1773-1827) fue probablemente el oficial más atrevido, rebelde e impredecible que sirvió a Napoleón. Apodado por los españoles El Demonio, la disciplina parecía ser un anatema para él, y las reglas y, de hecho, los mandatos, debían despreciarse o ignorarse, si los consideraba innecesarios o problemáticos. Se convirtió en un maestro en todas las armas y en un notorio y temido duelista. No es de desdeñar que se deleitara aún más con este pasatiempo porque sabía que Napoleón los desaprobaba enérgicamente y castigaba seriamente a cualquiera que encontrara en un duelo.



"General Comte François Fournier-Sarlovèze" (1812), óleo sobre lienzo, 2,52 x 1,74 m.


- - - o - - - 

※ Elegido Papa en 1800, Pío VII (1742-1823) aceptó firmar el Concordato de 1801 que restauraba la paz religiosa en Francia. Jacques Louis David pintó este retrato en Paris, donde el Papa había ido para asistir a la coronación del emperador Napoleón I, por un encargo de este último. "¡Como Rafael y Tiziano", dijo el artista, "he pintado a un Emperador y a un Papa!"


"Retrato de Pío VII" (1805), óleo sobre tabla, 

- - - o - - - 

※ Juliette Recamier, la esposa de un banquero parisino, fue una de las personas más famosas en la sociedad de su tiempo. Este retrato, que muestra su vestimenta al "estilo antiguo" y que está rodeado de muebles pompeyanos en una imagen de espacio por lo demás desnudo, fue extremadamente vanguardista para el año 1800. No está claro exactamente por qué no se terminó nunca. antes de que su vibrante trabajo de pincel y sus fondo fueran "glaseados" con colores translúcidos.


"Retrato de Madame Récamier, nacida Bernard (1777-1849)" (1800), óleo sobre tela (inacabado),  1,74 x 2,44 m 


Un ideal de elegancia femenina.
Madame Recamier, elegantemente reclinada en su rostro, está vestida con un estilo antiguo y está descalza. La sala está vacía, excepto por el sofá de estilo antiguo, el taburete y el candelabro. Se la ve desde cierta distancia, por lo que es un poco menos, pero este es un retrato de una persona con una elegancia femenina ideal. Madame Recamier (1777-1849), entonces con solo veintitrés años, fue una de las mujeres más admiradas de su tiempo. Hija de un notario, personificó la ascensión social de la nueva élite posrevolucionaria. Su esposo, mayor que ella, se había convertido en uno de los principales patrocinadores financieros del Primer Cónsul, Napoleón Bonaparte. En su mansión, restaurada por el arquitecto Percier y decorada por el ebanista Jacob, la pareja entretuvo a muchos escritores, algunos de los cuales, como Benjamin Constant o Chateaubriand, se enamoraron apasionadamente de Madame Recamier.

Uno de los caprichos de David

Encargado por Madame Recamier en 1800, la imagen quedó sin terminar por razones desconocidas. David Recamier, quien pensó que David trabajaba demasiado lento, le encargó a uno de sus alumnos que pintara su retrato. Molesto por esto, David le dijo a su modelo: "Las mujeres tienen sus caprichos, y también los artistas; permítanme satisfacer el mío manteniendo este retrato". La pintura permaneció en su estudio, sin terminar, y probablemente no fue vista por el público hasta que ingresó en el Louvre en 1826. En 1864, Theophile Gautier escribió sobre "la indescriptible atracción de Madame Recamier, como la poesía de lo desconocido".

La estética de lo inacabado.

Uno de los aspectos innovadores de la obra es un formato horizontal, inusual para un retrato, y habitualmente reservado para pinturas de historia. El espacio vacío alrededor de la figura destaca el elegante arabesco del cuerpo reclinado de Madame Recamier. Su pose antigua, la decoración desnuda y el vestido ligero personifican los ideales neoclásicos. La clara armonía del conjunto, debida al vestido blanco de Juliette Recamier, se ve acentuada por los tonos cálidos de los muebles. Solo la modelo está terminada, y David todavía no ha agregado toques de luz al empaste de su vestido. Los accesorios, las paredes y el piso están diseñados con pinceladas vibrantes, con la capa inferior blanca que todavía se muestra en algunos lugares. El estado inacabado del lienzo le da a la imagen una apariencia misteriosa y poética, sin duda muy diferente a la del retrato final que David tenía en mente. Después de los retratos minuciosamente detallados que pintó durante el Antiguo Régimen, varios de los retratos de David después de la Revolución tienen fondos incompletos (Madame Trudaine, Musée du Louvre).

- - - o - - -


※ La viuda del general de Beauharnais, nacida en Martinica, Josephine Tascher, de Pagerie, se casó con Napoleón Bonaparte en 1796. Incapaz de proporcionar hijos al emperador, fue repudiada en 1809. Aquí Prud'hon la muestra en los terrenos de La Malmaison, una año después de la coronación de Napoleón. Esta imagen de ensueño se encuentra entre los mejores ejemplos del retrato al aire libre en el que sobresalieron los pintores ingleses de la época.


"L'Impératrice Joséphine (1763 - 1814)" (1805), óleo sobre lienzo, 2,44 x 1,79 m. 


El pintor y la familia del emperador.

Prud'hon fue el pintor favorito de la familiar imperial y el profesor de dibujo de la emperatriz. En este trabajo, los principios del retrato neoclásico se transforman y el uso de un entorno paisajístico, a la manera inglesa, es la fuente de una atmósfera románticamente melancólica.

Soñadoramente melancólico

A punto de ser repudiada, la emperatriz Josefina no intenta alzar la vista, que ella ignora, perdida en sus pensamientos en un asiento al aire libre. Su pose melancólica y el escenario del bosque poético esperan las pasiones románticas de un Chateaubriand.

- - - o - - - 

※ La modelo, Christine Bonaparte (1771-1800), la primera mujer de Luciano Bonaparte (hermano del emperador Napoleón I), murió de pleuresía a la edad de 28 años. En este retrato de pie de gran tamaño realizado después de su muerte, Gros abandona la formalidad en favor de un sentido de melancolía a la fragilidad de la vida, simbolizada por la rosa que es llevada por la corriente del arroyo.


"Cristina Bonaparte, nacida Boyer"  (1800-1801), óleo sobre lienzo, 2,14 x 1,34 m


- - - o - - -

※ Después de haber servido en el gobierno revolucionario durante el Reinado del Terror, Jacques Louis David (1748-1825) fue arrestado en agosto de 1794 y enviado a prisión, donde empezó a trabajar en este autorretrato. Después de varios años de intensa actividad política, expresó la intención de consagrarse de nuevo plenamente a su arte.


"Retrato del artista" (1794), óleo sobre lienzo (inacabado), 0,81 x 0,64 m



_________________________________________________________________________________

Fuentes:

- https://www.louvre.fr/en/oeuvre-notices/napoleon-bonaparte-visiting-plague-stricken-jaffa
- https://www.louvre.fr/en/oeuvre-notices/napoleon-battlefield-eylau
- https://en.wikipedia.org/wiki/The_Wounded_Cuirassier
- https://www.louvre.fr/en/oeuvre-notices/ferdinand-guillemardet-1765-1809
- https://www.napoleon.org/histoire-des-2-empires/tableaux/portrait-equestre-de-joachim-murat/ - Marie de Bruchard, septiembre de 2015
- https://www.louvre.fr/en/oeuvre-notices/madame-recamier
- https://www.louvre.fr/en/oeuvre-notices/empress-josephine-1763-1814
- https://www.louvre.fr/en/rooms/salle-daru-neoclassicism-france
- Paneles informadores de las obras en el museo del Louvre

Imágenes:

- Fotos propias del autor.

viernes, 7 de diciembre de 2018

Con Wellington por España (IV). De Talavera al Puente de Almaraz


Seguimos con la segunda etapa de nuestro viaje en la ruta de "Wellington in Spain. A Classic Peninsular War Tour", con la guía de Nick Lipscombe. El texto recoge la traducción de las explicaciones de la parte final de la visita al campo de batalla de Talavera, al monumento conmemorativo erigido cerca del campo de batalla y al puente de Almaraz, uno de los pasos estratégicos del río Tajo. Por tanto, no aspira a ser más que eso, una descripción de estos lugares y los próximos que visitamos, con las lagunas y vacíos en el relato que contiene, debido básicamente al limitado tiempo de la visita. 


Mosaico de cerámica representando la batalla, cercano al monolito conmemorativo. (a)


VISITA AL CAMPO DE BATALLA DE TALAVERA (2ª parte)

En estos momentos, Wellesley se dio cuenta de la vulnerabilidad de este flanco aquí, particularmente cuando el 9º ligero había penetrado hacia el norte a lo largo de la colina, por lo que ahora mueve una división española entera, la división de Bassecourt, subiendo hacia la Sierra de Segurilla y se puede ver la antigua torre morisca allí. Entonces se desplazan aquí más y más masas formadas desde su izquierda.

Pero ese era básicamente el centro de la posición de Bassecourt que se extendía hacia la derecha y hacia la izquierda como lo estamos mirando, también movió la eficiente brigada de caballería de Hanson, ambas brigadas ligeras hasta el extremo de este valle justo a la vuelta de ese límite, que hubieran sido visibles para los franceses que estaban desplegados a lo largo del Cerro de Cascajal y se quedaron allí en el día aunque se movieron más tropas hacia esa zona. Pero ahora que hemos elegido hacerlo, y Víctor cavilando, cavilando no es lo que hacía, implorando muy excitado al Consejo que se le debe dar otra oportunidad, con Jourdan y José que no está convencidos. Ellos dicen: "sabes que esta es una posición muy fuerte y en realidad no creo que debamos presionar a cincuenta y cinco mil hombres, más que los que somos nosotros", y no estaban convencidos para continuar atacando en ese momento, Víctor dijo: "Si el próximo ataque no tiene éxito, renuncio a hacer la guerra", una afirmación de la que básicamente se arrepentiría en la noche del veintiocho. El Consejo duró una hora, pero decidieron seguir adelante y decidieron atacar de nuevo, y eso fue en realidad por dos razones: la primera de las cuales supieron que Venegas, recuerden el hombre al que se le había dicho que viniera desde La Mancha y retuviera a Sebastiani, cometido en el que falló porque Sebastiani está aquí, ahora se está moviendo en esta dirección, de modo que eso habría dado problemas a los franceses si en efecto tuvieran que huir, porque podría haberles atacado en el flanco si se estuvieran retirando.



Aim, fire! Una sección de casacas rojas británicos en la recreación de Waterloo en 2015. El fuego desde las filas inglesas llegaría a ser mortífero por su densidad de fuego, producto de sus líneas extendidas y la exactitud de su cadencia, detalle que no me pasó desapercibido desde las gradas aquel año, especialmente en el fuego por secciones, que tenía una precisión de cronómetro. (b)
 

Así que ese es el punto número uno. El punto número dos es que los tres Cuerpos de ejército que deberían haber estado viniendo aquí, con una velocidad correcta, el Cuerpo de Soult que venía desde cerca de Oporto, el Cuerpo de Ney, el 6º Cuerpo que estaba en Galicia y el Cuerpo de Mortier que viene de Zaragoza, tenían que unirse en Salamanca y sus alrededores. y debería haber estado viniendo a mucha mayor velocidad hacia aquí. El problema fue que Ney y Soult estuvieron discutiendo todo el tiempo, que hubo problemas para obtener suministros para estos ejércitos, por lo que el resultado neto es que aún estaban a una semana de distancia y cuando esa información llega a José, ahora se da cuenta de que en realidad no puede girarse y moverse, debido a que si se vuelve y se mueve, tiene a este ejército persiguiéndolo, con otro ejército entrando por el flanco, por lo que tiene que lidiar con el problema de este ejército frente a él ahora de inmediato, él mismo se ha echado hacia atrás pero no le gustaría entrar en un callejón sin salida, y le da a Víctor la oportunidad de atacar otra vez. Ahora, los elegidos para atacar en tres secciones son Sebastiani, que atacará primero en la parte inferior, Víctor tendrá otra oportunidad en el Cerro de Medellín, y a las 12:30 horas los franceses comenzarán a reajustar sus fuerzas y Wellington puede ver esos reajustes y él reacciona moviendo aún más a la caballería allá arriba, pidiéndole a Cuesta que mueva otra división de caballería española, la división de Albuquerque que se desplaza debidamente hacia esa colina, aunque no permanecerá aqui cuando las acciones comiencen. Son las 14:00 horas cuando comienzan los primeros síntomas del ataque y de nuevo con la artillería reunida en esta posición y también en toda la línea de frente francesa que enfrenta primero a los británicos, siguiendo con británicos y alemanes, y luego hacia el sur a los españoles. Son cuarenta y cinco minutos de bombardeo por ochenta cañones en trece baterías, pero el problema es que una bala de cañón va a impactarte seguro, con la formación permaneciendo de pié, pero si te pones cuerpo a tierra ya no hay tantas probabilidades de que te golpee y Wellesley fue un precursor de las formaciones de soldados que adoptaran la posición de cuerpo a tierra, pero ahora estas formaciones continuaron de pié, y los soldados viendo las balas de cañón aproximarse, y si te golpeaban, te golpeaban.


La posición aproximada de la caballería de Anson un poco más a la izquierda y la división española de Bassecourt, un poco más retrasada que la línea de frente inglesa. La caballería de Albuquerque, inmediatamente detrás de la inglesa.


El Pajar de Vergara, donde tiene lugar la unión de estos dos ejércitos, lo veremos cuando vayamos a comer, en este área, en el frente a unos 200 metros, podrían tener 10 tal vez 12 cañones allí: 6 cañones de 3 libras de la unidad de Lawson y 4 quizás 6 cañones de los pesados 12 libras de los españoles. Los cañones franceses abrieron fuego a las 14:00 horas y Leval comienza su avance en ese sector a las 14:45 horas. Y la formación de Leval es bastante interesante, lo pueden ver en la parte inferior del mapa: su división consiste en muchos alemanes y holandeses, y el centro de su avance, probablemente Ruffin eligió la colina, aquí, como el centro, el batallón a la derecha, el batallón a la izquierda, el centro del avance de Villatte es el Pajar de Vergara y empuja el regimiento inferior y, a su izquierda, tiene los regimientos de Hesse y Franckfurt, a su derecha, los regimientos de Nassau y los regimientos de  holandeses. Cinco batallones todos avanzando, principalmente alemanes y holandeses. Tienen una muy, muy fuerte línea de tiralleurs, voltigeurs, las tropas ligeras en el papel de escaramuzadores, se convirtieron en tiralleurs frente a ellos. El lado inferior fue el primero en romper y recordar, ya que avanzaban frente a las bocas de doce cañones, 4 o 6 de los cuales de 12 libras disparando, inicialmente algunas granadas con los 3 libras y luego racimos y latas de metralla a gran velocidad. La brigada de Kemmis era la infantería que cubría esa zona por detrás, chocó contra la infantería en retirada de nassauers y holandeses.



El 28 de julio de 1809, en la batalla de Talavera, el Regimiento del Rey brilla con luz propia al realizar una de las mejores cargas de la caballería española de toda la guerra: con tan sólo 634 caballos, arremete contra el flanco izquierdo de la división de infantería alemana de Leval. La división Leval tuvo en total 1.007 bajas, un 25% de la fuerza, mientras que el regimentó español perdió 6 jefes y 74 jinetes de tropa y resultando herido el coronel al mando. (d)


Sebastiani hizo retroceder a todo el grupo para reorganizarse y en este momento se había acabado el ataque en el sector del sur, ahora nos referiremos al resto, pero la clave de estos ataques es que no se iniciaron a su debido momento, al mismo tiempo, primero 14:15 horas en el sur, en el medio no es hasta las 15:00 horas que comenzó el ataque, ya por entonces se había perdido el momentum en el sector sur y no es hasta 15:30 horas que comienzan a atacar allí, pero no fue como parte del plan, fue por accidente. El segundo ataque de Sebastiani que puede organizar José no se produce hasta las 18:00 horas, pero en esos momentos esta absolutamente enfadado y también es batido por las tropas inglesas y españolas. En ese momento se produjo la carga de caballería del regimiento del Rey, desde las líneas españolas (La carga del regimiento del Rey) y que cogió de flanco por la izquierda a las tropas alemanas y holandesas. Se capturaron muchos cañones y no se entiende como Sebastiani lo permitió -por descuido de los franceses- en la división de Leval, ya que los cañones son para el apoyo, pero no dejarlos desprotegidos. Los franceses no habían luchado aún con las tropas que les acometían en una velocidad tan alta, por lo que los pobres artilleros franceses tuvieron que retroceder tres veces durante estos ataques hacia sus banderas, teniendo que abandonar sus cañones.


Batalla de Talavera el día 28 de julio de 1809. Mapa por cortesía de Nick Lipscombe. (e)


En el medio, el segundo ataque, a las 15:00 horas, Lapisse estaba en el lado izquierdo de esta división mientras que Liger-Belair estaba a su derecha y ellos atacaron juntos contra la división de Sherbrooke, que estaba constituida por cuatro brigadas, con la brigada de McKenzie que era parte de la 3ª división en su retaguardia, ya que recordemos que había tenido muchas bajas el día 27, en la retirada de Casas Salinas por lo que estaba en una posición de reserva.  Sherbrooke también dijo a sus hombres que esperaran a disparar hasta que los franceses estuvieran a 50 m. lo que hicieron con gran templanza. Los franceses avanzaron en columnas de división pero podemos asumir que la artillería en esta parte del frente estaba en el Cerro de Medellín, y José está aquí. ¿Cuál es el alcance? Cerca de 2.000 metros, así que los cañones en esa colina podían estar a 500-800 metros, pero en resumidas cuentas, estaban fuera del alcance efectivo. Welleslley ordenó a sus tropas que se tumbaran, dispararan y cargaran a las tropas francesas. Los franceses siguieron avanzando pensando en que los ingleses se estaban rindiendo cobardemente con su postura de cuerpo a tierra, a lo que siguió una descarga de fuego desde las líneas británicas y la consiguiente carga. Los franceses se sorprendieron, retrocedieron en masa y tuvieron un tercio de bajas del total de sus efectivos en tan solo 10 minutos. Otro asunto llevado a cabo con la bayoneta. Los franceses no habían visto esta táctica de disparar y cargar antes. Las bajas entre los Guardias y la King's German Legion fueron numerosas ya que sus líneas estaban muy extendidas y, Wellesley mandó a la brigada de McKenzie desde la reserva para apoyarlos... (la narración se cortó un tanto por obra y gracia de un avión que pasaba en aquel mismo instante sobre nuestras cabezas)(I)


_________________________________________________________________________________

Robert Craufurd. (f)
Descansando en Castello Branco (Portugal) en lugar de dos, habría sido un gran cambio el refuerzo de más de tres mil soldados para Sir Arthur Wellesley durante la sangrienta batalla del día 28 el poder sumarlos a su fuerza. La adición de esas tropas habría sido altamente aceptable, particularmente porque era deficiente en el número de sus tropas de línea. Así que tienen que recordar el salto hasta eses instante, un período de aproximadamente un año o dos atrás, esto no es una entrada de un diario, pero escribió estas copias después de que Bob "Black" Craufurd fuera muy impopular al mando de la división (su mote de "Bob Black" le venía de ser un enérgico disciplinario con agudos ataques de genio)  y fue escrito deliberadamente para señalar a Craufurd, y para sugerir que si hubiera marchado realmente un poco más rápido hacia Talavera la división hubiera ido muy bien, creo que eso es completamente infundado si hubiera un hombre entre los tres mil soldados de las tropas ligeras que querrían haber estado allí hubiera sido Craufurd mismo. Saben que todo está muy bien en el mismo estado un día, en lugar de dos, pero la realidad era que Crawford estuvo 17 días esperando a que el comisariado se pusiera al día con él y los reabasteciera con provisiones que no eran el caso que daba a las de línea (II). Tropas, dos días, todo lo que fue solo una bonificación adicional. Esto nos lleva al final de la batalla de Talavera. [...]

La división ligera: en cuanto al resto de las batallas, a excepción de La Albuera, vamos a escuchar muchas cosas que involucran a la división ligera. Les diré que la división ligera no se formó realmente hasta el mes de abril de 1809, pero Wellesley regresó y expulsó a Soult de Oporto el mes siguiente. Se habían dado órdenes para amalgamar a las dos brigadas ligeras y crear una sola división de línea, y el mando de esa división se le dió a un general de brigada, no era un general importante, por lo que es curioso que se hubiera dado el mando de la brigada a un comandante muy joven, pero Wellington tienen una gran confianza en "Black" Bob Crauford y, a pesar del hecho de que "Black" Bob no había tenido una gran suerte al hablar de Salamanca, había tenido mala suerte en los inicios de su carrera, ya que había estado junto con Beresford y tuvo que capitular durante el asunto de Buenos Aires. Pero la división se había estado reuniendo, como decimos en abril, y ha sido reforzada por nuevas unidades, que han sido entrenadas en Gran Bretaña, en Shorn Cliff, etc. y los batallones de infantería de línea que entrenaría también en tareas de infantería ligera como un batallón completo, del cual hablaré sobre el 42º, el 47º y el 52º, inicialmente, estaban esperando a que todos ellos salieran y se unieran a la división al completo en Lisboa, antes de marchar y unirse con el ejército de Wellesley. 
_________________________________________________________________________________ 



Ahora voy a romper por un segundo completando esa historia. Porque a la izquierda de nosotros, una vez que pasamos estos árboles, y estos edificios, aquí a la izquierda, podrán ver un pequeño montículo, con una casa en su cima. Y ese es el Pajar de Vergara. ¿Pueden verlo allá ese árbol alto?


La zona del Pajar de Vergara desde la carretera.


MONOLITO CONMEMORATIVO BATALLA TALAVERA


La urbanización que rodea al monumento, cerca de la A-5 que discurre actualmente por su lado.


Entre 1989 y 1990 tiene lugar la construcción del nuevo monumento de la batalla situado junto al Cerro Medellín y la finca de Pedrogordillo, subvencionado por el Ministerio de Obras Públicas y a cuyo acto de inauguración acudieron representantes de los gobiernos y ejércitos español,francés y británico, representantes civiles y militares de Francia, Reino Unido, Bélgica, Holanda, Portugal y la República Federal de Alemania. La ceremonia de la inauguración del monumento y el consiguiente homenaje tuvo lugar el 2 de octubre de 1990 y fue presidida por el entonces ministro de defensa Narcís Serra.(6)







El monumento formado por tres cuerpos de hormigón en forma triangular que se van aproximando en altura, semeja la figura de unos fusiles apoyados entre sí, la típica estampa de los campamentos, y en la base de cada uno de los tres cuerpos se pueden leer los nombres de las unidades participantes de la batalla de los tres ejércitos.

La inauguración del monumento tuvo una agria polémica que se recuerda aún en la actualidad (que no reproduciremos aquí, aunque por Internet podéis extraer algo de información y alguna conclusión) por cómo fue llevado todo el acto protocolario entre la organización, las autoridades y el consistorio de entonces. Sólo decir que la visita fue relativamente rápida y Lipscombe aunque relató brevemente los hechos no dejaba de traslucir su disgusto por cómo se llevó todo el asunto por aquel entonces. 



El mosaico de cerámica plasmando el campo de batalla, muy cercano al monumento.



EL PUENTE DE ALMARAZ

El norte está detrás de ustedes, Toledo y Talavera a la izquierda, al este el río Tajo que discurre de izquierda a derecha viniendo desde Lisboa. Y los cuatro puentes son: uno en Toledo, uno en Talavera, el siguiente está en Puente del Arzobispo, donde los ejércitos de Wellesley y Cuesta fueron atacados por los franceses, tenemos este puente de Almaraz y finalmente el tenemos el puente de Alcántara al que también iremos. Y pueden ver que claramente es un obstaculo formidable. 






El puente mismo, en Alcántara, fue destruido cuando Víctor se aproximó a principios de mil ochocientos nueve, lo veremos, así que lo comentaremos de aquí a dos días. Aquí, el puente también fue destruido en marzo de 1809 por los españoles cuando se retiraron frente a las tropas del Cuerpo de Víctor, retrocediendo hacia Extremadura (III)(IV).

Las tropas españolas hacen
volar parte del puente (g
)
Si vamos a destruir un puente, lo que podemos hacer es retirar el arco central y es difícil de ver, pero en el arco de la izquierda se puede distinguir una brecha en él. Pero no es una tarea fácil derruir un puente en la era de los explosivos de baja explosividad. El concepto de tener un barril de pólvora, pero con uno sólo no logramos nada, tenemos que tener aproximadamente unos quince, pero el problema es que con el explosivo de bajo impacto, cuando explota un barril, tiende a separarse de los demás antes de que los otros entren en ignición. Con los de alta explosividad podemos concentrar la explosión en una zona muy concreta con los de baja se necesitan concentrar lo cual causa problemas.

Después de la batalla de Talavera, el puente es reforzado por un piquete de los buenos amigos de la División ligera, que no llegaron a tiempo para la batalla y que ahora forman la retaguardia del ejército de Wellington, ya que el ejército retrocede en esta dirección hacia Badajoz que va a través del Puerto de Mirabete, lo pueden ver desde aquí, ese trozo de montaña en forma cónica que está a la derecha.

Para los soldados presentes entonces a pesar de los campos de belloteros y de alguna granja cercana de cerdos (aún en la actualidad se distinguen por su fuerte olor), la zona del puente no era un lugar agradable, ya que junto al siempre presente calor, los insectos y gusanos infectaban la zona, aumentando el número de enfermedades entre los soldados.


La estela obscura de los restos del Fuerte Napoleón, en el montículo del centro derecha.

En noviembre de mil ochocientos nueve, una vez que los franceses regresaron al lugar deciden reconstruir el puente, esto es demasiado difícil de reconstruir para los ingenieros franceses, así que construyeron un puente de pontones ligeramente río abajo. Iremos luego a dicha posición, pero también construyeron una serie de otras fortificaciones y solo quiero que lo mires, si miran hacia arriba, puedes ver la colina a la derecha, así que estamos en la orilla sur y puedes ver cómo un claro antes de que se convierta en una zona boscosa otra vez, una gran forma negra, sí, se trata de Fuerte Napoleón, es una gran construcción con una estructura anterior de la época morisca. Era una gran fortaleza y ahora forma parte de toda la historia.


La colina donde se aposenta el Fuerte Napoleón desde el otro lado de la montaña.


En el otoño de 1809, para acortar sus líneas de comunicación, los franceses construyeron un puente de pontones en el lado oeste no lejos del puente de Almaraz. El puente tenía aproximadamente 200 metros de largo y fue construido con pesados ​​pontones. El tramo central era un bote ligero, diseñado para ser retirado por la noche por razones de seguridad. El puente estaba protegido por varias fortificaciones.


Las fortificaciones francesas en 1812, a mediados de mayo de aquel año se produjo el ataque de los anglo-portugueses al mando del general Hill al puente de pontones y sus fortificaciones. (h)



Continuará...


- - - - - - - o - - - - - - -

(I) - Faltaría la descripción de la batalla en el flanco izquierdo británico, cuyo momento más significativo, aunque no tanto para los británicos fue una carga de caballería de la brigada de Anson contra el flanco derecho de las tropas francesas en avance, que se verían obligadas a formar en cuadros que no pudieron ser rotos por los jinetes, aunque se parara de golpe el avance francés:

"En la izquierda británica, cuatro regimientos de caballería esperaban: el 23º de Dragones Ligeros, el 1º de Húsares de la KGL y los "pasados", el 3º y 4º de Dragones de la Guardia al mando del General Fane. Wellesley verá el movimiento francés, y ordenó a Anson acometer la nueva amenaza. Para ser honesto, esto es un poco extraño para mí. Los dragones, la caballería pesada, son mucho más adecuados para cargar infantería en masa que sus primos de la caballería ligera, así que, ¿por qué se ordenaron que los ligeros fueran hacia adelante y los pesados se mantuvieron en reserva? Al parecer, Sir Arthur podría no haber dado una orden directa para atacar, solo aconsejando a sus comandantes de brigada que cobraran si se presentaba "un momento oportuno"

[...] Y hay otra rareza. En ese momento se reconoció ampliamente que era virtualmente imposible romper un cuadrado de infantería formada solo con caballería, así que ¿por qué se permitió que el ataque continuara?
Cerca de ciento cincuenta metros frente a los franceses, justo en el límite del alcance de los mosquetes, había una zanja en el terreno. No una pequeña, precisamente. [...] Aparentemente este era un curso de agua de algún tipo (zanja de drenaje, canal de irrigación, escorrentía desde detrás de las montañas) que, ese verano, estaba seco. Enmascarada por la larga hierba , era casi invisible para la caballería galopando (lo que nuevamente sugería que no era tan increíblemente ancha o la habrían visto antes).[...] 

El 23º quedo un poco desorganizado, por decir lo menos. Pero lograron reformarse al otro lado de la zanja, lo que sugería que el obstáculo no causó muchos problemas, como parecen pensar muchos historiadores. Entonces la infantería francesa comenzó a dispararles, aunque todavía estaban demasiado lejos del lugar para que los mosquetes causaran mucho daño. Probablemente solo alentó a los británicos a llegar lo más rápido posible, y galoparon hacia el enemigo. Por supuesto, no tenían ninguna posibilidad de romper el cuadro de las bayonetas, así que pasaron de largo y continuaron directamente hacia un par de regimientos de caballería francesa en la reserva. Y lo más probable es que estos jinetes fueron los que causaron más daño al 23º en términos de víctimas (más de 100 hombres fueron considerados como "capturados"), en lugar de la zanja. [...] Al final del día, el 23º perdió casi la mitad de su número: 207 hombres de 459." (4)

(II) - También se retrasó su presencia ya que tuvo que refugiarse en Los Downs y en la isla de Wight por el mal tiempo de la mar, desde su partida de Dover hacia Portugal, lo que le obligó a llegar a su destino tres semanas más tarde de lo esperado.

(III) - La voladura de hecho no fue obstáculo para que el mariscal Victor pasara el río Tajo con el grueso del I cuerpo de su ejército. Cuesta se replegó ordenadamente, primero hacia Trujillo y luego más al sur, vía Sta. Cruz de la Sierra, hacia Medellín.(7) 

(IV) - En nuestra página de Facebook, Jacinto J. Marabel nos aporta las siguientes aclaraciones sobre la retirada española y la voladura del puente, detalle que le agradecemos desde este blog:

"Enhorabuena por el trabajo, aunque con tu permiso quisiera corregir dos datos: En primer lugar y pese a que no estoy de acuerdo con la visión británica de la batalla de Talavera respeto esta opinión, pero no es cierto que se retiraran por el puente de Almaraz. Lo hicieron por el del Arzobispo y cruzaron la Sierra de Guadalupe, siguieron la ruta hasta Jaraicejo, donde acamparon, antes de avituallarse en Trujillo. Siguieron luego por Medellín, Mérida y Badajoz, en cuyas inmediaciones se acantonaron tres meses y enfermaron más de cinco mil hombres.Como una broma de mal gusto, el 28 de diciembre de 1809, volvieron grupas a Portugal y allí permanecieron escondidos dos años (porque cuando asomaron un poco la cabeza entre abril y mayo de 1811, los imperiales volvieron a darles fuerte). El segundo apunte es sobre el grabado del puente de Almaraz: es el más extendido, pero es erróneo. El arco que volamos los españoles en las navidades de 1808 fue el de medio punto y no el ojival. Precisamente, una acuarela inglesa contemporánea lo atestigua [imagen inferior]. Por lo demás, otra vez mi enhorabuena por el trabajo."


https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10217875559270466&set=p.10217875559270466&type=3&theater


_________________________________________________________________________________

Nick Lipscombe MSc, FRHistS, es un historiador especializado en las Guerras Napoleónicas y, en particular, en la Guerra Peninsular. Ha escrito numerosos libros y artículos sobre asuntos relacionados con las guerras napoleónicas. Su primer libro, "An Atlas and Concise Military History of the Peninsular War" (Un Atlas y concisa historia militar  de la guerra peninsular) se publicó en 2010 y fue seleccionado como el Libro del Año por el Daily Telegraph (Historia). Está reconocido como una autoridad mundial en las batallas y campos de batalla de la Península Ibérica y el sur de Francia. Trabaja actualmente en la confección de un nuevo Atlas, pero esta vez sobre los campos de batalla de la Guerra civil Inglesa.

Nick nació en 1958 en Angers (Francia) y sirvió durante treinta y cuatro años en el ejército británico, donde vivió un servicio operacional considerable. Fue galardonado con la estrella de bronce de Estados Unidos en 2006. (http://nick-lipscombe.net/)

_________________________________________________________________________________

Fuentes:

1- "Wellington in Spain. A Classic Peninsular War Tour". 12 a 19/09/2018 - Nick Lipscombe©, para "The Cultural Experience"
2- "1809: La Campaña del Tajo. Lecciones todavía vigentes" - José Luis Calvo Albero, Biblioteca GESI, 2014
3 - http://www.voluntariosdemadrid.com/regimientos/caballer%C3%ADa-del-rey/
4 - https://cavalrytales.wordpress.com/2012/07/25/ware-ditch-the-23rd-light-dragoons-at-talavera/
5 - https://en.wikipedia.org/wiki/Robert_Craufurd
6 - https://www.academia.edu/3094672/La_Batalla_de_Talavera_27-28_de_julio_1809_Un_paisaje_para_la_memoria
7 - "El Ejército de Extremadura en la Guerra de la Independencia (1808-1811): Bosquejo histórico" -
Manuel Rubio Andrada y Francisco Javier Rubio Muñoz. - http://www.chdetrujillo.com/el-ejercito-de-extremadura-en-la-guerra-de-la-independencia-1808-1811-bosquejo-historico-2/
8 - https://www.napoleon-series.org/military/virtual/c_almaraz.html

Imágenes:

a) - Imagen optimizada modificada a partir de original By Benjamín Núñez González - Own work, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=60087822
b) - https://i.dailymail.co.uk/i/pix/2015/06/20/11/29CA2D4100000578-3132154-image-a-48_1434797978247.jpg
c) - Fotografías del autor.
d) - https://s.libertaddigital.com/2014/04/29/1280/720/fit/bailen-caballeria.jpg
e) - "Wellington in Spain. A Classic Peninsular War Tour". 12 a 19/09/2018 - Nick Lipscombe©, para "The Cultural Experience"
f) - https://jet.com/product/detail/4d1ad0f4a3fd45119054fa89f101f253
g) - http://www.chdetrujillo.com/el-ejercito-de-extremadura-en-la-guerra-de-la-independencia-1808-1811-bosquejo-historico-2/
h) - By Frederick Warne & Co - William Francis Patrick Napier, History of the War in the Peninsula and in the south of France from 1817-1814, 1890., Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=52120250